MENUDENCIAS 336 (2/9/19 al 8/9/19)

MENUDENCIAS 336 (2/9/19 al 8/9/19)

Aquí tienen la semana 336 de esta serie titulada Menudencias, que no es otra cosa que yo escribir a diario sobre cosas que me ocurren, veo, leo, oigo, barrunto, hablo, pienso, deduzco, etc., en definitiva, de todo un poco. Pero que subo el total (de nueve a diez folios) al blog, una sola vez en semana. Como siempre, cuando pongo algo entrecomillado es porque lo he puesto tal cual estaba en la fuente original. Y si lo pongo tal cual, es porque para mí lo que dice y en el tan corto espacio que lo dice, no tiene desperdicio. Espero que algo les estén gustando estos escritos míos. Muchas gracias por leerme. Ahí van:

[Lector, verá que en el blog faltan los escritos de cinco años (cerca de 300 posts), desde mayo de 2012 hasta noviembre de 2017, lo cual se debe a que hubo problemas a la hora del cambio de web hace cosa de un par de años. Todavía no tengo claro qué hacer con ellos. Disculpen las molestias y muchas gracias].

2/9/19

Hace muchos, muchos años, cuando era la segunda Guerra del Golfo, recuerdo que estaba yo de mudanzas, entre un piso compartido y una pensión muy cochambrosa (donde estuve viviendo un año entero). Por esas fechas yo no veía las noticias, no por nada, sino por aprovechar el tiempo ya que dormía horrores y por tanto no tenía tiempo ni de ver el telediario por la tele. Pero como por causas de dicha guerra, en su primera versión, allá por el año 1989, en que fue mi esquizofrenia (o sea hace ya 30 años y la locura continua, así hoy he dormido unas 16 horas) lo que cuento en De los locos locuras (que pueden ver gratis por internet, al igual que todos mis libros, en mi editorial: https://e-libro.net/libros/?idautor=2174 ), pues miré un par de veces la tele y veía a unos personajes gordos y sin más armas que unos fusiles antiquísimos, desfilando malamente, y cómo iban a protegerse algunos contra la invasión de los norteamericanos con unos bidones carcomidos (dentro de los que se iban a refugiar), en el desierto y cosas por el estilo. Al cabo de los días estalló la guerra y se veían de continuo por la tele, como la cola de un avión nodriza del que se abastecían otros aviones de los cuales sólo se veían una parte de dichos aviones… por ello deduje que nada de lo que veíamos por la tele, incluidas las tropas americanas en los desiertos era verdad. Tampoco los fuegos y ruidos que se veían por la noche por las teles del mundo, tampoco eran bombardeos de verdad. Todo era un montaje de luces y sonidos para que la guerra durara lo menos posible. De cada día morían dos o tres personas por la guerra… uno se hizo daño en una uña descargando los innumerables carros de combate desde tres o cuatro yates… y lo dijeron claro cuando en las revistas de España, salían cómo unos soldados ingleses, vestidos de buzos desembarcaron en una zodiac en las costas españolas, pues se equivocaron de destino (dijeron), lo cual confirmó mis suposiciones, que no eran cientos de aviones los que los especialistas reconocían por la cola, sino que eran pequeños y múltiples comandos los que habían mandado a Irak y por tanto morían solo un par de ellos cada día, justo los designados a matar por ser los más peligrosos para la guerra en el país. Y la gente se creía todo lo que veía por la tele, más el ruido y las luces de las noches, con lo que estaban acojonados, por lo que al par de días les dijeron que estaba ya todo arreglado y enseguida se dieron por vencidos y de nuevo llegó la paz, con lo que entonces los niños vuelven a las escuelas y los mayores a sus trabajos cotidianos.

Recuerden que Aznar que por aquella época era presidente del gobierno y puesto que España también estaba en guerra, decía una y otra vez: “Sabemos que lo estamos haciendo bien…” así una y otra vez… y parece que así era, aunque luego fuera el atentado de los trenes (11 marzo de 2004 en Madrid), conocido por todos los españoles.

Piensen que se veían movimientos de las tropas, seguramente grabados en Norteamérica, tanto en desiertos como donde hiciera falta… todo debía ser muy rápido e impactante…

Esta es mi teoría, tanto en aquellos días, como ahora. No he vuelto ni a oír más de ello ni a leer sobre ello, pero creo que algo por ahí es como les comento aquí. Lo siento, no es lo mío y con lo mío sí que voy al tope. Y por lo tanto puedo hablar más de lo mío que sobre estas cosas que ahora les comento. Y si sé el par de cosas sobre ello es por lo dicho, porque mi esquizofrenia tuvo mucho que ver con la primera Guerra del Golfo.

 

3/9/19

Un Testigo de Jehová, estaba en mi casa hace unas semanas y me estaba enseñando un par de vídeos sobre personas que habían triunfado en la vida pero que se sentían incompletos, más bien bastante solos y faltos de amor, por lo que cambiaron su profesión, por seguir en todo momento al Señor, por lo que le dije si conocía al Sr. Escrivá de Balaguer (pensando a lo mejor que ese vídeo en parte era por mí, que como mi trabajo es Farmacia, y mi hobby la Teología, para que lo hiciera al revés) y me dijo que no, por lo que le dije que era el fundador del Opus Dei y que él decía en uno de sus libros (Camino), que si el Señor te había llamado haciendo algún trabajo, que no intentaras dejar dicho trabajo, pues esa era precisamente tu sal, el que fueras un buen trabajador y encima cristiano, ya que si no perderías la sal. Y el Señor dijo que, si la sal pierde su capacidad de salar, de nada serviría nuestra sal… y que entonces hay que tirarla a la basura. Y que recordara que el Señor había dicho que, en el fin de los tiempos, habrá dos trabajando en el campo y a uno cogerá y al otro dejará… o sea que haz bien tu trabajo y cree en Él y tendrás tu recompensa… si el Señor te había escogido siendo siervo, sigue siendo siervo, pero con gusto por serlo por el Señor… Él te recompensará por esto. Si eres amo, ten compasión de tu siervo y si éste es cristiano, con más causa deberás ser suave con tu siervo. Esto lo dijo San Pablo en sus epístolas.

Así pues, como estás si el Señor te llamó, sigue como estabas, pero ahora sirviendo al Señor y haciendo tu trabajo lo mejor que sepas. El Señor te recompensará con creces.

Desde luego, a mí lo que me falta es tiempo. Deseo tiempo para leer a los grandes de la humanidad, y no me lo permite mi familia, es más, muchas veces que me voy a poner a leer a los más grandes, tanto de teología, filosofía o los grandes clásicos de la literatura, de normal me suele entrar un sueño increíble y me tengo que meter en la cama. Yo creo que esto deja mucho que desear de parte de quienes me duermen, el que no pueda leer a los más grandes de la humanidad porque deciden dormirme, habiendo dormido mucho o poco, de normal cuando me pongo con los más grandes, me entra un sueño increíble. Paciencia. Dios dirá.

 

4/9/19

La quimioterapia de inducción rara vez es curativa, sino que se suele usar para cánceres muy avanzados y los metastásicos y por tanto es paliativa o para aumentar la supervivencia (la cual aumenta bastante) de vida, pero no es curativa como digo. También aumenta la calidad de vida, frente a aquellos que solo usan terapia de soporte.

Quimioterapia adyuvante es aquella que se usa como complemento del tratamiento principal, para obtener mejores resultados terapéuticos.

Tras la cirugía y la radioterapia a veces con el tiempo hay recaídas, bien porque se desarrollan lo que quedaba o bien porque habían micrometástasis que se han aumentado (y que no se habían detectado antes) y por tanto hay que erradicar.

La terapia adyuvante intenta eliminar las micrometástasis tras el tratamiento normal, para que éstas no se desarrollen con el tiempo.

La terapia adyuvante suele disminuir el riesgo de recaídas y evita los problemas que esto genera. Incluida el evitar la muerte por recaída.

La quimioterapia adyuvante se administra después de la cirugía o radioterapia. Y la terapia neoadyuvante se administra antes de la cirugía o radioterapia.

Muchos enfermos mentales no tienen insight de su enfermedad, o sea que como los síntomas no los ven, ni sienten, como sí sienten la fiebre o el dolor o cosas así pues no tienen conciencia (percepción) de que están enfermos (entre otras cosas porque con la medicación están controlados y por tanto no sienten ni padecen nada a primera vista), pues por esto muchas veces abandonan la medicación con lo peligroso que esto es, recayendo casi siempre dichos enfermos, siendo que muchas veces es muy difícil rescatar a los enfermos mentales tras una recaída.

También (lo he dicho varias veces), si a un anciano cuesta sacarlo de la depresión, no le quiten nunca la medicación, pues si recaen, nunca más lo sacarán de dicha depresión. Así pues, mucho ojo con esto.

A muchos enfermos mentales les sienta mal tener que medicarse de por vida, cuando esto es normal en otros enfermos como los diabéticos, hipertensos, etc., (lo que ya he dicho no hace mucho), y no pasa nada por ello. Si los fármacos son seguros a largo plazo, pues esto no tiene mayor importancia. La cosa es que no siempre son seguros dichos fármacos, provocando algunos la muerte, así pues, el siquiatra que prescribe estos medicamentos debe ponerse las pilas y estar al tanto de las alertas y alarmas sobre estos medicamentos para que, ante cualquier sospecha, ajustar o retirar el tratamiento en concreto…

 

5/9/19

La quimioterapia neoadyuvante se caracteriza porque se usa cuando se sabe que la cirugía y la radioterapia por sí mismas no van a ser eficaces del todo, por lo que se administra este tipo de quimio antes de la cirugía y/o radioterapia, como comenté más arriba.

De normal los pacientes suelen necesitar poliquimioterapia en lugar de monoterapia. Al usar más fármacos se suelen dar dosis menores, por lo que suele haber menos efectos adversos.

Las mezclas suelen ser eficaces en poblaciones carcinógenas heterogéneas.

Pero al ser varios quimioterápicos pueden aumentar el número de efectos adversos y al necesitarse menos dosis de cada uno, es más fácil que se creen resistencias, pues al luchar contra poca cantidad de fármaco, es más fácil que se creen resistencias o como dice el gran D. Francisco Zaragozá, no es que aprenda resistencias, sino que adquieren picardías, o sea como si aprendiera a sortear al medicamento en concreto.

También aumenta la complejidad y el precio, al aumentar el número de fármacos.

Como siempre digo, las colonias tumorales son de una gran heterogeneidad (muchas células en distinto grado de evolución y crecimiento) por lo que con monoterapia no se pueden controlar muchas veces, de ahí que se recurra a la poliquimioterapia, pero provocan los efectos adversos dichos entre otros.

Ningún antineoplásico está exento de efectos adversos, por lo que hay que usar distintos fármacos en los distintos esquemas con diferente grado de toxicidad, para que no provoquen el mismo efecto tóxico de forma muy grande y exagerada.

 

Hasta aquí por esta semana. Espero que estos escritos míos les sean de utilidad para algo, como por ejemplo para pasar el rato. Muchas gracias por leerme.

Saludos cordiales:

Servando (Blanco Déniz).

Acabo con una enseñanza bíblica, y que ya comenté más arriba, pero vuelvo y digo lo que dijo Jesús, que cuando venga, a los dos que estaban arando en el campo, a uno llevó y al otro dejó. O sea que hagas bien tu trabajo que cuando llegue la hora, a uno se llevará y al otro dejará. O sea, trabaja bien en lo tuyo y sé buen cristiano que eso es lo que posiblemente el Señor quiere de ti. Si quiere algo más de ti, no tengas miedo ni te preocupes, que Él te lo hará saber, sospecho.

Leave a Reply

*

Captcha Garb (1.4)

Spam protection by WP Captcha-Free