MENUDENCIAS 319 (18/2/19 al 24/2/19)

MENUDENCIAS 319 (18/2/19 al 24/2/19)

Aquí tienen la semana 319 de esta serie titulada Menudencias, que no es otra cosa que yo escribir a diario sobre cosas que me ocurren, veo, leo, oigo, barrunto, hablo, pienso, deduzco, etc., en definitiva, de todo un poco. Pero que subo el total (de nueve a diez folios) al blog, una sola vez en semana. Como siempre, cuando pongo algo entrecomillado es porque lo he puesto tal cual estaba en la fuente original. Y si lo pongo tal cual, es porque para mí lo que dice y en el tan corto espacio que lo dice, no tiene desperdicio. Espero que algo les estén gustando estos escritos míos. Muchas gracias por leerme. Ahí van:

 

[Lector, verá que en el blog faltan los escritos de cinco años (cerca de 300 posts), desde mayo de 2012 hasta noviembre de 2017, lo cual se debe a que ha habido problemas a la hora del cambio de web el año pasado. Todavía no tengo claro qué hacer con ellos. Disculpen las molestias y muchas gracias]

18/2/19

Casi todos tenemos voces distintas, emitidas por las cuerdas vocales todas ellas y que suenan casi todas distintas. Por ellas sabemos más o menos de qué persona se trata cuando las oímos, aunque no veamos a la persona. En efecto, la naturaleza es sabia y nos creó a todos distintos y con unas características concretas, aunque ya saben todos que la epigenética es aquella parte de la genética que puede cambiar debido al entorno que rodea a las personas.

Hay gente que tiene miedo que en caso de urgencia haya que usar un desfibrilador por un no experto, pero lo cierto es que muchos de éstos, si están mal puestas las almohadillas, no se activa el desfibrilador. Así pues, actúan cuando se han puesto bien, si no están bien puestos, no actúan.

Yo fui el que creó el mail viral que trataba sobre el desfibrilador sobre el cual me han dicho mis hermanas que en sus centros de trabajo (una de ellas ha sido y dos siguen siendo profesoras) hay uno, el cual, si no está bien puesto, no funciona. No está mal saberlo.

Para aquellos que no han estudiado mucha química, decirles que lo que se absorbe por los enterocitos, o sea por las células más apicales de las microvellosidades intestinales, lo que entran a su través son moléculas, las cuales están formadas por átomos y éstos están formados por neutrones, protones, electrones, etc. Sí como ven, pasan cosas no visibles a los microscopios normales, por mucho que uno se haya pegado un bocata de tortilla o una comida de las llamadas cocina creativa, de dos estrellas michelín.

Mucha gente aquí en mi isla, dicen que ellos tienen mucha calle, lo cual quiere decir que están apalancados en una calle drogándose de continuo y por tanto eso es tener mucha calle.

Sé de algunas personas que viajan por medio mundo dando conferencias, y para mí esa gente tiene mucha más calle que lo que dicen el par de matadillos que pululan por mi comunidad autónoma. Ya sé que ellos dicen que lo que tienen es mundo, pero para mí como digo, esta gente tiene mucha más calle que los que están apalancados en un par de calles vendiendo drogas y consumiendo. Es un desastre que esta gente crea que son gente de mundo; ni se plantean el que en realidad son unos matados y gente de poca monta y se creen ellos todos muy listos, pues tienen mucha calle. A mí más bien me dan pena que inviertan la única vida que van a vivir, de esa manera tan indecente y poco útil.

Aquí en mi barrio, frente a mi casa, se sientan muchos ancianos que para ellos esa es la vida, estar sentado en la plazoleta, pensando y pensando a saber qué cosas. Y así invierten el final de su vida (y es posible que también otras etapas de su vida).

Yo sé que todos siempre pensamos que nuestro modus vivendi es el adecuado, pero la verdad es que prefiero pasar la vida aprendiendo (a través de las letras) que, sentado todos los días en el parque, callados y viendo la vida (lo que tienen delante de los ojos) pasar. Aunque me llevo fenomenal con esos ancianos no dejo de reconocer que no es mi ideal de vida.

Una amiga sintecho, su ideal de vida era viajar y viajar, y a sus cerca de setenta años, sigue viajando por varios sitios, aunque ahora se mueve con mucho menos dinero, de albergue en albergue. Y de piso de sus amigas a otro piso. Su ideal es ese, aunque lo pasa mal muchas veces, luego cuando cambia de sitio, quiere volver al anterior… ese es su ideal de vida. Conocer mundo y gentes distintas.

Esta amiga estuvo aquí viviendo en la calle y estaba fatal, por lo que una amiga le dijo que se fuera a Baleares a su casa, donde estuvo unos dos años, y luego ahí consiguió una pequeña paga con la que vive en distintos albergues y tiene para algunos gastos como tomarse de vez en cuando en alguna cafetería un café, con lo que comparado a como estaba aquí, está mucho mejor ahora, y me dijo que quería volver aquí, por lo que le dije que aquí lo había pasado peor que en otros sitios y me respondió que muchas veces lo había pasado mal, pero luego cuando cambia de lugar, quiere volver a los otros sitios donde tan mal lo había pasado.

 

19/2/19

Una vez les dije a mis sobrinos cuando eran chicos, que lo importante es el principio y el final, que lo de en medio no cuenta tanto. Así pues, la concentración del profesor decae sobre la mitad de los exámenes escritos, por tanto, yo creo que las preguntas que más se saben, deben reservarse para el principio y para el final, mientras que las que se saben menos, sean para la mitad. Y unas buenas al final, para dejar buen regusto en la boca.

He estado pensando si puesto que los Iluminatis, los que adoran a Lucifer (pues dicen que ya su nombre da idea de luz, la primera sílaba de dicho maléfico nombre), una de cuyas finalidades es acabar con la Iglesia, así como con el poder, (para lo cual tienen infiltrados en todos lados, incluidos altos estamentos de la Iglesia católica), si los escándalos de personalidades que pertenecen a la Iglesia, si no serán estos individuos iluminatis que lo que están intentando (y muchas veces consiguiendo) es reventar a la Iglesia.

Por ejemplo, el cardenal que desvió unos 40.000€ que iban dirigidos a un hospital de niños chicos, quien los usó para arreglos de su ático en el Vaticano, de más de doscientos metros, y cercano al piso del papa (de unos cincuenta y pico metros [el del pontífice]).

También casos de pederastia. También cuando dicen que se ven volando las limusinas que en el Vaticano transportan a los cardenales, que vienen y van de donde están las prostitutas quienes aseguran que los sacerdotes son mucho peores que otras personas en cuanto a sus fantasías sexuales… o también cuando el secretario del papa Benedicto XVI, filtraba a otros la documentación de dicho papa.

He pues pensado si todas estas personas que han causado tanto escándalo en la Iglesia, si no serán esos infiltrados que tienen los Iluminatis y que hacen temblar a la Iglesia.

El que aguanta gana. Llevo unos 30 años intentando llegar a una meta, y ahora, parece que, tras mucho luchar, puedo llegar a éstas, con lo que está claro que celebraré por todo lo alto, dentro de mi persona (mi mente), para festejar el triunfo que por fin parece que Dios me ha querido conceder. Aunque todavía no lo tengo del todo claro que lo consiga.

He estado luchando por este fin, lo dicho, y parece que se ha vuelto a cumplir, el número de Jesús se vuelve a repetir y ya digo que, tras treinta años de lucha, es posible que ya consiga lo buscado.

También me servía el Señor de consuelo (la lectura de la Biblia) tantos años de sufrimiento y lo que le vuelvo a pedir son más años de vida con calidad buena, para poder disfrutar de estas cosas que parece que ha tenido a bien concederme. Tras treinta años de lucha, comprenderán que tengo bastante paciencia y sé esperar hasta el final, en busca de la recompensa (no económica, ni carnal, sino espiritual, mental). De todas maneras no lo tengo del todo claro que lo haya conseguido, pues todavía me quedan varios años de vida por delante y ahora mismo no lo tengo nada claro.

Esto me recuerda a un cuento chino que decía algo así como el que aguanta hasta el final, ése gana. Llevaba ya digo 30 años luchando por este objetivo y parece que estoy a las puertas de conseguirlo. De todas maneras, no quiero hacerme ilusiones y voy a seguir con detenimiento el curso de los días y meses, a ver si en efecto el Señor me ha bendecido en esto o no.

Gracias Dios mío, pues todo lo haces de tal forma que parezcan otras cosas (cosas lógicas y normales), así al final haces que las personas lleguen a su objetivo, aunque muchos piensen otras cosas. Fíjense en las fechas claves y lo entenderán.

 

20/2/19

Hace cosa de un mes estuve ingresado en siquiatría de un hospital de la ciudad donde vivo (si quieren saber más al respecto lean gratis [como todo lo mío que es por internet], el libro titulado, De los locos, locuras) y estando allí, un día sentí mucho movimiento raro alrededor, por lo que aunque pensaba pasar de ir a decirle a mi enfermera que me tocaba el colirio (lágrimas artificiales), pues ya iba a salir al día siguiente, pero veo que de una zona cercana me hacen sentir que debo ir ahora ya a decir lo del colirio, por lo que fui por el control de enfermería y allí el celador más veterano de la UIB me hizo una mueca rara, que pensé que significaba que no dijera nada, pues habían cerca médicos. Pero en esto veo que hay gente llamando por teléfono muy, muy nerviosas, por lo que me dije que algo gordo estaba pasando. Luego fui al sitio donde siempre me pongo a estudiar a esas horas y en esto oí con un tono nada normal que fuéramos todos a la reunión que había en el Taller donde se hacen las manualidades y demás, por lo que iba hacia allí cuando veo que una señora que creo que es profesora, salía de allí haciéndome una señal que aquello no era importante, por lo que volví a mi sitio. Sentía los taconeos rápidos de las siquiatras por los pasillos, por lo que ya estaba seguro que algo importante estaba pasando. En esto una de las que ha sido mi doctora, dijo que eso no era de su competencia bien alto, para que lo oyéramos todos, incluido yo. Y se fue con el rápido taconeo a otra parte. Al cuarto de hora o antes, cuando ya yo estaba seguro que había sido o un ictus o una parada, volvió a pasar por allí y dijo que ya todo estaba normal, que no pasaba ya nada… con esto deduje que entonces si todo había acabado ya, que entonces se trataba de una parada. Y cómo en el primer mundo, éstas se controlan por un equipo de especialistas que llega casi al instante a cualquier parte del hospital y solucionan dicha parada en cuestión de minutos o segundos. Sí la vida de cualquier ser humano en nuestro primer mundo es tan sumamente importante y sin embargo aquí al lado mueren cada diez segundos o menos niños por diversas causas, y casi frente a ellos, una vida de una sola persona es tan sumamente importante. Lo que siempre digo, nosotros sabemos lo que está pasando en el mundo, y no hacemos nada al respecto… sabemos que estamos todos cond…

 

 

Hasta aquí por esta semana. Espero que algo les estén gustando estos escritos míos y les sirvan de algo, como por ejemplo para pasar el rato. Muchas gracias por leerme.

Saludos cordiales:

Servando (Blanco Déniz).

Acabo con una enseñanza que podemos encontrar en la Biblia, como el que hubo un hombre que hizo una fiesta y ninguno de sus invitados quiso ir, por lo que mandó a invitar a los más pobres que se encontraban por las calles y a los lisiados, y a uno de ellos por no ir vestido de fiesta, lo echó a la calle por esto. O sea, la primera lectura que se saca es que uno debe ir vestido siempre acorde con la situación a la que va y la segunda es que uno debe ir limpio de pecado, acorde a ciertas cosas, como es el banquete del Señor.

Y por supuesto el que el Señor invitó a los grandes y estos pasaron, por lo que entonces llamó a los más pobres y ellos fueron los invitados de su gran festín…