DE INTERÉS PÚBLICO (IV): Salud, educación, agua y saneamiento para todos:

 

Este es el cuarto y último extracto del informe de Oxfam, que lleva este nombre, y que como les comento en resúmenes anteriores, les aconsejo que lo lean (gratuitamente pueden descargarlo en la Web de Intermón Oxfam) en su totalidad, pues los datos son realmente interesantes.

 

Resumo ya, la última parte:

Algunos países como Kenia, han logrado la educación primaria gratuita para todos, con lo que se han beneficiado 1,2 millones de niños de dicho país, muchos de ellos, niñas.

Sin embargo, gran parte de los países en desarrollo, han fracasado y no pueden dar a sus ciudadanos educación básica, atención sanitaria, agua y saneamiento para todos, por lo que los gobiernos de esos países, deben:

  • Cambiar la agenda política.
  • Luchar contra la corrupción y establecer mecanismos de rendición de cuentas.
  • Fortalecer las capacidades del sector público.

  • Luchar por la igualdad de la mujer, y

  • Garantizar el derecho a los servicios, eliminando su cobro a los usuarios.

Ver cómo algunos países en desarrollo avanzan en sus políticas sociales, sirven a otros de acicate para cambiar dichas políticas sociales, para que los más pobres, tengan acceso a los servicios esenciales, cosas que las personas esperan como un derecho.

Dependiendo de las elites de los países en desarrollo, así son más proclives a servicios sociales o no; por ejemplo, a las elites agrícolas, les interesa tener una mano de obra barata, mal retribuida y analfabeta, que no se asocie contra el empresario, quien suele tener una relación casi feudal con sus asalariados; por suerte, a medida que se urbanizan las zonas, esto desaparece.

Por fortuna, las elites actuales prestan bastante atención a la educación, aunque no tanto a la sanidad, el agua y los saneamientos.

Si de los servicios públicos no se pueden beneficiar también los ricos, es muy probable que terminen desapareciendo, pues las clases sociales privilegiadas, no los subvencionarán, por lo que es mejor hacer servicios con carácter universal, para toda la población, como sanidad gratis para todos, con lo que a los ricos no les importan tanto que les suban los impuestos para subvencionar éstos, pues también ellos se beneficiarán.

Hay que promocionar la participación de las mujeres y las niñas en todos los sectores, para llegar a la igualdad de oportunidades.

Cuando hay mujeres profesoras, se ve que las niñas siguen sus estudios de secundaria más que cuando existen menos mujeres en dichos puestos. También si en centros sanitarios trabajan mujeres, a ellas acuden más mujeres y niñas, a preguntar y solucionar sus problemas de salud, que si solo existen hombres, aunque sean también gratuitos.

Se ha pues, de promocionar el empleo de las mujeres en estos trabajos.

Están protegiendo más a las mujeres y a las niñas de los abusos, tanto en los trabajos como en los hogares. El que se encarcele a profesores y alumnos que han provocado violencia de género, hace que las mujeres y niñas denuncien más los abusos, pues piensan que les van a hacer más caso y que la violencia no quedará encubierta.

Cuando el estado trabaja conjuntamente con los movimientos de las mujeres, se obtienen mejores resultados para las mujeres, que cuando cada uno trabaja por separado. Está esto demostrado, y este informe que resumo, da varios ejemplos de ello en distintos países.

Cambiando las leyes para promover la igualdad y los derechos de las mujeres, se consiguen mayores cotas de participación en la vida pública de las mujeres, con lo que también se tratan más los problemas de las mujeres; por ejemplo, en India, se ve que donde el gobierno tiene más mujeres, existen más letrinas y mejores instalaciones de agua para las castas más bajas de ese país.

Cuando el pueblo se alfabetiza, incluidas las mujeres, éstas se cuestionan ciertas cosas que antes se daban por normales, con lo que a veces se cambian las creencias, si éstas se consideran erróneas.

Cito textualmente: “Eliminando el cobro de la educación y la sanidad básicas en 20 países africanos, se podría salvar la vida de 250.000 niños y niñas cada año”.

Una vez se hacen gratuitos los servicios comentados en este informe, ya luego es más difícil que otros gobiernos den marcha atrás, pues son muchas las ventajas de la gratuidad de los mismos, sobre todo para los pobres. Claro que para la gratuidad de la educación y la sanidad, hay que hacer políticas en las que los costes se puedan pagar por los estados.

En algunos sitios se pagan seguros sanitarios comunitarios, en donde por una pequeña cantidad periódica, se tiene derecho a personal sanitario y medicamentos esenciales gratis o a muy bajo coste; pero hay veces que los más pobres ni siquiera eso pueden pagar, y encima muchos que pueden pagar, no aceptan este sistema, por lo que no pagan, con lo que el estado debe hacer gratis la sanidad en los centros públicos, aunque les cueste mucho financiarlos.

El agua, como he citado en otros artículos de esta serie, sí debe cobrarse, pues es un bien escaso y hay que hacer tomar conciencia de ello; pero hay distintas formas de hacerlo, por ejemplo, en Sudáfrica, los primeros 6.000 litros son gratis, lo cual es el equivalente a 25 litros/día y por persona, el resto se paga; en otros sitios como en zonas de Brasil, los primeros 10.000 litros se cobran al precio de 4.000, etc.

La corrupción, depende de la sociedad, así si en ésta la ley no se cumple y no se tiene confianza en los organismos estatales, se puede dar la corrupción.

El estado debe impedir en sí mismo la corrupción, a lo que ayuda una democracia multipartidista, una prensa libre y una sociedad civil emergente; todas las cuales influyen en que se haga pública la corrupción y se condene a los corruptos.

El hacer que los trabajadores del sector público tengan unas buenas condiciones de trabajo, hacen que éstos sean más reacios a la corrupción que si no las tienen; de esta forma, las políticas sociales de los gobiernos, se cumplen mejor que si tienen por ejemplo un salario bajo, en cuyo caso serían más proclives al soborno.

De todas maneras, la corrupción es algo complejo que también se da en los países ricos y contra lo que todos debemos luchar.

Se debe dar a los ciudadanos el poder de controlar a los servicios públicos, pero no sólo a los que pagan, pues si no, los pobres no tendrían voz ni voto; no, toda la ciudadanía debe tener acceso al control de la corrupción.

El estado debe conseguir por todos los medios, que el trabajador se sienta orgulloso de trabajar en el sector público, ya que por ejemplo, si gana muy poco, la gente le dirá que por qué pierde el tiempo, por ejemplo en dar clases, si gana una miseria.

Aumentar el número de profesionales sanitarios y profesores, depende de varios factores y planificación a corto y largo plazo. Es preferible contratar a profesores y sanitarios con formación y experiencia, y luego, si sobran plazas, buscar a otros junto con los sindicatos; el objetivo debe ser que esos trabajos se profesionalicen plenamente en pocos años.

De todas maneras, la participación de la sociedad civil en el control de las organizaciones, solo ocurre en unos pocos países en desarrollo.

La forma de financiar la educación y la sanidad es a través de los impuestos, pero los ricos de los países pobres, muchas veces no los pagan, y si lo hacen, se las arreglan para pagar poco, con lo que no se pueden tener más servicios de calidad para ricos y pobres. En Sudáfrica por ejemplo, ponen fuertes multas a quienes defrauden impuestos.

Los países ricos deben donar con la finalidad de que el dinero sea usado en los servicios públicos de los países pobres; pero también se debe exigir rendición de cuentas, eficiencia y transparencia, cosas que no pueden existir en algunos países.

Aunque se prefiera esto que a invertir en proyectos, es posible que para algunas cosas, sea preferible la ayuda para proyectos.

La dependencia de la ayuda, no debe intervenir en el buen desarrollo de la democracia de los receptores, sino favorecerla.

Todos tienen derecho a emigrar, incluso los profesores y personal sanitario, pero hay que intentar que éstos no dejen sus puestos en los países de origen, en busca de mejores sueldos, sino darles posibilidades de que se desarrollen en sus propios países.

Los países ricos deben ocupar sus vacantes a base de personal del lugar, aunque les salga más caro formarlos que traerlos de fuera ya formados.

Si las personas con pocos estudios emigran, ellos pueden aumentar el dinero del país de origen, con las remesas que les mandan a sus familiares.

Hay unos 60 países, en los que posiblemente haya que cancelar la deuda externa; así por ejemplo, no se puede exigir a Bangladesh que pague la deuda, cuando tiene 50 millones de personas que viven con menos de un dólar al día; otro ejemplo es Sudáfrica, donde 11.700 millones de dólares, son los intereses de la deuda que contrajo en la época del apartheid.

Los compromisos de ayuda, deben ser a largo plazo, para que los países pobres que vayan bien encaminados, no ponerles (y cito textualmente): “políticas económicas perjudiciales, como privatizaciones inadecuadas o una liberalización comercial rápida e indiscriminada, como requisito previo para recibir ayuda”.

El Banco Mundial, debe, con su influencia, hacer que los pobres, no paguen por usar la sanidad y educación básica.

Hasta aquí llega el resumen de este interesante e instructivo informe de Oxfam; les recomiendo su lectura completa, al que pueden acceder, repito, en la Web de Intermón Oxfam.

Saludos cordiales:

Servando Blanco.

 

2 Responses to “DE INTERÉS PÚBLICO (IV): Salud, educación, agua y saneamiento para todos:”

  1. me parece impresionante la aportación humanitaria que ustedes hacen, soy promoviente también de ayudas humanitarias en una región muy vulnerable localizada en la frontera mexico-guatemala, donde la pobreza ha alcanzado niveles críticos, y es presisamente por falta de atención y acciones de las autoridades, la corrupción en las administraciones gubernamentales es madre de todos los males que padecemos en alimentación, educación o saneamiento ambiental. Quisiera establecer contacto con su ONG y recibir su respetable y valioso apoyo para solventar algunos de estos males que padecen mis hermanos.

  2. Servando Blanco Déniz dice:

    Yo soy Servando, el que escribo en este blog, pero soy sólo un voluntario, así que si quieres contactar con alguien de la ONG, mejor es que lo hagas con el director técnico en: angel.huelamo@farmaceuticossinfronteras.org donde te atenderán con más conocimientos de lo que yo te puedo decir.
    Muchas gracias por nostrar interés en estos escritos, un saludo:
    Servando Blanco

Leave a Reply

*

Captcha Garb (1.4)

Spam protection by WP Captcha-Free