MENUDENCIAS 366 (7/6/21 al 13/6/21)

MENUDENCIAS 366 (7/6/21 al 13/6/21)

Aquí tienen la semana 366 de esta serie titulada Menudencias, que no es otra cosa que yo escribir a diario sobre cosas que me ocurren, veo, leo, oigo, barrunto, hablo, pienso, deduzco, etc., en definitiva, de todo un poco. Pero que subo el total (de nueve a diez folios) al blog, una sola vez en semana.

Como siempre, cuando pongo algo entrecomillado es porque lo he puesto tal cual estaba en la fuente original. Y si lo pongo tal cual, es porque para mí lo que dice y en el tan corto espacio que lo dice, no tiene desperdicio. Espero que algo les estén gustando estos escritos míos. Muchas gracias por leerme. Ahí van:

 

[Lector, verá que en el blog faltan los escritos de cinco años (cerca de 300 posts), desde mayo de 2012 hasta noviembre de 2017. Todavía no tengo claro qué hacer con ellos. Disculpen las molestias y muchas gracias].

7/6/21

No es lo mismo leer una novela como las de Robin Cook (que uno las lee de un tirón, en donde yo casi me aseguraría a afirmar que este escritor no ha leído demasiados clásicos, aunque me encanta, sobre todo la parte en la que habla de temas médicos), que una novela más rebuscada y elaborada como las de Dan Brown (de ninguno de los sé gran cosa de su vida, privada y pública, me refiero). Aparte de esto el primero es médico, aunque no creo que sea hoy día un gran médico, ya que es un gran escritor que ha escrito yo creo que más de treinta novelas, mientras que Dan Brown solo ha escrito unas siete o por ahí. Del primero me habré leído unas siete u ocho novelas y del segundo voy por la cuarta. El primero son thriller médicos, y el segundo son de temas variados, aunque casi siempre sobre el arte antiguo y en la novela Origen sobre el arte actual veo que trata.

Aunque a veces me da vergüenza leer a Robin Cook en la guagua (el autobús), pues muchas veces se pone a hablar como los chorizos de los traficantes mafiosos, o sea los gorilas que solo piensan en dar leña y asesinar a la gente, los cuales siempre usan un lenguaje similar que como digo me da vergüenza que me vean leyendo esas cosas tan simples y llanas, pues se me transparenta en el aura, pues de normal voy leyendo en dichos medios de transporte que son los más usuales en mí.

De Dan Brown me ha encantado El símbolo perdido y Ángeles y demonios, el segundo me había gustado horrores, pero luego cuando leí el primero que cito, vi que también me gustaba mucho donde aprendí que los masones son gente buena y trabajadora, y lo más importante, creen en Dios al que llaman el Gran Arquitecto del Universo. Nunca había oído este nombre, pero la verdad es que me encantó cuando la leí. Fue menos intrépida que la segunda, pero se me ha fijado más en la retina el de los masones, pues es un tema que siempre me había atraído, aunque casi no había leído nada escrito, ni sabía casi nada de ello. La de Ángeles y demonios, también me encantó.

En teología pasa lo mismo que con todo, que al principio hay que empezar por la base, así no se debe uno leer de entrada una Biblia muy compleja como La Biblia de Jerusalén, sino una más sencilla como la Biblia Sudamericana en letra grande. Yo la primera que me leí fue la Reina Valera, o sea, la de los evangelistas, aunque cuando fui a comprarme una a la Librería del Obispado, pedí asesoramiento a una persona que había por allí (creo que era un cura) y me aconsejó la Sudamericana, por lo que de nuevo volví a leérmela entera y ya tras varios años, leyendo otras muchas Biblia, encontré la versión de La Biblia de Jerusalén en cuatro tomos más el vocabulario bíblico, de la Editorial Folio. Varios años antes me compré la versión de ésta última dicha en un CD, que era una auténtica maravilla, pero el cambio de sistemas operativos de Windows, me han dejado dicho CD inservible, de ahí que cuando la conseguí en cuatro tomos, supe que estaba de nuevo de enhorabuena.

 

8/6/21

He estado otra vez ingresado en el hospital pues mi familia se ha estado metiendo en mi vida privada de forma escandalosa y me ingresan cada vez que les da la gana, y ya me tienen harto pues creo yo que van ya 37 ingresos en total y esto es un pasotón total, pues los que me conocen saben que lo mío ni es esquizofrenia ni nada que se parezca, lo cual pueden comprobar leyendo el libro De los locos, locuras, gratis por internet al teclear mi nombre completo (lo tienen más abajo) en Google.

Allí les dije a algunos médicos y enfermeros que la Clozapina (Nemea®, Leponex®), cuando se retiraron las benzodiazepinas en el 2001 (para saber más de esto, lean mi escrito en este mismo blog, titulado: BZD, Mi Opinión), pues se volvió a comercializar, ya que seguramente era el mejor hipnótico conocido, de ahí el que se volviera a comercializar, pues ya estaba libre de sospecha, aunque por ser peligroso con las benzo, cuya asociación prohíbe la Ficha Técnica (y casi todos los que toman Clozapina toman también Benzodiazepinas), esto era el motivo por los que se hacían estos análisis (hemograma) cada mes, los cuales habían de enviar a la AEMPS, para su control por gente preparada (entrenada), como dije.

Hay una cosa curiosísima, antes de entrar en siquiatría a finales de abril oí que la Clozapina dejaba de ser un medicamento de ECM, por lo que cuando llegué a mi casa, lo miré por internet y vi que la AEMPS decía que ya este medicamento dejaba de ser de ECM, por lo que miré un envase recién comprado de Nemea® y vi como en efecto, el Nemea® dejaba de catalogarse como tal, pues no ponía estas siglas por ninguna parte, ni siquiera en la esquina superior derecha, junto al Código Nacional (CN), por lo que enseguida miré un envase antiguo que tenía también en mi casa y vi que éste sí ponía ECM donde he dicho. El 31/5/21 compré otro Nemea® en la farmacia y cuál no será mi sorpresa que veo que el Nemea® está otra vez catalogado como ECM, por lo que miré la fecha de caducidad y en efecto el que no ponía nada de esto, es su fecha de caducidad el 01-2024 mientras que el Nemea® nuevo, viene con fecha de caducidad 03-2024, con lo que estoy por pensar si en realidad vivo en un país democrático y libre o en una dictadura donde a mí no se me permite ver la realidad tal cual es, sino que están todos empeñados en que no sepa nunca la verdad o si así me vuelven loco, o si así hacen que yo haga las cosas mal (y por tanto pierda credibilidad), o qué coño significa esto. Ahora es 31/5/21, pero voy a subir este escrito un poco más tarde, para dejarlo en reposo y a ver qué ocurre. Cuál es el auténtico motivo de este choteo con mi buscador de internet, es por mí y si es por mí, qué choteo es éste que un ciudadano español tenga tanta desventaja con respecto al resto de usuarios de internet.

La misma Clozapina, puede provocar estreñimiento grave, y por este estreñimiento se pueden generar distintas enfermedades graves que podemos encontrar también en la Ficha Técnica de dicho medicamento. También he pensado, aunque no lo he leído en la ficha técnica sino en másteres que he hecho, que el estreñimiento provoca compactación fecal, la cual hace que la microbiota colónica mute y se transforme en cancerígena, la que a su vez producirá sustancias cancerígenas, mientras que con una alimentación adecuada, equilibrada y satisfactoria y sin estreñimiento, daría dicha microbiota sustancias beneficiosas para el organismo humano. Esto lo puede acarrear cualquier estreñimiento importante de ahí que mucho más el estreñimiento grave. Si el fármaco provoca estreñimiento grave, yo creo que lo más indicado es reemplazarlo por otro y ya está. Si lo que deseamos es el efecto hipnótico y no se consiguen con las benzodiazepinas, pues lo oportuno sería usar la Lyrica® (la Pregabalina), que es el ansiolítico más eficaz conocido, y como el insomnio se debe generalmente a ansiedad (que es el uso que se da la Lyrica®), pues quitada ésta, Santas Pascuas. El estreñimiento provoca pereza intestinal, o sea que no se puede ya defecar sin el uso de laxantes, los cuales deben usarse siempre por un momento puntual (aunque casi todo el mundo abusa de ellos), pues si no se depende de ellos para defecar.

 

9/6/21

Hace varios años, fui a El Corte Inglés a comprar varias cosas, por lo que en la primera compra cuando fui a pagar en la caja, el cajero me dijo que la tarjeta estaba caducada, por lo que le di otra que no lo estaba. No lo hice adrede, sino que estaba caducada, aunque en el cajero automático de un barrio, la solía usar y valía. Luego fui a la joyería a comprar un crucifijo de oro (eran otros tiempos, pues ahora esto me es casi imposible), y cuando llegué, enseguida saltó la alarma en toda la joyería y parte de fuera de ella. Pagué con la otra tarjeta. Luego fui al Corte de enfrente, y cuando entré, me di la vuelta y vi al de seguridad, hablando por teléfono y mirando hacia mí. O sea, tienen vigilada toda la zona cercana. Allí iba a comprar un libro de Frank McCourt y la Biblia de Jerusalén, y pude ver que todos los establecimientos están llenos de cámaras ocultas para que el cliente no se dé cuenta que está siendo observado por personal de estos establecimientos.

 

Hasta aquí por esta semana. Espero que algo les estén gustando estos escritos míos y que les sirvan de algo, como por ejemplo para pasar el rato.

Saludos cordiales:

Servando (Blanco Déniz).

Como siempre acabo con una enseñanza que podemos encontrar en la Biblia lo que dice que el Señor proveerá. O sea, que no debemos preocuparnos de qué comeremos o qué vestiremos, sino trabajar de duro y seguir adelante, para que cuando el Señor llegue, no nos vea durmiendo ni ganduleando o de farra, sino siempre activos en favor de una buena causa.

Leave a Reply

*

Captcha Garb (1.4)

Spam protection by WP Captcha-Free