MENUDENCIAS 335 (22/7/19 al 28/7/19)

MENUDENCIAS 335 (22/7/19 al 28/7/19)

Aquí tienen la semana 335 de esta serie titulada Menudencias, que no es otra cosa que yo escribir a diario sobre cosas que me ocurren, veo, leo, oigo, barrunto, hablo, pienso, deduzco, etc., en definitiva, de todo un poco. Pero que subo el total (de nueve a diez folios) al blog, una sola vez en semana. Como siempre, cuando pongo algo entrecomillado es porque lo he puesto tal cual estaba en la fuente original. Y si lo pongo tal cual, es porque para mí lo que dice y en el tan corto espacio que lo dice, no tiene desperdicio. Espero que algo les estén gustando estos escritos míos. Muchas gracias por leerme. Ahí van:

 

[Lector, verá que en el blog faltan los escritos de cinco años (cerca de 300 posts), desde mayo de 2012 hasta noviembre de 2017, lo cual se debe a que hubo problemas a la hora del cambio de web hace cosa de un par de años. Todavía no tengo claro qué hacer con ellos. Disculpen las molestias y muchas gracias].

22/7/19

Puesto que como católico algo me incumbe, decirles la importancia del saber hablar bien siempre y en todo lugar, así, por ejemplo, no es lo mismo confesionario, confesonario ni concesionario. Son cosas muy distintas y que todos los católicos deberíamos saber bien la diferencia.

Así el confesonario es típico de la Iglesia católica, pues es el receptáculo (la cabina) donde el feligrés se confiesa, el que no sé si es común también en otras religiones o sectas… pero sé que en las iglesias católicas éste existe.

El confesionario es el manual para que el sacerdote aprenda a cómo confesar y los fieles (y creyentes, etc.) a confesarse.

Y el concesionario es donde se venden coches nuevos por una empresa que ha conseguido la autorización para su venta, de la casa fabricante.

Como ven, aunque son muy parecidas, son cosas bien distintas.

En todo acontecimiento o cosa mala que nos ocurre, siempre hay encerrada en ella una oportunidad, algo bueno encontraremos por ese mal. O sea, cuando se cierra una puerta, algunos dicen que se abre otra puerta, aunque otros más optimistas dicen que se abren otras. Solo cuando estamos en la más absoluta oscuridad, es cuando se puede ver la luz al final del túnel (como dicen en el programa de Miguel Blanco los sábados por la noche, la madrugada del domingo, en una emisora de radio).

Por ejemplo, el verano pasado me había dicho un sujeto de publicarme un par de libros, por lo que como un poseso me puse a corregir y corregir estos dos libros, sin parar casi ni para comer. Al cabo del mes o algo así, y aunque yo tenía la mosca (desde hacía tiempo) detrás de la oreja, descubrí aconsejado por una hermana mía, que era un timo lo que dicho sujeto estaba tramando. Por ello, como había corregido bastante mi escrito titulado BZD, Mi Opinión, lo publiqué en este blog donde publico casi todo lo mío al menos hasta ahora, y el presidente de la ONG me dijo que de lo mío, esto era lo más que le había gustado. Lo cual va fenomenal, pues suelo dirigir a mucha gente a dicho post, sobre todo cuando hablo de Benzodiazepinas y/o placebos. Hacía años que lo había subido al blog, pero era un esbozo con muchos añadidos al paso del tiempo (de los años) y según me di cuenta tenía muchísimos fallos, los cuales bastantes ya los corregí el verano pasado… todo lo que sucede, conviene… por muy mala que nos parezca la cosa, siempre tendrá un lado positivo. Y como parece que me lee gente del sector, pues para que lean sobre esto que considero muy importante que sepan todos los sanitarios. No hay mal que por bien no venga. Sí, léanse en este blog, en el buscador interno, el post titulado: BZD, Mi Opinión, y verán que no se quedan indiferentes.

 

23/7/19

Está demostrado que la depresión es más teratógena en sí que los antidepresivos en las mujeres embarazadas. Así las embarazadas deprimidas que no toman antidepresivos se ha demostrado que el diámetro fetal es dos centímetros, más pequeño, que aquellas que toman antidepresivos.

También la epilepsia es más teratógena en sí que tomar fármacos contra ella.

Hay enfermedades mentales que requieren tomar medicamentos de por vida, de lo que no hay que escandalizarse, pues es lo mismo que los diabéticos, los hipertensos y los que padecen de insuficiencia cardiaca, todos los cuales (entre varios otros) deben medicarse de por vida, y lo mismo ocurre en la esquizofrenia, epilepsia, trastorno bipolar, etc.

El consentimiento informado el cual debemos firmar cada dos por tres en medicina, por ejemplo, cuando alguien se va a operar, o a que le saquen tapones de los oídos, o para varias cosas. O sea que uno firma que es consciente que la prueba puede conllevar riesgos y por tanto si estos ocurren, que sepamos que ya estábamos avisados. Está claro que es el sanitario cubrirse las espaldas, y así si hubo negligencia por parte del sanitario, decir que ya estaba avisado.

Lo mismo casi ocurre con los prospectos de los medicamentos, los cuales muchas veces es más el laboratorio cubrirse las espaldas que por ayudar e informar al enfermo. Esto lo consideran muchos sanitarios, aunque yo no estoy del todo de acuerdo. Sí creo que los prospectos deben facilitar su comprensión, y la ficha técnica si quieren que use tecnicismos para el sanitario, pero sí creo que el paciente debe saber qué cosas les puede causar el medicamento, para si esto ocurre, que sepan a qué se debe y que no se alarmen por ello, sino que lo consulte con el farmacéutico o el médico y éste le ajuste su medicación. O sea que sí creo que debe saber casi todo lo que les puede provocar, al menos que ellos tengan noticia, pues los laboratorios algunas cosas no saben todavía, por lo que hay ensayos clínicos (de fase IV) de post-comercialización en los que se descubren nuevos eventos adversos que no se conocían, y que pueden adicionarse en los prospectos. De ahí la importancia de notificar todos los efectos secundarios a Farmacovigilancia, a través de la tarjeta amarilla o bien telemáticamente, para que los laboratorios también sepan así qué efectos (y en qué porcentajes), están provocando sus medicamentos. También es importante la forma de usarlo y de cómo no usarlo, lo cual también ha de venir en el prospecto. Así pues, considero que hoy por hoy, el prospecto es muy útil, aunque mucha gente no sepa o no pueda usarlos.

 

24/7/19

Decirles lo que a mí me ha ocurrido algunas veces y me ha ocurrido sobremanera estas últimas semanas, y es que si tienen sueño mientras escriben o se preparan algo escrito y que deban corregir, por ejemplo porque otras personas podrían ver dichos escritos, les aconsejo que si están escribiendo o corrigiendo algo, que si tienen sueño tengan mucho cuidado, pues puede ser, aunque ustedes crean que está más o menos bien lo que escribieron, es muy posible que haya ocurrido lo contrario.

Por ejemplo en un par de ocasiones, tras tener un sueño increíble, al rato se me pasa y cuando corrijo lo escrito en esos momentos de sueño, a veces (en los últimos días sobre todo) veo que han sido disparates y cosas sin sentido todo lo escrito, hasta el punto de que no sé qué he querido decir con lo que he escrito, cuando en realidad, muchas veces lo que escribo de normal, incluso varios años después, cuando releo lo escrito, muchas veces me suena todo lo que dije y me confirmo que muchas veces sigo pensando igual y que es correcto lo que dije (aunque esté mal escrito, o sea que le falta corregirlo varias veces). Otras veces es justo lo contrario, aunque de normal, lo recuerdo y el por qué lo dije, pero cuando tengo sueño (como me ocurrió hace un par de semanas), no recuerdo ni por qué ni para qué escribí lo escrito. Y tampoco sé decir qué quería decir con lo escrito, pues lo de ese día no tiene sentido ninguno. Esto me pasó sobremanera (repito por lo extraordinario del caso) hace cosa de una semana y me quedé perplejo. Yo creo que un poco es lo mismo que digo siempre de los que me controlan. Así es la vaina.

Una vez pasé (este diciembre de 2018) en un examen a distancia un pánico total, con un estrés increíble, diciéndome que “yo esto no lo puedo resolver, es muy difícil” y estresadísimo como nunca antes… con el paso de los meses, he visto que eran ellos mismos, los que me controlan que me están puteando por todos lados y a toda hora… y mientras sus hijos, maridos y demás seres que les rodean, intocables. Si no son mis hermanas, quienes sean los que me controlan, esto es algo de lo que me ocurre, o sea lo que les he comentado aquí.

 

25/7/19

La verdad es que el que haya hecho un master en alimentación y nutrición es una cosa muy socorrida, así por ejemplo, tengo un amigo que está yendo a una dietista para adelgazar, pues está bastante obeso, por lo que como hace un par de tardes, estuvo aquí, me puse a explicarle lo que significa integral y refinado, así el primero es que el grano está integro, sin pulir y el segundo es que está pulido, refinado y por tanto es más claro que el primero. Caí en la cuenta tras mucho hablar sobre estas cosas, que la gente no entiende bien lo que es integral, o sea que está entero, sin pulir el grano. Entero, íntegro (integral), sin pulir. Como la cutícula de los cereales suele ser rica en fibra, de ahí que el salvado, o sea lo que se pule y que contiene casi toda la capa externa (incluida la cutícula) del cereal, pues esto se vende aparte y es muy recomendable para ir al baño y en dietas de adelgazamiento, pues al ser laxante, expulsa uno mejor las heces y no se quedan éstas apelotonadas y hace que se absorban más y más componentes de las heces poco recomendables. Encima reaccionan con microorganismo del colon y crea flora beneficiosa, cambiando así la flora destructiva (patógena) que crean las heces apelmazadas. Es muy sano, y el organismo la aprovecha bastante.

Me dijo este amigo que está yendo a la farmacia donde yo trabajé por primera vez como adjunto, o sea como ya titulado, y la verdad es que yo creo que si ahora trabajara ahí lo haría de coordinador, puesto que tengo másteres sobre gerontología, gestión de farmacias, atención farmacéutica, fitoterapia, alimentación y nutrición, y postgrados sobre ortopedia, inglés, interacción entre medicamentos y alimentos, sobre la especialidad didáctica con lo cual sé cómo organizar charlas y demás, y ahora estoy cursando un master sobre oncología desde el punto de vista farmacéutico (y también tengo cerca de 100 diplomas de cursos superados), de ahí que creo que ahora más que vendiendo medicamentos y dispensando recetas, así como colocando pedidos, que es como me tuvieron los tres años que pasé allí, más creo que ahora me tendrían como coordinador, pues si no, no me pondría ya a trabajar como antes, todo el día en el mostrador, sino en un despacho saliendo a resolver las dudas (y organizando reuniones con los distintos trabajadores de la farmacia), que es lo que siempre he querido y yo pasarme el día en el despacho estudiando y salir por tanto sólo a resolver dudas. Si algún jefe me contrataría para esto, no tengo ni idea, pero creo que sería una buena idea. Aunque es posible que esto solo lo pudiera hacer si tuviera mi propia farmacia, y tal como están las leyes ahora, no podría hacerlo a no ser que me ganara una lotería y la comprara al mejor postor.

 

Hasta aquí por esta semana. Espero que algo les estén gustando estos escritos míos y les sirvan de algo como por ejemplo para pasar el rato. Ya no subiré más post hasta después de agosto, pues dicho mes me lo tomaré de descanso en cuanto a lo de subir escritos al blog. Muchas gracias por leerme y disculpen las molestias.

Saludos cordiales:

Servando (Blanco Déniz).

Acabo con una enseñanza que podemos encontrar en la Biblia y es que todos somos miembros del cuerpo de Cristo. Así unos tienen el don de profecías, otros el de la oratoria, otros el don de lenguas, y así cada uno con sus virtudes, y todos somos miembros del mismo cuerpo y sin todos nosotros el cuerpo está incompleto. Y todos somos importantes a los ojos de Dios, así pues, debemos cumplir nuestra misión lo mejor que sepamos y podamos. Todos somos importantes.

 

Leave a Reply

*

Captcha Garb (1.4)

Spam protection by WP Captcha-Free