MENUDENCIAS 332 (1/7/19 al 7/7/19)

MENUDENCIAS 332 (1/7/19 al 7/7/19)

Aquí tienen la semana 332 de esta serie titulada Menudencias, que no es otra cosa que yo escribir a diario sobre cosas que me ocurren, veo, leo, oigo, barrunto, hablo, pienso, deduzco, etc., en definitiva, de todo un poco. Pero que subo el total (de nueve a diez folios) al blog, una sola vez en semana. Como siempre, cuando pongo algo entrecomillado es porque lo he puesto tal cual estaba en la fuente original. Y si lo pongo tal cual, es porque para mí lo que dice y en el tan corto espacio que lo dice, no tiene desperdicio. Espero que algo les estén gustando estos escritos míos. Muchas gracias por leerme. Ahí van:

 

[Lector, verá que en el blog faltan los escritos de cinco años (cerca de 300 posts), desde mayo de 2012 hasta noviembre de 2017, lo cual se debe a que hubo problemas a la hora del cambio de web hace cosa de un par de años. Todavía no tengo claro qué hacer con ellos. Disculpen las molestias y muchas gracias].

1/7/19

Hasta la semana pasada hacía tiempo que no rellenaba casi ningún Menudencias con cosas totalmente personales o razonamientos míos sobre distintos temas como teología. Había dejado los Menudencias casi para las cosas de salud, sobre todo de forma lo más científica posible más algo de teología, pero ya digo que con opiniones mías hacía tiempo que no llenaba los Menudencias. Por ello comento aquí que espero que los Menudencias otra vez vuelvan a ser una mezcla de datos y consideraciones particulares sobre ciertos temas.

El tiempo pasa, nos vamos haciendo viejos y el amor no lo reflejo, como ayer.

La amiga que me llama siempre me dijo que el peluquero le había dicho que muchos medicamentos provocan caída del pelo, por lo que le dije que sí podían provocar alopecia, pero que esto era más unos que otros, así por ejemplo los que afectan al cerebro y siquismo no lo provocan tanto como los anticancerígenos. Ella dijo que no, que los suyos le provocaban mucha caída del pelo y que estropeaban mucho el cabello. Le dije que hoy día todo el mundo usa un montón de potingues para el pelo y nadie está contento con su suerte en esto del pelo. Y yo puedo decir que la alopecia hoy día, por suerte no es uno de mis grandes males. Es más, a mi edad, puedo decir que he tenido bastante suerte, pues no se me ha caído demasiado el pelo. Sí que he tenido suerte, aparte de la herencia genética natural.

Desde hace muchos años me pregunto cómo es que los satélites no captan a los inmigrantes tanto los que vienen de África como de otros continentes, siendo que éstos pueden detectar cualquier cosa en la tierra, si es que no salen rentables o qué, pues muchas veces oigo por la tele cómo se piensa que son muchos más las pateras y balsas hinchables las que hay en el mar pero que no son detectados por los radares y que se hunden junto con todos los que en éstas venían. Y entonces los satélites para qué están, si no es para ayudar al hombre, al ser humano. O sólo sirve para fines militares, de inteligencia y tecnológicos, o sea para asuntos verdaderamente rentables económicamente.

La sangre no sólo sirve para oxigenar y alimentar a las células, sino también para expulsar los desechos celulares y el anhidrido carbónico para su eliminación por los pulmones.

El oxígeno se transporta con la hemoglobina y éste es usado para obtener energía y genera restos de CO2, el cual se eliminará del organismo por los pulmones, a los que van (el CO2), también unido a la hemoglobina.

La hemoglobina pues es fundamental en la respiración celular.

La anemia se trataba con concentrado de hematíes, pero da muchos efectos adversos y al ser un bien escaso, se prefieren ahora otros métodos.

A partir de las células madres por distintas divisiones, se van generando las distintas células sanguíneas, como los granulocitos, monocitos, hematíes, etc.

 

2/7/19

La anemia puede estar en varias fases de las personas con cáncer, y en estados avanzados suele estar presente incluso en un 60% de los casos.

Las transfusiones sanguíneas provocan como efecto secundario más importante, un proceso febril, debido a la presencia de leucocitos en las bolsas transfusionales.

“Dolor es lo que el paciente dice que le duele, no lo que el médico cree”.

Hay cosas extrañas que no comprendo, como por ejemplo unos apuntes que leí ponen que el fentanilo atraviesa bien la BHE y en otro lado dice que no es lipófilo sino hidrófilo, el citrato de fentanilo, por lo que me digo cómo va a ser esto, si los que atraviesan dicha barrera es porque son lipófilos, ya que dicha barrera es rica en lípidos. Son cosas que se contradicen y que al final entonces no sé con qué quedarme.

Muchas veces a los opioides hay que añadirles corticoides, bifosfonatos, y analgésicos como el diclofenaco, o sea un AINE. Esto para reforzar su analgesia (como coadyuvante).

Varias veces he escrito sobre la escala analgésica de la OMS en el cáncer y otros y veo que lo he puesto equivocado, así de los tres escalones, el primero es el de los AINES, y analgésicos suaves como el paracetamol y salicilatos (incluida la Aspirina®). El segundo escalón serían los opioides de intensidad moderada, y el último escalón los opioides de analgesia fuerte.

No hay que subir cada vez que el paciente lo desea la dosis de fármaco (a demanda, se llamaría si fuera así), sino que debe uno pautar una dosis para el día y esa instaurarla hasta que, si no es eficaz, pues al día siguiente habría que aumentarla o cambiarla. Hay siempre que intentar tomar el menor número posible de fármacos, entre otras cosas porque el paciente canceroso muchas veces está muy deteriorado. So va a morir pronto de todas, todas, es absurdo que esté polimedicado y sobre todo con medicamentos que son para prevenir a largo plazo o un segundo evento (prevención secundaria). Cuantos menos medicamentos tome, mejor. Evitar el dolor y el sufrimiento, pero usando los menos medicamentos posibles. Que coma lo que desee y no venirle con regímenes absurdos. Que dentro de lo que cabe que sea lo más feliz posible. Esto cuando el tratamiento es paliativo, o sea que en breve morirá.

“Nadie debería vivir con dolor, ni morir con dolor”.

Hoy día el 90% del dolor se puede controlar con analgésicos.

Hay aproximaciones matemáticas para saber qué cantidad por ejemplo de morfina se debe sustituir cuando se va a cambiar por ejemplo por fentanilo. Así por ejemplo la dosis de morfina oral es el doble de la dosis por fentanilo transdérmico. O sea que el fentanilo es más fuerte que la morfina.

Ya sabemos todos que el fentanilo es muy frecuente en parches transdérmicos, aunque no es la única forma farmacéutica, pues existe también en formas orales e inhaladas.

 

3/6/19

El cáncer es de las enfermedades más dolorosas, y, así y todo, hay medicamentos para controlarlo.

Hay diversas escalas para detectar el tipo de dolor, y así según la intensidad de éste, empezar por el primer escalón de la escala analgésica de la OMS e ir subiendo hasta controlarlo. Una vez establecido con qué medicamento o medicamentos se controla, entonces hemos de ir directamente a éstos.

La metadona es el más analgésico de todos, pero también con creces es el más adictivo y peligroso. Su uso se debe empezar en hospitales, y no cambiar a otros en la comunidad. Lo cual sí se puede hacer con los otros opioides, o sea intercambiarlos fuera del hospital.

Sepan que hay medicamentos de rescate y para tratamientos crónicos. Para los dos hay diversas formas farmacéuticas de diversos opioides, tanto de analgesia media como alta.

Algunos antidepresivos como amitriptilina también son buenos como coadyuvantes en analgesia.

La morfina puede provocar como efectos adversos: náuseas, vómitos, depresión respiratoria, estreñimiento y mioclonías. Tiene menor potencia analgésica, que el fentanilo, por lo que de este último hay que usar menor concentración, lo cual es mejor por los efectos adversos, pero es problemático si hubiera problemas de sobredosificación.

El estreñimiento es muy frecuente entre los opioides, de hecho, los antidiarreicos más usuales son algunos opiáceos debido a que provocan este efecto colateral, se usa pues esta característica para tratar las diarreas. Como consecuencia, se seda (somnolencia incluso) uno mucho con estos antidiarreicos, así como se seca la boca (xerostomía) y un par de efectos típicos de este grupo de fármacos.

La morfina es el hipnoanalgésico por excelencia.

De tanta cantidad de veces que lo he dicho, supongo que sabrán ya que los opioides se extraen del opio, y así los que se usan como analgésicos, algunos los llaman opioides y los que se usan para otras cosas que no sean analgesias, se les llama opiáceos. Antes (hace varios años) se llamaba a todos opiáceos, pero ahora se suele usar esta distinción en su denominación.

Hay factores que influyen en el aumento o bajada del umbral del dolor en las personas con cáncer, así por ejemplo algunos factores que disminuyen el umbral serían: insomnio, cansancio, ansiedad, aburrimiento, tristeza, inactividad, etc. Y al revés los que aumentarían el umbral del dolor, serían, mejora del sueño, descanso, aumento del humor, acompañamiento, etc.

En una escala del uno al diez tendríamos que de 1 a 3 es dolor leve, del 4 al 6 es dolor moderado, y del 7 al 10 es dolor severo.

Como digo hay que ir escalando de dosis analgésicas, hasta encontrar la dosis ideal para cada momento y paciente. Muchas veces hay que pautarla cada 24 horas y mantenerla ésta, constante ese tiempo. Hay que pautar la dosis con reloj en mano, y no a ojímetro. Con estas cosas se ha de ser muy estricto, pues el dolor es serio y los medicamentos usados, de los más peligrosos. En el cáncer todo es complejo, difícil y casi todo peligroso.

 

Hasta aquí por esta semana. Espero que estos escritos míos les sirvan de algo como por ejemplo para pasar el rato. Muchas gracias por leerme.

Saludos cordiales:

Servando (Blanco Déniz)

Acabo diciéndoles que en todas las religiones se puede encontrar el consuelo, la felicidad y la salvación, pero yo como occidental que me considero, y a pesar de que me encanta leer sobre todas las religiones, les aconsejo que empiecen leyendo la Biblia en su totalidad, y si no disponen de mucho tiempo, ni ganas, léanse entonces el Nuevo Testamento, y más concretamente los Evangelios con lo que verán que su lectura ha valido la pena. Y luego lo que dijo Jesús y que ya he dicho varias veces: coge tu cruz, y sígueme (dijo Jesús). Y con Él toda carga es leve y llevadera…

Leave a Reply

*

Captcha Garb (1.4)

Spam protection by WP Captcha-Free