MENUDENCIAS 352 (9/3/20 al 15/3/20)

MENUDENCIAS 352 (9/3/20 al 15/3/20)

Aquí tienen la semana 352 de esta serie titulada Menudencias, que no es otra cosa que yo escribir a diario sobre cosas que me ocurren, veo, leo, oigo, barrunto, hablo, pienso, deduzco, etc., en definitiva, de todo un poco. Pero que subo el total (de nueve a diez folios) al blog, una sola vez en semana.

Como siempre, cuando pongo algo entrecomillado es porque lo he puesto tal cual estaba en la fuente original. Y si lo pongo tal cual, es porque para mí lo que dice y en el tan corto espacio que lo dice, no tiene desperdicio. Espero que algo les estén gustando estos escritos míos. Muchas gracias por leerme. Ahí van:

 

[Lector, verá que en el blog faltan los escritos de cinco años (cerca de 300 posts), desde mayo de 2012 hasta noviembre de 2017, lo cual se debe a que hubo problemas a la hora del cambio de web hace cosa de un par de años. Todavía no tengo claro qué hacer con ellos. Disculpen las molestias y muchas gracias].

9/3/20

El 12/3/20 mi hermana Maru (María Eugenia, la segunda, tras Saso) me sigue bombardeando con picores por todo el cuerpo. He tenido que volver a tomar Ebastel® pues todas mis hermanas y mi cuñado Pepe Armas Barber, se han pasado provocándome picores de vez en cuando por todo el cuerpo. Yo con esto acabo en breve, y si tardo un año, seguiré ese año escribiendo en este blog todas estas cosas. Siento estas cosas lector, pero es lo que hay. Siga leyendo por favor. Gracias.

También mis hermanas desde hace bastante más de dos años, cada vez que me masturbo, me duermen más de doce horas, como castigo… y después se las dan de muy liberales. Si quieren saber más sobre estas cosas y sobre lo que cuento este primer día, léanse en este mismo blog, el post titulado: Mis hermanas.

Como les digo, mis hermanas son increíbles, así desde que subí el Menudencias 351, están suavecitas conmigo, durmiendo poco, con buena calidad de vida, nada de estarme cayendo de sueño a toda hora, ni malas sensaciones que cuento aquí en este blog, en el escrito titulado Mis hermanas, ni fatiga física ni intelectual (otras muchas veces me noto derrotado por completo físicamente sin motivo alguno), pero resulta que estaban esperando a que pasaran los días y dejaran de estar estas cosas frescas en el blog, para volver a descargar su metralla contra mí, incluido el ingresarme en centros siquiátricos, de ahí que siga subiendo este primer día, hasta conseguir mi objetivo (a lo mejor tardo un año, pero al final lo conseguiré), o sea firmar ante notario que no me ingresen en centros siquiátricos (para saber la verdad sobre esto lean De los locos, locuras gratis por internet), que duerma el tiempo que yo desee siempre, y que nunca más me provoquen las sensaciones tan desagradables y muchas veces invalidantes como las que cuento en este primer día y en el post titulado Mis hermanas y un sinfín de ellas que ni me acuerdo, ni he apuntado en estos dos sitios. Decirles que con frecuencia como leerán me tienen durmiendo de quince a diecisiete horas (y más que me tuvieron durante diez años), y espero que esto pronto se acabe, de ahí mi súplica de este primer día. Como ven casi todos son cosas contra mi voluntad, por lo cual es posible que sean delitos incluso con penas de cárcel. Muchísimas gracias, que Dios se los pague.

Hoy mismo (11/3/20), mientras estaba en Cáritas y empezó mi hermana Saso (la mayor) a controlarme informáticamente (lo cuento en Mis hermanas) empezó a putearme con picores por todos lados, por lo que le dije que se lo tendría que decir a mi doctora de cabecera y como entonces el Ebastel® (esto me lo prescribió el médico de urgencias) no funciona debería ir a hacerme análisis de sangre y no quiero por el coronavirus (pues ya tengo un montón de citas con sanitarios este mes y el que viene) (del coronavirus hablo un par de líneas en este Menudencias, en el segundo día), y entonces algo paró, pero luego en la calle algo volvió otra vez (y por la noche han vuelto otra vez). Fui a hacer la compra al Spar (todo carísimo, por lo que no compré sino la mitad de lo pensado), y cuando llegué a mi casa y estaba almorzando le dije que por qué no les hacía estas cosas a sus hijastros, sobre todo el que es un alto ejecutivo (creo que se llama Juanjo) y se añurgó y dijo que no (ellos son intocables, no sé si porque su marido le hará algo [no sé el qué], o porque su hijastro tiene dinero y se lo puede devolver, o no sé por qué siempre el único puteado de toda la familia soy yo y como les digo me sigue puteando a toda hora) (todo esto mentalmente por procedimientos informáticos). Lo mismo cuando le dije que le encerrara en centros siquiátricos, lo durmiera al tope a diario y que sus dispositivos electrónicos ni la nevera ni la tele ni nada funcione bien cuando les da la gana a ellos… o un ataque de pánico incluso hace cosa de un año que me provocaron durante un examen online del último máster que he cursado y que por qué no se lo hace en su trabajo, por lo que dice que yo estoy loco y que a él no (por qué él no y yo sí, no tengo ni idea, vuelvo y digo, pero cuando le digo que porqué me hace tanto mal y a ellos no [su hijastro, su marido y Vargas Llosa], si porque ellos son ricos y poderosos, dice que sí, que es por esto; pero el auténtico motivo todavía no lo sé). Y eso que saben que pueden tener cárcel por todas estas cosas y como les dije, están esperando que pase estas cosas y se olvide para volver a putearme al tope, dormirme, ingresarme, etc.

 

Ahora (por la tarde, después de almorzar) es mi cuñado Pepe el que sigue martirizándome con picores por todos lados y ralentizándome horrores el ordenador, y mientras sus nenes también intocables.

Por favor: ¡¡¡Necesito ayuda!!! Gracias.

 

Lector si se ha leído el Menudencias 351, puede pasar de leer el primer día de este Menudencias 352, pues es prácticamente igual (salvo alguna que otra corrección y varias matizaciones), pero los voy a seguir subiendo a este blog, hasta alcanzar mis objetivos dichos con mis hermanas y mi cuñado Pepe Armas Barber. Si no se lo han leído, les ruego encarecidamente que se lo lean. Gracias.

Ahí va lo de D. Mario Vargas Llosa y un cuñado mío famoso:

“He estado avisando a mi hermana la mujer de mi cuñado el escritor que si sigue así iba a escribir lo que me está haciendo para que no me moleste a mí con estas cosas, sino que se las haga a su marido (Juancho Armas Marcelo) y a su jefe y gran amigo el Sr. D. Mario Vargas Llosa, pero sigue y sigue molestándome como con sialorrea continua, de tal forma que estoy en el trabajo cayéndoseme la baba de continuo e incluso me manché toda la ropa con lamparones blancos por la baba y me dijo que eso no importaba que yo no tenía que ver a nadie importante.

También que por qué no los duermen de continuo a ellos como a mí me han tenido (treinta y un años años), y un sinfín de cosas como hoy también moqueándome de continuo, o con movimientos involuntarios de los pies, temblándome tanto apoyado en el suelo como los pies cruzados.

Que se los hagan en sus trabajos, en sus conferencias por el mundo y en las entrevistas en los medios de comunicación, pero como ella no lo va a hacer, pues pido a alguien si por favor se los pueden hacer a ellos, incluido si pueden al gran D. Mario, pues aunque después de todo él es sólo su amigo (y jefe de su marido), sospecho que con él es la única forma de detenerla (y con ella al resto de mis hermanas y otro cuñado llamado Pepe Armas Barber), que se lo hagan a estas autoridades también de continuo, a ver si su marido entonces la llama al orden. Y también a su marido en sus múltiples charlas y entrevistas, para que vea lo denigrante que es eso. Por favor le pido a alguien que tenga acceso a estos programas informáticos (los pueden comprar a distintos precios por internet) si los pueden hacer, se los pediría en el alma, pues ni aún, amenazándola de que lo voy a escribir, para de hacerlo. Yo no lo puedo hacer pues no tengo ni dinero ni tiempo (intento llegar a genio y cobro una pensión de 697€/mes). Ahora mismo, mientras esto escribo, me estoy babeando por completo, y lleva todo el día interrumpiéndome (hasta que he empezado a escribirlo) en lo que estoy haciendo dando ella su opinión de todo lo que hago, pienso y digo (todo esto, mentalmente por dichos procedimientos informáticos). Por favor si alguien supiera también alguna otra forma de poner fin a esto, si me lo pudiera decir o hacer, se lo agradecería infinitamente. Si escribo esto es porque llevo cerca de treinta y un años de tortura sicológica y todavía siguen, por favor se los ruego. Siempre con cosas distintas.

Puesto que tanto quiere a su marido que le haga todo a él también y a su gran amigo D. Mario pues después de todo yo solo soy el hermano. Como ven hay amores que matan.

O se imaginan que le hicieran al gran D. Mario en sus charlas y entrevistas como si tuviera el mono del alcohol, pues se le notaría al tope a través del aura, como se me nota a mí, bien cuando estoy delante de algunas personas, o bien en misa mientras todo el mundo ve mi sufrimiento y piensan que estoy pasando el mono de algo (como me lo han hecho durante varios días durante los últimos meses: es agónico).

O se imaginan a mi cuñado o al gran D. Mario durmiendo mientras el servicio doméstico hace alrededor suyo las tareas de limpieza… a lo mejor les humillaba bastante, pues es lo que mi hermana Saso me hacía de continuo cuando me hacían la comida y limpiaban mi casa durante bastantes años.

O se imaginan despistadísimos tanto mi cuñado como el gran D. Mario en cualquier sitio al que vayan, como me hacen a mí cada dos por tres. Por favor, rogaría si alguien puede llevar esto a la práctica pues creo que el gran D. Mario Vargas Llosa es el único que puede parar esto.

He tenido que tomar Ebastel® (me lo mandó el médico de urgencias), pues me estaban provocando un montón de picores hasta el punto de hacerme daño al rascarme, y se imaginan a mi cuñado y a Vargas Llosa en sus charlas con picores continuos…

O que esté hablando y su aparato fonador no funcione y se atragante de mil maneras y que no pueda hablar porque así lo decide mi hermana que es lo que me suele hacer casi de continuo cuando hablo con mis hermanas (con las únicas personas casi que hablo algo más de lo poco que en mí es habitual). Se imaginan así en una de sus charlas por el mundo. O en múltiples, pues son múltiples las veces que me lo hacen, más bien de continuo. O por ejemplo una halitosis que tira para atrás, incluso delante de las compañeras del trabajo. Se imaginan que les hagan estas cosas a las autoridades dichas, y eso que según parece yo tengo más aura que el gran D. Mario. Lo que pasa es que soy farmacéutico (y muy pobre) y nosotros no somos conocidos, si no piensen en la infinidad de premios Nobel de medicina de cada año y nadie conoce a ninguno, salvo los de nuestro gremio.

Tengo también el caso en la reina (a la que le he hecho una súplica), pero no hay manera de detenerlas. Les he dicho que si empiezan a pasar de una infracción luego siguen y siguen y no hay manera, y en efecto siempre después siguen y siguen cada vez más, por lo que pido por favor si alguien puede poner fin a esta locura, se los estaría enormemente agradecido. Sé que si algo de esto se lo hicieran al gran D. Mario esta locura se paraba por completo, pues está claro que, si él se entera de esto, ponía fin al instante, pues él es intocable y yo solo tengo la escritura para defenderme, por lo pronto.

Le advierto siempre de lo que voy a hacer y primero dicen si haces esto me hundes y por tanto desaparece todo lo dicho aquí al instante, pero luego vuelven y vuelven y cada vez más, hasta que muchas veces tengo que llevar a la práctica lo dicho porque si no, no hay manera. Y ni aun así paran, pues ya les digo que llevan treinta y un años así.

Primero habíamos hablado de firmar ante notario el que no me iban a hacer nada de esto ni ninguna otra cosa más, pero de nuevo volvió a ser mi hermana Saso la que convenció al resto de mis hermanas para que no fuéramos ante el notario, por esto es por lo que como sigue la cosa, por lo que digo esto, a ver si su marido y el gran D. Mario ponen fin a esta locura.

Intento llegar a genio y con tantas interrupciones me es imposible. Gracias. Se los agradecería en el alma.

Cuando amenacé a mi hermana Saso, la mayor con subir estas cosas al blog, al instante todo se calmó y empecé a dormir menos y sin babas y sin picores, pero como la cosa ha vuelto a arreciar, pues aquí estoy publicando estas cosas, que publicaré tantas veces como haga falta, a ver si llega por fin a oídos de mi cuñado el escritor y a los de D. Mario y se pone fin a esta locura que como les digo dura más de treinta años.

Parece que mi cuñado Pepe Armas Barber, es el último que ha estado incordiándome con picores desde que estoy tomando el Ebastel®, y le he dicho que lo voy a escribir en el blog y primero para, pero luego vuelve y vuelve, lo mismo le he dicho que lo voy a poner también en este escrito y al principio se paran los picores por completo, pero luego insiste e insiste con los picores, por lo que pido por favor si alguien pone fin a esta locura. Gracias.”

 

10/3/20

Si las previsiones de la OMS son ciertas, hace unas semanas, dijeron que se preveía que el coronavirus provocaría en los casos graves el doble de muertes que la gripe común, o sea que si en Canarias (España) mueren unas quince o veinte personas cada año por la gripe común, esta temporada de este nuevo virus tan desconocido, causará unas cuarenta o cincuenta muertes, o sea el equivalente de una patera con inmigrantes.

En España mueren cada año por la gripe común unas dos mil personas (de los cerca de 47 millones de personas que vivimos aquí) y en el mundo un millón de personas (de los 7.7000 millones que somos) y por el coronavirus llevan muertas en el mundo unas cuatro mil y pico personas según parece.

Dice la OMS que es posible que sea la primera pandemia que se consiga controlar y que de ésta aprenderemos para pandemias más graves. Parece que en unos seis o siete meses se consiga la vacuna que esperemos que sea eficaz. Con las altas temperaturas muere el virus, por lo que es posible que en verano estemos libres de éste, pero si resurge, el rebrote no se sabe cómo será ni si mutará o sea si habrá que vacunarse cada año (como la gripe común) o a saber cómo va a mutar. Pero por lo pronto esto es lo que hay, pero al ser un virus nuevo pues no se sabe su comportamiento futuro. Posiblemente como en la gripe común, los que mueran serán los ancianos y los más deteriorados (sida, cáncer, ECV, etc.).

“Según la UNICEF cada 30 segundos muere un niño de malaria en África. Tres mil niños mueren de malaria diariamente en África, según un informe publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la UNICEF en el Día de la Malaria…” en 2003. Según refiere BBC MUNDO.com. Está claro que esto es porque ellos son pobres y por tanto no son negocio para los grandes de la Industria, pero como el coronavirus afecta a los niños mimados del primer mundo, pues ya incluso los grandes laboratorios han llegado a un acuerdo para compartir información (para la creación de una vacuna y antivirales) y eso que para ellos la información es mucho, mucho dinero, pero ya digo que esto lo pagan los gobiernos de los países ricos y por tanto hacen lo que sea para que nosotros vivamos tranquilitos en nuestras casas viendo la tele en pantallas de tropecientas mil pulgadas…

 

11/3/20

Solo con pintar la zona del cuerpo que se va a operar en el cáncer, se tiene un gran avance hecho, pues no es una cosa rara que se opere la zona que no es, así como un miembro equivocado… así pues con este simple gesto de pintar la zona que se va a operar, tenemos un gran avance hecho. O sea, antes de empezar a operar, hay que hacer como un checklist con el que vamos verificando si todo está bien, incluyendo la supervisión de la zona exacta que se va a operar, como digo.

Y luego otro checking (check-out) a la hora de cerrar las zonas abiertas, para evitar que se queden, por ejemplo, cuerpos extraños dentro y otras cosas, o sea para que todo salga a la mayor perfección.

En los centros médicos yo creo que en lugar de usar la morfina como analgésico potente (como ya he dicho en varias ocasiones), puesto que ésta provoca mucha adicción y otros problemas (como por ejemplo depresión respiratoria), lo mejor es usar programas informáticos, para quitar el dolor y dejar dormido al paciente, para que también pase el postoperatorio lo mejor posible y con el menor número de dolores… no hay que olvidar que hasta no hace mucho, no se usaba otro analgésico que el güisqui, y el resto era muy duro… y hoy ya ven que con la morfina se consigue mucho, aunque vuelvo y digo que las operaciones y mientras están en los centro sanitarios, mejor es usar programas informáticos para dormir y como analgésico, que sustancias adictivas y peligrosas.

El gran D. Mario Vargas Llosa, una vez fue convocado para una entrevista con el otro grande, D. Gabriel García Márquez, y el primero cogió un par de aviones y fue hasta donde era la entrevista, y el segundo le iba a dar un abrazo, pero en su lugar D. Mario le arreó un bofetón, está claro que porque debe ser que Márquez había hecho proposiciones deshonestas a su mujer. Luego volvió a coger otro montón de aviones hasta el lugar de donde había partido D. Mario.

Tanto defender a su ahora exmujer y acabar la vida con una mujer a la que para mí no le interesa más que la fama y el dinero. Y que por sí misma no ha hecho otra cosa que vender su vida pública y privada. Y cuidar su cuerpo. De hecho, le llaman la reina del papel cuché.

Una vez oí en una charla del gran D. Mario dar a entender que la gente estaba medio loca porque compraba el Hola y se lo leía, que él preguntaba a alguien que si le decían cómo evitar que dichas revistas hablaran de él que lo dijeran, para él llevarlo a la práctica…

A lo mejor lo primero que debía hacer es no salir con esa mujer que se caracteriza por ganar burradas para posar para esas revistas y parece que cobra un millón (de euros) por exclusiva… a lo mejor así no hablaban tanto de él y de ella. Haber salido con otra mujer que se dedicara a otra cosa, como por ejemplo con una registradora de la propiedad o una doctora, que a lo mejor otro gallo le cantaría.

 

12/3/20

Una vez una ONG me dijo de darme ellos una tarjeta de crédito y que le enviara mis datos, lo cual hice. Como veía que tardaban en contestarme, les llamé y vi que la chica que me atendía se apuraba porque no sabía cómo decirme las cosas, por lo que le dije, qué pasa, que no soy negocio y sonrió y me dijo que, en efecto, así era. Y me quedé otra vez flipando diciéndome que hay que ver que gano tan poco, que ni para las ONG soy negocio.

Hasta no hace mucho, los cirujanos, la levita con la que operaban, cuanta más sangre seca (o fresca) tenía significaba que más experiencia tenían y que por tanto mejores cirujanos eran. Y también cuando se veía pus en el paciente, se pensaba que la enfermedad iba evolucionando bien y por tanto la cosa marchaba.

En cambio, un cirujano que operaba en su casa, su mujer era una maniática de la limpieza y se veía que sus enfermos morían menos y el éxito de las operaciones era mayor. También algunos vaporizaban el ambiente con lejía y se veía que sus operados enfermaban menos.

Como ven la ciencia va (iba, ahora va mucho más rápido) pasito a pasito, y lo que hoy se piensa que es de una forma, mañana se da uno cuenta que es lo contrario.

De todo el plástico que se envía para reciclar, sólo se puede reciclar un 30% y el resto muchos lo queman, lo cual creo que no es legal. Hay muchos vertederos ilegales.

Otros muchos residuos se envían al mundo en desarrollo y por ejemplo los dispositivos electrónicos como los ordenadores se envían al tercer mundo y allí a golpe de martillazo extraen sustancias y partes muy caras para nuevos dispositivos electrónicos, pero que se las pagan a precio de saldo. Y luego también hay componentes tóxicos que se quedan allí, así como el resto de la carcasa y productos de los ordenadores y demás componentes.

Sí, los niños mimados del primer mundo. Ya lo dice la Biblia, los ricos tienen su recompensa aquí en la tierra…

 

 

Hasta aquí por esta semana. Espero que algo les estén gustando estos escritos míos y les sirvan para algo como por ejemplo para pasar el rato. Muchas gracias por leerme.

Saludos cordiales:

Servando (Blanco Déniz).

En la Biblia Jesús preguntó a sus discípulos, quién decía la gente que era Él, por lo que dijeron que unos que un profeta, y otros que Elías, por lo que les dijo que ellos qué decían, por lo que San Pedro le dijo que Él era el Cristo, por lo que le dijo que eso no se lo había comunicado nadie, sino su Padre que está en los cielos. Para mí también es el Cristo, como creo que queda claro después de tantos años hablando sobre estos temas.

Leave a Reply

*

Captcha Garb (1.4)

Spam protection by WP Captcha-Free