MENUDENCIAS 356 (30/11/20 al 6/12/20)

MENUDENCIAS 356 (30/11/20 al 6/12/20)

Aquí tienen la semana 356 de esta serie titulada Menudencias, que no es otra cosa que yo escribir a diario sobre cosas que me ocurren, veo, leo, oigo, barrunto, hablo, pienso, deduzco, etc., en definitiva, de todo un poco. Pero que subo el total (de nueve a diez folios) al blog, una sola vez en semana.

Como siempre, cuando pongo algo entrecomillado es porque lo he puesto tal cual estaba en la fuente original. Y si lo pongo tal cual, es porque para mí lo que dice y en el tan corto espacio que lo dice, no tiene desperdicio. Espero que algo les estén gustando estos escritos míos. Muchas gracias por leerme. Ahí van:

 

[Lector, verá que en el blog faltan los escritos de cinco años (cerca de 300 posts), desde mayo de 2012 hasta noviembre de 2017, lo cual se debe a que hubo problemas a la hora del cambio de web hace cosa de un par de años. Todavía no tengo claro qué hacer con ellos. Disculpen las molestias y muchas gracias].

30/11/20

El gran y buen Padre Ángel, el fundador y presidente de la ONG: Mensajeros de la Paz, dijo que en sus comienzos pidió a Franco un dinero para que le ayudara en su ONG, quien parece que le dio algo así como mil pesetas o similar, por lo que se lo iba a devolver, pero creo que fue un cardenal el que le convenció de que no lo hiciera, por lo que entonces enmarcó el billete y lo tiene creo que expuesto en su despacho (el del padre Ángel) si no me equivoco. Ese mismo cardenal, cuando le pidió él dinero creo que le dio unas cien mil pesetas de la época, lo cual no era poco. No recuerdo bien, pero era uno que conseguía algo de dinero a base de publicar libros y debe ser que con el dinero que conseguía se dedicaba a hacer obras de caridad, pues no me imagino a un cura viviendo en una mansión ni yendo a su trabajo en un Ferrari y menos en un Rolls Royce. Aunque me da que los cardenales en el Vaticano se mueven a base de limusina, según he leído en alguna novela y otros libros, pero no sé si será cierto, pues luego por el telediario se les ve llegar al conclave cuando van a elegir al papa, llegar en una mini guagua (un microbús) todos juntos. Así que lo que haya de cierto en lo dicho no lo sé.

Pero sí sé que algunos curas tienen muy buenos coches para sus desplazamientos, aunque no creo que se los paguen ellos, pues un cura cobra sobre los 900€/mes por siete años de estudios en el seminario. Aunque algún cura, según contaba Hans Küng en sus memorias, tenía un deportivo de muerte, pero está claro que era regalo de su familia rica e ilustre. Ese mismo teólogo (Küng), vive en una buena casa cuando va a su tierra natal, la cual me da que la heredó de su familia. También ha escrito infinidad de libros y no tengo ni idea de qué hace con todo el dinero de la venta de dichos libros, pero ya digo que intuyo que no los quiera para ir a comer a restaurantes de cinco tenedores (o tres estrellas Michelin) con sus amistades, que, entre otras cosas, muchos son de los más grandes teólogos del mundo, según se puede ver en su primer tomo de memorias titulado Libertad conquistada. Era un teólogo muy crítico con el papa y la curia, e incluso pasaron de permitirle dar sus charlas en las iglesias, y le retiraron la licencia para ejercer como profesor de teología en la Universidad de Tubinga, en la que tenía tres cátedras, pero según pensaba yo, ya esos problemas con la Iglesia se habían resuelto, pero por lo que he leído últimamente creo que todavía no se ha arreglado del todo este asunto, aunque no lo tengo claro del todo todavía.

 

1/12/20

A mi modo de ver en la última novela que estoy leyendo del gran y joven Javier Sierra, se le nota un mayor apego por el dinero y por los que lo poseen, así como las personas que rodean a esos ambientes como por ejemplo las viandas y todo lo que eso rodea.

Esto me ha parecido deducir de las tres o cuatro novelas que de él me he leído y de la que cuento esto es la de El fuego invisible de la que él dice que aparte de ser un bestseller, es un longseller. Al menos en las primeras 262 páginas que llevo leídas. Es mi humilde opinión, por ejemplo, respecto a Las puertas templarias y varias otras.

La novela está bastante bien (a mí me gusta mucho menos que otras como por ejemplo El ángel perdido), pero ya digo que se le nota un gusto más refinado, más que refinado un gusto por los mundos del dinero, pues recuerdo que aunque en Las puertas templarias habían algunos que eran más ricos, al final, la Iglesia que solo poseía una sala con ordenadores en donde trabajaban varios monjes, así como luego por ejemplo sus medios de transportes eran los más baratos y con menos lujos, ya digo que al final el bueno de la novela eran los de dichas ramas de cristianos, mientras que los más ricos eran los más malos o menos buena gente.

Y en esta novela que acabo de citar, por lo pronto parece que todos tienen gustos refinados, por todo, tanto por la buena cocina, como por los sitios caros y lujosos. Pero ya digo que ésta es mi opinión.

Los Testigos de Jehová, no creen que Jesús sea Dios, sino un dios con minúsculas, por lo que les he dicho a ellos entonces, si no es Dios, cómo es que su número siendo el 3 (30 años, 33 años, al tercer día resucitó, 3 reyes magos, 3 crucifijos, 3 clavos, 3 idiomas el INRI, etc., etc.), entonces cómo explica que el número de la Bestia, el 666 sean mezclas de tres, cómo si no es Dios se le llama entonces a la Bestia el 666. No me ha sabido responder Juan, el buen hombre (obrero de la construcción retirado) que viene a mi casa a darme un curso sobre la Biblia. Paciencia.

Para los toxicómanos creo que un remedio bueno sería tenerlos un buen tiempo del mono durmiendo con programas informáticos y luego un rato padeciendo el mono, para que así se les quite las ganas de seguir consumiendo tóxicos. Todo el tiempo durmiendo no, pues si no, no sabe lo que cuesta desengancharse y es muy posible que vuelva a recaer. Así pues, en monos, dormir bastante con dichos programas informáticos y otro buen tiempo sufriendo el mono, para que escarmienten y no vuelvan a consumir.

 

2/12/20

El estudio del cáncer ha pasado de considerar a las células cancerígenas normales de forma aislada, a saberse que dichas células cancerígenas se valen del resto para reclutarlas para determinadas acciones, como por ejemplo para irrigar los clones celulares cancerígenos. Así pues, se ha pasado de algo aislado a considerar todo el estroma celular como participante del cáncer. Con lo cual las otras células también serían dianas farmacológicas. Así pues, al no considerar el cáncer como algo aislado, se plantean, también usar otras células como dianas farmacológicas en el cáncer.

Está claro que el objetivo primario de la farmacoterapia antineoplásica es la curación. Lo cual conlleva la eliminación total de las células antineoplásicas, lo cual se puede hacer por varios métodos.

Cuando la curación no es posible, el objetivo es aumentar la calidad de vida, aumentar la supervivencia y el control de los síntomas.

Lógicamente la falta de selectividad da lugar a muchos efectos adversos en otras células del organismo. Por lo cual hay que disminuir la dosis, o retrasarla o incluso suprimirla. Algunas de estas cosas pueden crear a veces resistencias a los fármacos y revertirse por tanto el cáncer.

Los antineoplásicos se caracterizan por eliminar una proporción en lugar de una cantidad fija de fármacos. Así pues, una cantidad determinada de fármaco nunca podrá eliminar más cantidad que la eliminada previamente, a lo sumo se parece o son menores las células eliminadas. De ahí que se haga muy difícil eliminar la “última célula”. Aparte de esto, en dichas células tumorales permanecen intactas la capacidad de revertir el cáncer, por mantener intacto su desarrollo anormal y pueden pues hacerse resistente por tanto al medicamento en cuestión y revertir el cáncer.

 

3/12/20

Hace meses, en misa el cura dijo que cuando fuéramos a tomar la comunión, que por el coronavirus no la tomáramos directamente en la boca, sino que nos la depositaran en la mano y luego con nuestras manos, la pusiéramos en nuestra boca. Que lo hiciéramos sin problemas, porque Jesús en la última cena no les puso el pan a los discípulos en la boca, sino que dijo, tomad y comed todos de él, porque este es mi cuerpo… y lo partió y lo dio a sus discípulos, pero no se los puso en la boca. Encima también dijo el párroco, que la forma de dar la comunión los primeros diez siglos era así, o sea se ponía el trozo de pan ázimo en la palma de la mano del feligrés y éste lo introducía en su boca… de lo que se entera uno, y yo siempre la tomaba directamente en la boca, de la mano del oficiante a mi boca, por creer que era de más cristiano, y como soy tan alto de estatura, pues medio me escarranchaba para que llegara bien el que me la introducía en mi boca y no tuviera que estar subiendo las manos… nunca te acostarás sin saber algo nuevo.

Cuando estaban en el monte y Jesús se transfiguró, y aparecieron dos, por lo que San Pedro le dijo a Jesús que si quería él preparaba las tiendas para Moisés, Elías y Él, mientras se oía una voz que decía, este es mi hijo amado, háganle caso… o algo así, pues no recuerdo la cita exacta, pero a lo que iba, vamos a suponer que San Pedro conociera a Elías, pues Jesús había dicho en otro pasaje que Elías fue San Juan Bautista, pero ¿cómo sabía que el otro era Moisés, si antes nadie sabía cómo eran sus antepasados pues no existían ni fotografías (menos películas), ni pinturas fidedignas ni nada? Son cosas que no me explico.

Dios no gobierna el mundo, sino que lo gobierna Satanás. Así en el desierto, cuando el demonio tentó al Señor, le dijo que, si lo adoraba, le daría en posesión todos los reinos de la tierra y todas las riquezas… con lo que entonces dichos reinos y riquezas son del demonio.

También está lo que dice la Biblia que las cosas del Señor no son las de este mundo, o sea la fama, el dinero, el sexo, el poder, etc. Aunque el papa tiene bastante fama y poder, las otras dos cosas no, pero las dos citadas sí, así que no sé. Lo mismo otros líderes religiosos. Aunque muchas cosas sean debatidas con la curia y aceptadas por consenso, intuyo que en ciertos casos el papa es el último que tiene la palabra y luego toda la curia y los fieles deben aceptar lo que el papa dice.

También está la infalibilidad del papa, o sea lo que él dice es palabra de Dios según él y en esto tampoco caben negaciones. Para mí el papa es humano y por tanto está sujeto a error y a equivocarse y por tanto puede fallar como cualquier humano y por tanto no creo en la infalibilidad del papa, ni de broma.

Muchos papas lo han hecho fatal y ha habido que tragar todos los fieles y toda la curia con lo que éste decía y hacía. Un ejemplo lo tenemos en el libro del gran genio Erasmo de Roterdam: Julio II excluido del reino de los cielos, donde se ve perfectamente cómo a este papa sólo le interesaban las guerras, el poder y amasar riquezas, y mandó por ello a muchas personas a la guerra por sus ansias de riquezas y poder. Cómo puede decir la gente que los papas son infalibles, ni de coña para mí, vamos, esto está claro.

 

Hasta aquí por esta semana. Espero que algo les estén gustando estos escritos míos y les sirvan de algo como por ejemplo para pasar el rato. Muchas gracias por leerme.

Saludos cordiales:

Servando (Blanco Déniz).

Esta semana no acabo con una enseñanza que encontremos en la Biblia pues ya he hablado bastante sobre teología a lo largo de estos días. Gracias.