MENUDENCIAS 326 (20/5/19 al 26/5/19)

MENUDENCIAS 326 (20/5/19 al 26/5/19)

Aquí tienen la semana 326 de esta serie titulada Menudencias, que no es otra cosa que yo escribir a diario sobre cosas que me ocurren, veo, leo, oigo, barrunto, hablo, pienso, deduzco, etc., en definitiva, de todo un poco. Pero que subo el total (de nueve a diez folios) al blog, una sola vez en semana. Como siempre, cuando pongo algo entrecomillado es porque lo he puesto tal cual estaba en la fuente original. Y si lo pongo tal cual, es porque para mí lo que dice y en el tan corto espacio que lo dice, no tiene desperdicio. Espero que algo les estén gustando estos escritos míos. Muchas gracias por leerme. Ahí van:

 

[Lector, verá que en el blog faltan los escritos de cinco años (cerca de 300 posts), desde mayo de 2012 hasta noviembre de 2017, lo cual se debe a que hubo problemas a la hora del cambio de web hace cosa de un par de años. Todavía no tengo claro qué hacer con ellos. Disculpen las molestias y muchas gracias].

20/5/19

La verdad es que muchos americanos tienen razón cuando dicen que más que lengua española (la lengua en la que escribo y hablo) se debe llamar lengua hispanoamericana, y tienen toda la razón del mundo. Es muy lógico pensar que esta lengua mestiza nuestra, se debe llamar así, en lugar de española.

Eso sí, cada uno tiene sus dejes, y así mi cuñado el escritor (en quien me he basado para escribir esto) dice que nadie le va a obligar a decir que el plato canario (papas arrugáas) les debemos llamar “patatas arrugáas”.

Grandes estudiosos de la lengua, son partidarios de esto que aquí les acabo de nombrar.

Es una lengua atlántica, árabe y romana (de ahí lo de mestiza). Más sumados los grandes (notables) avances en comunicación que ya he citado en otras ocasiones…

Como volvió a decir mi cuñado en una conferencia (en realidad era una mesa redonda en la que él fue el moderador), los japoneses son tan educados, que lo que prohíben es que se fume en la calle, pues eso sería dar mal ejemplo a los niños pequeños, el que vean a la gente fumando en sitios públicos, pero fumar en los restaurantes, esto es de lo más lógico, así uno puede ir o bien a restaurantes donde se pueda o no se pueda fumar. Esto ya queda a elección de cada persona, pero la calle es pública y como lugar de todos, se debe respetar la salud de todos los ciudadanos.

Incluso si alguien se tropieza por la calle, la gente en lugar de reírse como hacen muchos aquí, todo lo contrario, les piden disculpas por lo mal hecho que está el pavimento de tal forma que esa persona se tropezó y le podía haber costado un disgusto si se hubiera caído u otras cosas similares.

No lo dijo durante esa mesa redonda, pero otras veces lo ha escrito: que allí la gente lee muchísimo, y que, en los transportes públicos para no molestar en las tendencias de las personas, ni hacer propaganda de nadie, pues llevan los libros forrados para que nadie vea lo que está leyendo cada uno.

Sí, con ellos se extralimitaron los americanos y en lugar de devolverles el cachetón con otro cachetón, en lugar de esto, crearon un país de gente muy civilizada y sumamente educada, que tiene los valores humanos entre sus mejores virtudes. Cada uno respeta a su prójimo.

También dijo la anécdota que él nunca diría que se conoce Japón pues, aunque él ha ido ahí unas cinco veces a Tokio, lo más que puede decir es que conoce el centro, ya que, si seguro que le sueltan por ahí, para interpretar los nombres de las calles en su lenguaje tan difícil, pues en eso es nulo por completo, de ahí que él siempre dice que sólo conoce el centro y poco más de Tokio.

Se respeta allí mucho a los mayores, así no es raro ver como presidentes de corporaciones a nonagenarios, cuando aquí todos a esas edades están retirados o les aconsejan que se retiren…

 

21/5/19

Ahora que tengo algo más de tiempo, me he puesto a leer con detenimiento el máster en oncología farmacéutica que estoy cursando y me he topado con viejos conocidos que me han traído buenos recuerdos, estos son la vida media, la biodisponibilidad, el ABC (AUC), la constante de eliminación y otros parámetros que me han traído a la mente cuando uno estudiaba más o menos profusamente durante la carrera la farmacocinética, viejos amigos de los que guardo viejos y gratos recuerdos. Como decía el gran Vallejo-Nájera, si uno no le coge el gusto a la carrera mientras la estudia, difícilmente entonces podrá cogerle el gusto después en el trabajo (el mío sigue basándose básicamente en el estudio), o sea el gusto a lo que uno hace. Y lo que yo siempre digo, muchas veces no podemos hacer siempre lo que uno quiere, por lo cual hay que cogerle el gusto a lo que uno hace, más que hacer siempre lo que uno quiere.

El problema de la fama, el poder y el reconocimiento social, es, que puede conducir a que uno se ensoberbezca demasiado y por tanto puede cambiar su forma de ser y llegar al final a ser peor que cuando iba por mal camino (yo hace varios años tenía el aura roja, ahora parece que la tengo blanca). El temor al Señor es el principio de la sabiduría. Y lo contrario, por supuesto.

Una vez le dijo uno a Confucio que una persona conocida por ambos era muy inteligente porque se pensaba todo tres veces antes de decidir, por lo que Confucio dijo que con dos veces hubiera sido suficiente. Yo debo decir que intuyo que esto sea figurado, y por tanto como el número tres en la cristiandad es clave y sin embargo uno de los mayores genios del mundo, dijo lo dicho. Pero por esto yo creo que más acertado sería que dijera que esa persona pensaba todo cuatro veces y el maestro dijera que con tres hubiera sido suficiente, con lo cual estoy totalmente de acuerdo, aunque hay cosas que está claro que requieren de una meditación larga y tendida.

Para ir de un lado al otro de una habitación no vamos a pasarnos una vida para esto, pero hay cosas muy importantes en la vida que sí requieren de una meditación frecuente y profusa.

Cuando se empieza a tratarse con un determinado fármaco contra el cáncer, no se pueden saber ni siquiera los parámetros farmacocinéticos básicos en todos los pacientes (ni siquiera cuando se investiga en ensayos clínicos en fase IV con dichos fármacos se pueden hallar todos estos parámetros), cuánto menos al principio, cuando se empieza y antes de comercializar, en que casi todo son palos de ciego y más en esto del cáncer.

 

22/5/19

Hace un par de meses hablando con mi hermano, le dije que el huevo hace unos años se había casi prohibido al pensar la gente que tenía mucho colesterol, por lo que casi se eliminó, pero luego se pusieron a investigar sobre ello y vieron que el colesterol del huevo (como ya he dicho muchas veces) no se convierte en colesterol plasmático y por tanto se estaba pensando que incluso un huevo al día sería una muy buena idea (Doña Ana María Lajusticia comía hasta ya bastante mayor un huevo frito todas las mañanas) … por ello, y mientras se ponen de acuerdo pues yo les comento que comer tres o cuatro huevos a la semana, es una muy buena idea. Yo estoy comiendo unos cinco huevos a la semana y me siento fuerte y en forma. Y eso que no puedo alimentarme lo bien que debería por falta del vil metal (el cual como ven cada vez es más vil y también más metal, o sea cada vez es más chatarra el dinero y más poderoso, piensen que al principio el dinero era a base de cobre, plata y oro).

Lógicamente de la cantidad de fármacos antineoplásicos que administremos, dependerá si hace efecto o no el medicamento (o sea que si se administra muy poco medicamento no hace efecto) y los efectos tóxicos, así si pasamos unos mínimos es posible que provoquen efectos adversos y tóxicos incluso. Todo esto se debe tener en cuenta a la hora de administrarlos y saber qué concentración de medicamento corresponde a cada situación, para así dar lo suficiente pero no un exceso ni demasiado poco.

En los antineoplásicos los márgenes entre estos dos casos suelen ser muy pequeños, de ahí que haya que administrarlos con mucha precaución.

Cada órgano o tejido tienen tanto una concentración como un tiempo tope, los cuales se han de sobrepasar para provocar efectos tóxicos.

 

23/5/19

Cada paciente es distinto, así si se administran dosis fijas de antineoplásicos en las distintas personas, éstos tendrán un distinto efecto y seguridad en cada paciente: diferencias interindividuales.

Se intenta cada dosis ajustarla respecto al peso o a la superficie del paciente (mg/kg o mg/m2). Depende pues de varios factores y no solo los farmacocinéticos sino también otros como la genética, la biología, etc.

Saber el efecto y las toxicidades de cada antineoplásico no siempre es fácil, pues muchas veces son varias las combinaciones de fármacos las que se usan, con lo cual ver a qué se debe cada uno individualmente, es sumamente difícil.

No siempre es fácil detectar en sangre los medicamentos antineoplásicos administrados y menos la concentración de cada uno en el organismo. Y por tanto más difícil aún detectar su actividad y sus toxicidades. Es difícil saber su concentración como sus efectos adversos y si se deben a uno u otro o a ninguno de los administrados.

Hay que ver si los medicamentos administrados se pueden monitorizar y qué abarca dicha monitorización. Con esto algo se sabe lo que está ocurriendo con los medicamentos administrados y si se van a administrar otros si los resultados (valores) que tenemos se deben a los primeros o segundos, etc.

Hay que ver las toxicidades de cada uno, a ver si se pueden entonces cambiar a otros medicamentos menos tóxicos.

En cuanto a que las galletas y los cereales del desayuno tienen mucha azúcar, en efecto así es, pero casi todo tiene sal o azúcar o las dos cosas, de ahí que, si tienen el azúcar en sangre controlada, así como el sodio y el cloro (la sal común es cloruro-sódico, como saben) en las analíticas, pues no se preocupen. No tomen eso sí azúcar blanquilla tal cual, ni en el café, pues los que abusamos del café, si abusamos también de dicho fruitivo, pues podría llegar a ser peligroso. Estos dos compuestos dichos al principio, son muy ricos en cereales los cuales son fundamentales para empezar el día con ellos. Energía pura, de la buena.

La amiga que me llama siempre me dijo que como tenía dolores de cabeza, si ella padecía entonces de migraña por lo que le dije que por un par de dolores que le entrara de vez en cuando de cabeza, no tenía la mayor importancia, que las migrañas son desde un par de episodios al mes, hasta quince crisis invalidantes de migraña al mes, y que ninguno de los dos era su caso… que si no se había tomado la tensión últimamente que fuera a la farmacia y se la tomara (en muchas farmacias ya esto es gratis) y según lo que le dijeran, ya íbamos descartando otras cosas.

Luego me dijo que es que venía un par de días notando mal cuerpo, por lo que entonces le dije que esperara a ver cómo iba evolucionando la cosa estos días, a ver si lo que tiene es una infección o qué.

La verdad es que es una hipocondriaca por completo. Algo exagerado. Lo que tiene de buena persona, lo tiene también de hipocondriaca como digo.

 

Hasta aquí por esta semana. Espero que algo les estén gustando estos escritos míos y les sirvan de algo como por ejemplo para pasar el rato. Muchas gracias por leerme.

Saludos cordiales:

Servando (Blanco Déniz).

Acabo con una enseñanza que podemos encontrar en la Biblia, como que trabajemos al máximo no sea que cuando venga el Dueño de la hacienda, nos vea banqueteando y de fiestas, en lugar de que nos vea trabajando que es lo que debemos hacer ya que nos hemos quedado aquí para guardar su hacienda.

 

 

 

 

Leave a Reply

*

Captcha Garb (1.4)

Spam protection by WP Captcha-Free