MENUDENCIAS 343 (21/10/19 al 27/10/19)

MENUDENCIAS 343 (21/10/19 al 27/10/19)

Aquí tienen la semana 343 de esta serie titulada Menudencias, que no es otra cosa que yo escribir a diario sobre cosas que me ocurren, veo, leo, oigo, barrunto, hablo, pienso, deduzco, etc., en definitiva, de todo un poco. Pero que subo el total (de nueve a diez folios) al blog, una sola vez en semana. Como siempre, cuando pongo algo entrecomillado es porque lo he puesto tal cual estaba en la fuente original. Y si lo pongo tal cual, es porque para mí lo que dice y en el tan corto espacio que lo dice, no tiene desperdicio. Espero que algo les estén gustando estos escritos míos. Muchas gracias por leerme. Ahí van:

 

[Lector, verá que en el blog faltan los escritos de cinco años (cerca de 300 posts), desde mayo de 2012 hasta noviembre de 2017, lo cual se debe a que hubo problemas a la hora del cambio de web hace cosa de un par de años. Todavía no tengo claro qué hacer con ellos. Disculpen las molestias y muchas gracias].

21/10/19

Ayer acabé de leer la novela de Javier Sierra: El ángel perdido, la cual está bastante bien. Es difícil de leer, y está claro que es una obra de arte y de información. Al final lee uno que sus novelas se basan en situaciones reales, así toda la historia de los ángeles caídos y demás, parece que es verdad. Y toda la historia de Enoch, parece que también lo es. Esta novela consiguió que me leyera El libro de Enoch, la versión ampliada. Dicho libro es la vida de esa persona, más muchas partes similares al Apocalipsis o Revelación como los llaman algunas sectas. Explica cómo los ángeles cayeron del cielo al tener contacto carnal con las mujeres de los hombres, por lo que Dios los castigó y cayeron a la tierra, en lugar de estar en los cielos.

Es bastante difícil de entender en su totalidad, y es una obra de arte y una gran fuente en cuanto a información y cómo funcionan los mundos del poder absoluto (para esto mejor me informó Octopus de Daniel Estulin). Y cómo sobre un mismo asunto puede haber varias personas distintas trabajando en un mismo organismo importante, o sea desde puntos de vista y objetivos distintos, aunque al final se unieron por el bien común.

Parece que el fin del mundo es más fácil de que ocurra de lo que la gente cree. Y es posible que haya ángeles por ahí viviendo una vida totalmente distinta al resto de las personas, siguiendo el rastro a los antiguos, quienes han dicho y tienen, muchas cosas que decir.

Les aconsejo que se lo lean, aunque ya les digo que es algo difícil de leer, aunque su trama a vista de pájaro, se pueda entender sin problemas y sepa uno de lo que va el libro sin problemas. Pero ya digo, para quien le gusten esos temas y les interesen profundizar sobre el mismo, está claro que la podrán leer y releer, como mi cuñado el escritor suele releer a Cortázar todos los veranos, en agosto, suele releer la Rayuela, aunque me da que este verano se leyó otros libros de este autor. No puedo asegurarlo, pues, aunque en un post de su blog (A la Intemperie-El Cultural), habla sobre este autor, no dice exactamente si releyó este año Rayuela u otros libros de dicho autor.

Al final del libro (y lo desvelo pues ya hace muchos años que lo escribió y publicó), los descendientes de los ángeles que deseaban volver al cielo, parece que lo consiguieron. Es una historia que dura desde hace muchas generaciones y parece que, en nuestros días, la aventura llegó a buen puerto. Léanlo, pasarán un buen rato (mejor dicho, una o dos semanas buenas).

 

22/10/19

Me llamó ayer la amiga que me llama siempre y que un medicamento que le mandó la endocrina, unas vitaminas, le habían causado vómitos, por lo que ella pensaba que era porque está contraindicado en Insuficiencia Renal, que es lo que ella padece. Le pregunté que, cuánto tiempo después de tomarla tuvo el vómito y me dijo que al poco de tomarla, por lo que le dije que entonces no era por nada de la IR, pues esto sería al cabo de media hora o más, ya que es lo que tarda como mínimo en absorberse el medicamento por los intestinos y pasar vía sangre a los riñones. Que no le había dado tiempo, y el vómito habría sido por algo que le pasó al poco de tomarla, y en todo caso por haber alguna reacción a nivel local, pero para nada lo que ella pensaba.

Que en IR hay que inyectarlo vía i.v. por lo que le dije que siguiera con la medicación y se lo dijera a su doctora. Que no se preocupara que por un par de días tomándola vía oral, no le iba a pasar nada. Que si seguía vomitándola se lo dijera a la doctora, a ver qué se puede hacer, pues si es al poco de tomarla, entonces seguramente también expulsaría con el vómito el medicamento y por tanto no le haría efecto y debía estudiar otras opciones (por ejemplo, la vía i.v.). Como hoy no me ha llamado para esto, intuyo que por ahí todo va bien. Pero la llamé y resulta que no, que se lo ha tomado solo una semana y dice que es lo que se lo mandó el médico, por lo que le he dicho que me extraña que la falta de hierro se controle solo una semana, así que vaya a la farmacia a ver si tiene todavía activo el hierro y por tanto se lo siga tomando. Sé de gente que los ha tomado durante años. Me da que al ser una supersticiosa e hipocondriaca como tuvo vómitos cree que es dañino y por esto no se lo toma. No sabe que la anemia puede provocarle muchos problemas como por ejemplo la caída del cabello y el cansancio de los que tantas veces me pregunta por ellos.

La cirugía oncológica, muchas veces puede salvar vidas, pero otras, puede provocar efectos adversos importantes e incluso la muerte.

Se requiere personal experimentado para las operaciones quirúrgicas, pero el: a mí me va así siempre bien, o: yo siempre hago lo mismo y me va bien, hay que intentar desterrarlo de los cirujanos, y seguir los protocolos indicados para cada caso, por mucho que el cirujano experimentado quiera hacer siempre lo que él crea. Está claro que se prefiere a los que tienen gran experiencia, pero éstos también deben seguir los protocolos de actuación.

 

23/10/19

Ahora daré muchas frases antiguas (muchas de ellas), muy importantes y ciertas en salud:

“Muchas veces los males empeoran con el remedio.”

“Es preferible el dolor de la verdad, que el consuelo de la mentira.”

“No te equivoques de ojo le dijo el tuerto al cojo.”

“Más no es mejor.”

“Lo que está bien, está bien, aunque no lo haga nadie.”

“Mejorar es cambiar, ser perfecto es cambiar a menudo.”

La OMS dijo: “La cirugía segura salva vidas.”

En cirugía, “lo mejor es esperar lo inesperado.”

“Lo que el médico yerra, lo cubre la tierra.”

En las operaciones quirúrgicas el simple hecho de saber que se están registrando todos los pasos que dan y los fallos que cometen los cirujanos, ya esto solo, impiden que se provoquen muchos acontecimientos adversos, pues vuelve a los médicos cirujanos mucho más cuidadosos.

Muchos son los errores quirúrgicos, como errores de lateralidad, así algunos médicos operan el lado equivocado del paciente, o bien operar otra zona distinta de la que había que operar, por ejemplo, operan el hombro cuando lo que había que operar era la mano; y otro muy frecuente es el olvidar objetos extraños dentro de las zonas operadas. Son muy usuales y son fallos muy importantes, que se podrían corregir con medidas sencillas, como señalar con tinta la zona a operar, para que el paciente vea si es esa la zona de su dolencia. Otro es preguntar el nombre al paciente, a ver si está bien organizada la operación. Y en distintos tramos de la operación, incluso antes de empezar, supervisar un checklist prototipo a ver si está todo ok.

Los errores de medicación dañan no solo a los enfermos, sino que también socaban la opinión de dichos enfermos y allegados sobre el sistema sanitario, y luego dañan a los profesionales sanitarios, que son en realidad la segunda víctima de estos errores.

Resulta que la intensa halitosis que padezco desde hace un montón de años, es posible que se deba a algunos medicamentos de los que tomo. Estos parece que hacen que baje el pH de la boca (acidificándola), con lo cual se generan bacterias anaerobias en el interior de la garganta que provocan dicha halitosis. El dentista, me dijo que, para esto, lo mejor es tomar un buche de agua con sal (tres cucharadas soperas en un litro de agua) cada vez que me lave los dientes, de tal forma que así se hace el pH más básico y por tanto desaparecen esas bacterias negativas y se revierte así la halitosis. Cuando me vaya a poner agua para enjaguarme la boca o sea para quitar el dentífrico tras la limpieza de dientes, en lugar de usar el agua del grifo, usaremos el preparado salino. Enseguida notarán que, en efecto, parece que ejerce un efecto positivo en nuestra boca. Lo que no sé es si provocará tanta sal en la boca de continuo, aumento de la presión arterial. Creo que él me preguntó si padecía de la tensión, es posible que entonces para no aconsejarme este remedio sino otro distinto.

Me dijo él que la halitosis es una enfermedad que padece uno, pero que la sienten los demás… y así es, pues a mí salvo a veces que noto un sabor horrible en la boca, de resto me resulta normal, pero los que me rodean me dicen que me apesta el aliento… paciencia. Ya sé ahora que se debe a algo que no me van a cambiar los médicos, pues no quieren bajarme la medicación, sino que cada vez me la suben más y más.

También me aconsejó colutorios refrescantes, y que no tengan alcoholes en su composición, ya que éstos acidifican más la boca… ven con sencillos remedios se curan males que arrastro durante años.

Han pasado sólo un par de días que estoy llevando esto a la práctica y tengo mucho mejor paladar, incluso los múltiples cafés cortados diarios me saben mucho mejor. Paladeo mucho más la leche que hace sólo tres días.

 

24/10/19

Para minimizar los errores de medicación en el equipo sanitario, deben estar muy motivados para lograr controlar y minimizar éstos y no echarle la culpa al sanitario que provocó el error, pues casi seguro que éste es un fallo de múltiples circunstancias. Alguien debe asumir el liderazgo para controlar dichos errores y oír a los profesionales sobre sus problemas relacionados con estos temas.

Hasta no hace mucho, los errores se intentaban ocultar, y si no, se intentaban buscar responsables de los mismos, para castigarlos, hoy día se intenta minimizar los impactos en el paciente afectado e intentar cambiar las causas que provocaron dicho error.

Hay que intentar no solo notificar los errores que provoquen daño, sino también aquellos que no provoquen ningún daño; y que se vea que es un error de medicación u otro.

Muchas veces no se toma en cuenta la opinión del paciente y en realidad ésta es una valiosa fuente de información para detectar riesgos y dar soluciones a los problemas que les han generado dichos errores.

Puesto que todos podemos errar, ¿por qué no compartir los errores y ver si se pueden sacar provechos de éstos? Y evitar así que vuelvan a ocurrir, ya que se sabrá cómo evitarlos y caso de provocarse, cómo tratarlos, debido a las experiencias previas.

 

Hasta aquí por esta semana. Espero que algo les estén gustando estos escritos míos y les sirvan de algo como por ejemplo para pasar el rato. Muchas gracias por leerme.

Saludos cordiales:

Servando (Blanco Déniz).

Acabo con una enseñanza bíblica como que al decir que más fácil es que entre un camello por el ojo de una aguja que un rico entre en el reino de los cielos… con esto quiere decir el asunto que no debemos luchar para obtener dinero, ni querer tener amigos y relaciones de gente rica, sino todo lo contrario, o sea que hemos de fomentar la amistad y las relaciones con los pobres, y que éstos sean nuestros amigos y por quienes luchemos. Ya he hablado sobre esto varias veces, salvo lo que quiénes deben ser nuestro objetivo en todo, los pobres.