MENUDENCIAS 349 (17/2/20 al 23/2/20)

MENUDENCIAS 349 (17/2/20 al 23/2/20)

Aquí tienen la semana 349 de esta serie titulada Menudencias, que no es otra cosa que yo escribir a diario sobre cosas que me ocurren, veo, leo, oigo, barrunto, hablo, pienso, deduzco, etc., en definitiva, de todo un poco. Pero que subo el total (de nueve a diez folios) al blog, una sola vez en semana.

Como siempre, cuando pongo algo entrecomillado es porque lo he puesto tal cual estaba en la fuente original. Y si lo pongo tal cual, es porque para mí lo que dice y en el tan corto espacio que lo dice, no tiene desperdicio. Espero que algo les estén gustando estos escritos míos. Muchas gracias por leerme. Ahí van

 

[Lector, verá que en el blog faltan los escritos de cinco años (cerca de 300 posts), desde mayo de 2012 hasta noviembre de 2017, lo cual se debe a que hubo problemas a la hora del cambio de web hace cosa de un par de años. Todavía no tengo claro qué hacer con ellos. Disculpen las molestias y muchas gracias].

 

17/2/20

La Aspirina es antiinflamatoria (AINE), antiagregante plaquetario y antipirético. Así, pues si hay inflamación, no debemos usar el paracetamol, ya que éste no quita la inflamación (cuando esto sea necesario, de lo que ya he hablado mucho últimamente), pero lo que quiero hacer captar aquí es que hay siempre que usar el primer escalón de la escala analgésica de la OMS y por tanto para la primera opción si no se puede usar paracetamol, entonces debemos usar la Aspirina (Ácido Acetil Salicílico) como primera opción como AINE.

Yo muchas veces leo de corrido, sin fijarme demasiado en lo que leo, pero si por cualquier motivo me doy cuenta que lo que leo es interesante y merece la pena una mayor atención, entonces leo poco a poco cada palabra, intentando descifrar todo el significado de cada una de las palabras, por lo que me alucino cómo están concatenadas esas palabras y veo que en efecto es una obra de clase superior. Otras veces estoy delante del dispositivo o el libro e intento leer, pero no me puedo concentrar nada. Así soy y así me ocurre muchas veces. Y soy consciente de que cuando a Confucio le dijeron, porque tal persona (no recuerdo quién) dijo que él pensaba todo cuatro veces, por lo que Confucio dijo, con dos habría sido suficiente.

Aunque no sé si la frase es tal cual, pero que sepan que entrar a ser masón es difícil, pero lo que sí es fácil es dejar de ser masón. Las normas son muy estrictas por lo que creo.

No pueden hablar nada de lo que se diga en sus reuniones, y en dichas reuniones no se puede hablar ni de religión, ni de política, y otra cosa más había. Aunque no sé mucho de ellos, pero intuyo que no son gente mala, sino todo lo contrario, gente muy buena.

Entre sus enseñanzas están el estudio de la Biblia, así como libros de sabiduría, como el Tao Te King y otros similares.

Hay que estar dispuesto a charlar y a salir a sus cenas y demás.

No sé si habrán visto la película del Padre Pío, en el que deja perfectamente claro, cuando se asombra al ver al que quería ser futuro papa, y que sería el papa Juan Pablo II (el Papa Viajero), pues se asombró, seguro que por no haber visto nunca a nadie con el aura blanca, o un aura tan grande… y esto da por sentado que él nunca había tenido aura, sino que solo había tenido los estigmas en las manos, como los clavos de Cristo, por lo cual ni trabajaba en el campo, así mientras las campesinas estaban en el campo trabajando, él mientras estaba sentado en una piedra acariciando a un animalillo pequeño, una cría de algo. Y tampoco escribía mucho, pues hay que recordar que las cartas se las escribía otro monje (salvo las muy personales que sí escribía él). No se le veía estudiar nunca, aunque esto sospecho que al menos la Biblia si la leyera de continuo. Y me pareció leer hace años que también releía La Divina Comedia, del gran Dante Alighieri, sobre todo en épocas duras para el monje.

El papa, ya saben que no cobra nada por su trabajo, aunque está claro que todo lo que le hace falta se lo harán sus asistentes.

Uno puede aspirar a ser papa a partir de los sesenta y pico años, antes no puede acceder ningún cardenal a serlo.

 

18/2/20

Estuve un tiempo ingresado en el hospital, y allí me tocaron unos cuantos compañeros de cuarto (5 en total, aunque dos estuve bastante tiempo), uno de los cuales, era un narcisista increíble, de tal forma que la novia le había traído ropa y colonias, desodorantes (un par de tipos de cada cosa), etc. Todo, productos de cosmética.

Estaba todo el día haciendo ejercicio, de tal forma que no hacía otra cosa al día. Lo hacía para estar guapo para su chica, quien era bastante obesa y con quien había tenido una hija de unos cinco meses (en esas fechas).

Él es un sintecho, y solía estar en las playas, alegando que estaban de acampada, él y su pareja. Me dijo que ahora quería sentar la cabeza, y que tenía una media cuña para trabajar de barrendero. País.

Había estado cuatro años en un centro penitenciario del que salía por la mañana para ir a clase en una guagua (un autobús), y volvía por la tarde al centro penitenciario.

Sus padres habían sido heroinómanos, y lo dejaban a él con otro yonqui, mientras ellos (sus padres) iban a fumar droga, heroína. Él era el que tenía que conseguir el dinero para sus padres, para la comida y demás.

También había estado en la cárcel, después de ese centro. En la cárcel estuvo tres años. Que ya estaba totalmente reformado, y que a esos sitios no volvía él nunca más.

Estaba todo el día cometiendo infracciones por lo que le decía que tuviera cuidado, pues con esas cositas se empieza, luego va a más cada vez, y al final termina delinquiendo. Su futuro él pensaba que fuera idílico, lo que a ver si se cumple. Esperemos. Dios lo quiera.

Otro compañero de cuarto era discapacitado, y era mucho más tranquilo que el citado. Tenía unos 53 años, y creo que estaba más deteriorado que yo. Hablaba y hablaba y no decía nada sino disparates, los cuales él pensaba que se los había preparado bien y que con esto se vacilaba a los demás, pero vio que conmigo no le dio resultados. Pues no me creo todo lo que me dicen. Total, que lo cierto es que no sabía nada, pero pensaba que era inteligentísimo, cuando era lo contrario. Me dijo que él ayudaba mucho a los más pobres, y le pregunté que con quien colaboraba y me dijo que, con las quinielas y loterías, que ese dinero va a los más pobres, y con esto él ayuda a los más pobres. Me dejó flipando. De resto, nos respetábamos. Y él me permitía que yo caminara todo lo que considerara oportuno, de tal forma que pocas veces se quejaba de que yo estuviera en el cuarto, haciendo gimnasia y hablando con los de seguridad que decían que ahora me controlaban, pero que en realidad seguían siendo mis hermanas las que me seguían controlando (para saber más sobre esto, lean gratis por internet: De los locos, locuras). Y vio cómo me preparé una charla de unos 5-10 minutos o un poco más, la que repetía dos veces en cada tiempo de visitas, salvo los domingos por la mañana en que solo decía una de estas cosas, pues era menos tiempo las visitas que venían y menos visitas de cada vez. No le importaba el que yo me preparaba las cosas que iba a contar en esas comunicaciones mentales, en las cuales decía que mi doctora si seguía así me iba a causar la muerte y por ello le pedía ayuda a los que iban allí, por si se lo pudieran decir a los periódicos, las radios, las televisiones, la policía nacional, los juzgados y el Colegio de Médicos de la provincia, y que con decir que en el Insular (Hospital Insular) hay una doctora que si sigue así probablemente va a matar al posible futuro premio Nóbel de Canarias… con esto es suficiente…

Algo me oía y entendía la gente y me ponía a pensar en una peli recién vista por mí de Hitler en la que me acordaba cómo se quedaba de contento y orgulloso de ver cómo manipulaba a las masas de obreros, soldados, etc. Incultos casi todos ellos.

Como comprenderán como no hice casi nada sino pensar y caminar por el cuarto, pues adelgacé unos siete u ocho kg en 7 semanas. Algo extraordinario. Cuando se adelgaza muy rápido, se suele volver a engordar también muy rápido.

Eso lo decía porque me estaba pautando desde el principio burradas de Leponex®, con lo que estoy estreñido grave, de tal forma que estuve once días sin defecar, sino en total yo creo que unos 200 mg en total de heces, y como seguía bombardeándome con el Leponex® hasta el punto de que ahora sin laxantes fuertes no puedo defecar nunca. Esto de los once días lo hice para dejar claro que lo mío es estreñimiento grave y por tanto puedo morir por ello. No pude hacer nada de heces, hasta los once días en que me pusieron un Enema Casen® de 250 y con esto fui al baño por fuerza.

Esto es un resumen muy resumido de mi estancia de siete semanas en el Hospital Insular de Gran Canaria.

 

19/2/20

Lo he puesto mucho últimamente, pero es una verdad que me está causando hoy algo de malestar, por lo que les dije a mis hermanas que les dijeran por wasap si un filósofo chino le decía que le diera un consejo por lo que el maestro le dijo, si yo como, como, si duermo, duermo y si trabajo, entonces trabajo. O sea, cada cosa a su tiempo, y si uno está trabajando, pues no me entorpezcan en mis metas, y déjenme estudiar y trabajar, en lugar de estarme hablando de continuo. Cuando toque hablar, que lo hagamos con quien quiera, pero cuando toque trabajar, pues trabajar en exclusiva.

Suelo decir con frecuencia que no son todos los que están ni están todos los que son a cosas como que la gente cree que los sabios mundiales, sean en general muy creativos, cuando en realidad no lo es, sino lo contrario. Así por ejemplo al gran D. Antonio Machado, se le atribuye la frase: Vanidad de vanidades, todo vanidad, cuando ya esto se sabía desde la Biblia, no recuerdo si lo dijo Jesucristo, o bien lo pone en el Antiguo Testamento. Lo siento, pero a tanto de esto no llego.

También decirles, que muchos de los personajes del Quijote, existieron en realidad, así pues, algo es ficción, pero muchas otras cosas son reales como la vida misma. O sea que la imaginación de D. Quijote se deben más bien, a las múltiples lecturas del genial e inigualable D. Miguel de Cervantes.

La mayor parte de los ejecutivos, van de una ciudad a otra, para trabajar lo más alejado posible de sus amistades en las distintas ciudades, muchas veces para alejarse lo más posible de las amistades y familiares y así dedicarse de lleno a su trabajo con el que conseguir pingües beneficios. Y así no están perdiendo el tiempo con sus familias y amigos a los que solo verán de vez en cuando.

Otros nos las arreglamos para desde nuestra residencia habitual tener el tiempo y la vocación de hacer nuestro trabajo lo mejor que sepamos. Yo ya les digo que desde la atalaya que es mi pisito de VPO, trabajo y observo los movimientos de los más grandes de España y del mundo. Esto hoy día gracias a internet, no es tan complicado.

Con esto quiero decir que no debemos las personas salir de nuestra ciudad de residencia, para luchar de duro, buscar nuestro lugar en el mundo. Eso sí como siempre digo: No lo pienses, hazlo. O sea que no estén pensando que voy a hacer tal y tal cosa y luego quedarse uno sin hacer nada; no, hemos de ponernos mano a la obra una vez decidido lo que vamos a hacer (vale otra vez lo dicho más arriba por Confucio). Ya ven que cada vez más está el teletrabajo, o sea trabajar no en la oficina, sino en la casa de cada uno.

 

Hasta aquí por esta semana. Espero que algo les estén gustando estos escritos míos y les sirvan de algún provecho, como por ejemplo para pasar el rato. Muchas gracias por leerme.

Saludos cordiales:

Servando (Blanco Déniz)

Acabo con una enseñanza que encontramos en la Biblia, como que el rey que tenga muchos asesores, ese rey no fracasará, sino que llevará a buen puerto a su pueblo.

 

 

Leave a Reply

*

Captcha Garb (1.4)

Spam protection by WP Captcha-Free