BZD, MI OPINIÓN

BZD, MI OPINIÓN:

Aquí les pondré los escritos que he ido confeccionando a lo largo de los años sobre las BZD -Benzodiazepinas-, y que todos tienen un punto en común, que las BZD son todas placebos. Cuento también lo que las autoridades sanitarias han ido haciendo respecto a ellas según mi opinión.

Para aquellos que no sean del sector sanitario, comentarles que las Benzodiazepinas -BZD-, son aquellos fármacos ansiolíticos -para los nervios- e hipnóticos -para dormir- que se venden en las farmacias y para los que se exige receta médica. Unos ejemplos son Alprazolam -Trankimazin®-, Diazepan -Valium®-, Lorazepam -Orfidal®- y todos los de este tipo.

Esta serie creo que es de interés tanto para los que no son especialistas en estos temas, así como para los que lo conocen, para que vean la evolución del asunto a lo largo de los años, y del que me di cuenta en su día -verano de 2001-. Intuyo pues, que aquí hablo de cosas curiosillas para muchos. Estos escritos los empecé a confeccionar -y los he corregido y adaptado varias veces desde entonces-, desde el primer día que empecé a ver esta trama, así como su desarrollo en el tiempo…

Todos los escritos que aquí pongo, los he ido mejorando a lo largo del tiempo, aunque siempre intentando dejar la esencia y la verdad de lo sucedido.

Ahí va el primero de la serie:

 

¿FRUSLERÍAS?

 

Este escrito lo empecé a confeccionar al poco de ver cosas raras por internet -aunque hice un esbozo de varias páginas los mismos días que me di cuenta de lo que estaba pasando- y lo he dejado escrito en el presente que era, pero que en realidad ya es pasado. Ahí va:

 

Les quiero contar unas cosas que pude ver en la web del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos –Consejo– de España –www.portalfarma.com-, el pasado 16 de julio de 2001, en una noticia -citaba un país europeo en concreto al que llamaremos X- titulada: “Las mafias de X invaden el mercado farmacéutico con medicinas adulteradas” publicada por un diario importante a nivel nacional, ese mismo día, en la que se contaba que en X se fabricaban numerosos medicamentos adulterados, sobre todo antibióticos -75 millones de unidades-; éstas junto con otras incongruencias y cosas increíbles que tenía el artículo, me hicieron dudar que la noticia fuera cierta, pues lo que decía eran cosas muy difíciles de creer, haciéndome pensar dicho artículo, que en X, la mayor parte de los medicamentos están adulterados. Esto, junto con otros fallos importantes de la Red de ese día, así como otras noticias, me dio por pensar si nos estaba avisando el Consejo General -y otros- de forma sutil que estaban empezando a experimentar, masivamente, las autoridades sanitarias con nosotros, con los de los países desarrollados occidentales, lo que no es siempre sinónimo de cristianos, pues si en nosotros se experimenta con sustancias probadas de antemano, entonces en los países pobres, con los más pobres de estos países, los paupérrimos, muchas veces se experimentan con productos poco seguros -a mi entender-, como ocurre con ciertos disolventes con los que están experimentando -se entiende que experimentaban en aquellos días, añado el paréntesis- en locales de la policía y del ejército en el tercer mundo africano, en estudios contra el SIDA, como publicó otro periódico por estos días.

Si no decían abiertamente este experimento de las autoridades con nosotros, es porque háganse cargo del caos que sería, viendo lo que pasó con lo de las vacas locas, y eso que personalidades destacadas del mundo de la ciencia, notificaban de continuo en varios medios, incluida la web del Consejo, que no había motivo para tales injustificadas alarmas, como así ha sido; ya que caso de decirlo abiertamente, a lo mejor habría problemas con lo que a continuación les cuento. Pues bien, no sé si se ha experimentado con todos los psicofármacos, pero sí puedo decir que al menos en España, a muchos de los ansiolíticos e hipnóticos -en general a todas las benzodiazepinas-, se les ha sustituido el principio activo, tal vez por otra sustancia menos fuerte y dañina, o bien, simplemente se ha quitado sin más el principio activo dejándolos inocuos e inactivos, de tal forma que he podido observar una serie de casos, al menos en la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria -España-, donde resido, que eran el típico síndrome de abstinencia de estos fármacos, el cual también lo sufrió mi propia madre, de setenta y cuatro años, la que era adicta al Lorazepam (DCI).

Les puedo hablar de lo que he visto, y esto es, que es posible que los síntomas por deshabituación -insomnio, irritabilidad, taquicardia, hipertensión, temblores, intensa diaforesis, ansiedad importante, convulsiones, suicidios, etc.-, o sea, debido a la dependencia y una posterior retirada brusca de fármacos simpaticolíticos, yo creo que se acaba en un mes más o menos, pero no lo sé con certeza. Dicho síndrome de abstinencia es similar al provocado por el alcohol y los barbitúricos. Y tengo la impresión por lo leído en la web del Consejo donde también hablaban de esto otros periódicos de tirada nacional, que hubo alguna muerte al respecto, por lo que debía haber mucho cuidado sobre todo con las personas pertenecientes a los grupos de riesgo en salud -niños, ancianos, enfermos crónicos y embarazadas-, las cuales considero que deberían haber estado bajo estricto control médico, incluido posiblemente, el ingreso hospitalario caso de sufrir el síndrome de abstinencia. Es mi opinión.

Leí en estos días una noticia aparecida en la web del Consejo que un fármaco de un laboratorio de productos de parafarmacia, principalmente para bebés y niños chicos, había provocado unas siete muertes en España, lo cual he pensado si se refería a las muertes provocadas por la desintoxicación masiva de estos psicótropos, pues casos menos graves han sido un escándalo absoluto, y de esta noticia no se supo nada más. Ya digo que esto son todas elucubraciones mías, y a ciencia cierta no sé si mis sospechas están bien fundadas o no.

Desearía que dichas sospechas fueran ciertas, pues así empezaríamos a usar sustancias menos dañinas y a usarlas en pequeñas dosis, para dolencias y padecimientos tratados hoy día innecesariamente con fármacos muy peligrosos, sumamente potentes y perjudiciales para la salud, como se aconseja en todos los medios especializados, incluyendo los prospectos y fichas técnicas de los medicamentos, a los que muy pocas veces se hace caso; y no fiarnos de lo que nos dicen los demás -los no sanitarios- en cuanto a fármacos de prescripción y dispensación exclusiva con receta médica, principalmente.

En definitiva, las más altas autoridades sanitarias, no nos quieren tan drogados sin necesidad, cosa con la que estoy totalmente de acuerdo.

Si creo que las autoridades han hecho esto, es por muchas cosas y entre ellas porque sobre todo en ancianos estos medicamentos, al producir hipotensión ortostática al pasar del estado de sedestación al de bipedestación, provocaban caídas con las consiguientes fracturas, las que son sumamente incapacitantes y que suelen desembocar en la muerte del anciano por verse prostrado en la cama y sentirse por ello una carga para los demás…; y también porque al disminuir enormemente los reflejos y al producir mucha somnolencia, provocaban múltiples accidentes de tráfico, que es una de las mayores causas de muerte de los lugares donde hay muchos coches, todas las cuales se intenta, hoy día, evitar.

Para concluir, decirles que estuve haciendo experimentos conmigo mismo, para ver si mis sospechas eran ciertas o no, aprovechando que no tenía que coger maquinaria peligrosa ni conducir, y como me había prescrito mi psiquiatra el hipnótico: Flurazepam -comprado el 16/8/01 en una farmacia del distrito postal 35011, de la isla donde resido, con receta médica y cuya fecha de caducidad era del 11/2004-, pues ingerí aproximadamente seis cápsulas, de distintos lugares de los dos blísteres, a distintas horas y en sólo dos días, y éstas no me hicieron efecto alguno, cuando me consta, por experiencia, cuando las tomé hacía unos diez años, que con una se duerme intensamente en menos de media hora después de haberla ingerido. Con este fármaco, se aconseja no interrumpir el sueño al menos las siguientes seis a ocho horas de haberlas tomado, según indica su prospecto, pues se corre el riesgo de no recordar lo que se hizo mientras se estuvo levantado, y yo, que no dormí ni cinco minutos, recordaba perfectamente todo lo que había hecho durante esas horas esos dos días.

Ruego a todo el mundo que no siga mi ejemplo, sino que sigan al pie de la letra los consejos del médico, como yo, de normal, los sigo. Si hice esto, es porque soy un experto en fármacos y la ocasión lo requería.

  • 0 –

 

Este artículo mío está ligeramente modificado respecto a lo que en realidad vi en su día, lo cual era que en el artículo del primer periódico del que hablo, ponía que había en X unos noventa y pico -creo que era la cifra- laboratorios sintetizando sustancias adulteradas, lo que me pareció imposible, pues cada laboratorio consta de grandes edificios, y éstos no son tan fáciles de ocultar, pero como cuando salí de estar ingresado en el hospital por este caso, no salía esta noticia en la web del Consejo, ni con el buscador interno de la misma, sino que la conseguí varios meses después, la que volví a leer, y ya no decía lo de los laboratorios, sino que era uno solo el que los estaba adulterando -y así y todo yo creo que adulterar unos 75 millones de unidades de antibióticos es un delito sumamente grave-, fue ese el motivo por el que tuve que reformar el escrito. Está claro que las noticias al respecto, las modificaron tras pasar la alerta. Y a lo mejor es posible que ni siquiera se publicaran en el periódico más importante citado ni ninguno de los comentados, sino que las crearon en exclusiva para ponerla en la web del Consejo General para los farmacéuticos -y en otros organismos farmacéuticos y quizás médicos también-, muy posiblemente, ya que, de fármacos de normal, quienes más sabemos -y debemos saber- somos los farmacéuticos.

Les he de decir, que la retirada brusca de esos fármacos es sumamente peligrosa -lo que estudié algo después en dos cursos que hice sobre estos fármacos, uno por la Universidad de La Laguna (Canarias) y el Colegio Oficial de Farmacéuticos de mi provincia (Colegio), y el otro por el Consejo-, llegando a causar en algunas ocasiones la muerte, así que calculen. Y yo creía lo contrario -que no era mortal-, aunque algo sospechaba, pero me decía a mí mismo que las autoridades no harían algo de esto poniendo la vida de varias personas en juego.

Sí les digo que, en esos días, vi en la calle unos casos tremendamente acentuados de síndrome de abstinencia -como dije más arriba-, en cuatro personas -incluida mi madre-, lo que me hizo recapacitar conjeturando que seguramente estaba yo en posesión de la verdad, lo que me impulsó a escribir el artículo dicho, aparte del primer esbozo del primer día que me di cuenta.

También comentarles, que llamé a dos colegas con oficina de farmacia el mismo día que deduje este acertijo, a los que les dije lo que creía que estaba pasando con algunos psicótropos, y ninguno de los dos me dijo que yo estaba en un error, es más, uno de ellos, que había sido un jefe mío, de unos sesenta años, cuando le dije lo que pensaba que estaba ocurriendo y que lo iba a escribir, me dijo muy animado que lo escribiera en la revista profesional del Colegio. Al día siguiente de estas llamadas fui por el Colegio de Farmacéuticos donde le llevé al jefe del CIM -Centro de Información del Medicamento- un escrito que confeccioné esa misma noche, en el que contaba lo sucedido. Cuando llegué al Colegio yo casi aseguraría, que éste estaba bloqueado, aislado, en cuarentena, precisamente por mi llamada al jefe mío citado, quien seguro que llamó al presidente del Colegio. Y según intuí, dicho Colegio había sufrido una crisis por esa desintoxicación masiva, al no saber ellos de qué se trataba y recibir preguntas sobre ello de diversos sitios (como varias oficinas de farmacia) y entes de la provincia.

También el mismo día de la noticia del periódico citado en primer lugar, en un correo electrónico con las noticias del sector, pude ver que salían noticias increíbles, como que el analgésico: Talidomida era beneficioso creo que para un tipo de cáncer, lo que me sorprendió enormemente, diciéndome que cómo iban a seguir experimentando con dicha sustancia, si ya estaba más que demostrado que era teratógena, por cuya razón se había retirado del mercado hacía unas décadas, motivo por el que intenté acceder al hipervínculo de dicha noticia, el cual no me permitía la opción de acceso, sino que el cursor al pinchar en el link parecía como si rebotara una y otra vez y así de continuo, ya que lo intenté en varias ocasiones; igual en otras noticias importantes y descabelladas del newsletter, y siempre ocurría igual, no así con noticias de escaso interés y bien posibles. Esto ocurrió con el mail con noticias que muy amablemente me enviaba el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid por aquellas fechas.

Como digo fui a ver al jefe del CIM, quien no me dijo nada que hubiera una alerta, pero bajó después de hablar conmigo a la recepción y preguntó extrañado si no había faxes, y si tenemos en cuenta que era verano, y a primera hora de la mañana, éstos supongo yo que no debían ser muy abundantes. Y entonces miré para donde estaba el aparato de fax en la recepción y me sorprendí al ver que tenían en lugar de la rejilla de metal que había siempre, una caja de cartón mucho más grande, donde está claro que cabían muchos más faxes. Y a él, cuando le llevé mi escrito con lo que estaba pasando, a primerísima hora de la mañana pues para eso no dormí -para escribirlo y entregárselo lo más pronto posible-, lo vi muy concentrado leyendo en el ordenador algo, lo que supuse que sería la noticia sobre X que les había comentado a mis dos colegas farmacéuticos por teléfono. Sí, la alarma era general, sospeché.

Sin embargo, a la pregunta el mes de agosto de 2002 a dicho jefe del CIM, de si habían sufrido alguna crisis por síntomas de desintoxicación de psicofármacos el año pasado, me dijo que él no tenía ni una noticia de eso… Lo que posiblemente eran órdenes de las más altas autoridades sanitarias dadas al Consejo y éste a los Colegios de España.

 

22/08/05

Hace un par de años, me tomé diez Lorazepan que había en mi casa -en esas fechas vivía en la casa de mi madre- desde hacía tiempo, y lo único que me ocurrió fue un rash cutáneo: lógico, para casos de intoxicación por el posible suicida o drogadicto, etc., se alarme, pero no sufrí ningún tipo de desajuste psíquico. Si lo hice es porque yo no suelo ni conducir ni usar maquinaria peligrosa.

 

22/12/06

Les comento que, de normal suelen inventarse y descubrirse fármacos nuevos con relativa rapidez, así, antes estaban los antidepresivos tricíclicos -ADT-, y ahora están los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina -ISRS-; antes los antipsicóticos típicos, y ahora los atípicos -ya no tan atípicos, pues existen varios-; los antibióticos, hace unos meses, iban ya, algunos tipos, por la quinta generación; etc. Y sin embargo, de las BZD, siendo que encima son uno de los fármacos más peligrosos del canal farmacéutico habitual, -hasta el punto que sólo se pueden dispensar con receta médica, y además hay que apuntar cada venta diaria en el libro del recetario, y si por otro lado se sabe que casi todas las enfermedades cursan con cierta ansiedad-, pues no se han inventado nuevos fármacos mejores que ellas, sino todo lo contrario, existen genéricos -o sea, el medicamento cuya patente ha expirado, con lo cual cualquier laboratorio los puede sintetizar-, que se seguían vendiendo cantidades ingentes, al menos eso ocurría hace tres años, cuando trabajé en la última farmacia.

También en esa farmacia -o sea hace unos tres años, donde trabajé muy poco tiempo, pues me jubilé-, a cuyo propietario le dije mi teoría de las BZD, al par de días una clienta me enseñó un envase que tenía pinta de ser algo antiguo, de Dormodor®, y me dijo: “¿Entonces esto no…?” y cuando lo vi, calculé que era de hacía años, posiblemente de sobre el 2001, y podía ser o bien mis sospechas, o bien que hubieran sido peligrosos por algo. Pero se deduce que, si la señora lo guardó y en teoría vivía en una zona de pisos, donde el espacio suele ser menor que en una casa terrera, y si a pesar de ello, lo guardó, es porque vio que ocurría algo importante con ese medicamento; y por tanto la gente los guardaba por si hicieran falta para posibles denuncias a algún laboratorio o para alguna cosa rara.

También podrán observar, que las leyes de tráfico han penalizado gravemente el conducir a partir de un determinado consumo de alcohol y, sin embargo, no controlan de entrada el de las BZD. Y sí, en la carta que nos enviaron cuando iba a entrar en vigor el carné por puntos en España, sí mencionan las benzodiazepinas, al igual que los barbitúricos -de los que a lo sumo yo creo que quedaba uno solo en las oficinas de farmacia, el fenobarbital, usado como antiepiléptico, cuando trabajé en la última farmacia dicha-, y también a las anfetaminas -que en las farmacias no hay ninguna, y solo están en el mercado negro y supongo que en investigación en los laboratorios-; pero por lo que veo, no se controla de entrada en los controles de carretera, como digo, a las BZD, y eso que ya sabemos que tomándolas, y mucho más si es al principio del tratamiento o en casos de excesos, es posible que se quede uno dormido conduciendo. Y no les digo nada si toman una benzo y un güisqui, entonces se quedan dormidos encima del volante, sí o sí.

 

12/08/12

Ahora ya sé con certeza, que yo tenía razón al principio y que las BZD se han dejado todas como placebos, y que hay un posible sustituto de éstas, lo que cuento más abajo, en otro escrito en esta misma serie, con el nombre de “¿Antiepiléptico?”.

Fíjense que la retirada de las BZD fue en un verano, sobre julio y agosto, lo que era ideal, pues la gente, la mayoría no tiene que ir a trabajar, están tranquilos en la playita tomando el sol y sin el estrés del trabajo, y encima, si se sienten muy mal por el síndrome de abstinencia por BZD, pues viene fenomenal que no tengan que coger el coche para ir al trabajo… o sea, que como ven, los grandes de la salud, lo tenían bien planeado todo, y enviaron un par de acertijos para dar las pistas a aquellos que solemos estar en algunos temas más alerta…

Piensen que, si la mayor parte de las personas no saben esto, y eso que los mandos intermedios de la salud ya lo saben y si no lo dicen a todos los demás sanitarios, es porque estos fármacos así, están cumpliendo su función a la perfección, tal como se ideó…

 

 

Permiso: ¿BZD?

Este fue otro artículo que escribí no recuerdo con qué motivo exacto, pero es posible que fuera para subirlo a internet o para alguna cosa que como les digo, no recuerdo:

 

¿Se han dado cuenta cómo han variado los envases de BZD anteriores al 2001 respecto a los actuales?, parecen todos productos light con cierta sensación de ligereza y encima casi todos muy parecidos…

Me dijo hace un par de años un médico -quien se había intentado suicidar hacía un par de días, porque la mujer lo abandonaba-, cuando estábamos ingresados en un hospital, que le habían dado la noche anterior un Rohipnol® -que fue siempre el hipnótico más potente- y a las dos horas ya estaba otra vez despierto. Me lo dijo perplejo, pensando que si eso no le había hecho efecto, no sabría qué se lo haría… Ahí mismo, me dijo un joven treintañero, que estaba angustiadísimo porque no podía dormir, de ahí que el primer día le habían dado un Dormodor®, luego otro más y nada, la noche en blanco; la siguiente noche los mismos dos Dormodor®, y como no dormía tampoco, le dieron un Sinogan® 100 y cayó redondo, diciéndome al día siguiente, que gracias a la mezcla, había podido dormir bien, etc. Sí, se ven cosas curiosillas, también en la arena de los hospitales…

 

 

¿ANTIEPILÉPTICO?

Hace un tiempo largo, fui a una conferencia a la Cooperativa Farmacéutica Canaria, donde daba la charla un psiquiatra muy jovencito, sobre el antiepiléptico Pregabalina.

Cuando observé tan gran cantidad de diapositivas que iba poniendo, deduje que no eran de él, sino que las había copiado de algún sitio. En todas, se decía que la Pregabalina era superior en todo frente a las distintas BZD en distintos ensayos clínicos, con lo que me dije que, en efecto, eso se debía a que las BZD son todas placebos, y por tanto dicho fármaco por eso era superior en todo y en todo tipo de experimentos frente a éstas.

Con el paso de los días, me pregunté por qué empezaba usándose ese fármaco con características hipnóticas y ansiolíticas, en un fármaco de psiquiatría, con lo que me dije que es porque los enfermos psíquicos suelen tener muchos problemas con el sueño y con la ansiedad, de ahí, que estos especialistas son los primeros que debían relacionarse con dicho fármaco. Fíjense que, si hubieran puesto esta molécula en un medicamento usado por ejemplo en los digestivos, éstos, por mucho que todas las enfermedades cursen con cierta ansiedad -como dije-, no habrían prestado atención a este hecho como los psiquiatras, pues estos padecimientos son de lo más frecuentes en éstos.

Seguí pensando, y me dije por qué un antiepiléptico tiene esas propiedades, y no por ejemplo en uno contra la esquizofrenia, por lo que deduje que, seguro porque la epilepsia es mucho menos frecuente, y no conviene que se use enseguida y masivamente dicho principio activo, sino que así se introduce más lentamente el nuevo ansiolítico -la Pregabalina-.

Pero claro, debía tener también un principio activo de eficacia probada como antiepiléptico, por lo que pensé que a lo mejor venía el sedante, con pongamos por caso la Carbamazepina, principio activo de probada eficacia en la epilepsia.

Se iba así introduciendo dicho fármaco, y con el paso del tiempo, se podría decir que dicho fármaco no es tan eficaz contra la epilepsia, pero sí magnífico como ansiolítico. De tal forma que entonces se retira la Carbamazepina, y nos quedamos sólo con el principio activo: Pregabalina; por supuesto mejor en todo que los placebos de las BZD, y a lo mejor hasta un cabeza de serie, del que saldrán gran cantidad de derivados.

También si se fijan en el nombre comercial o de fantasía: Lyrica®, verán que se corresponde con una música culta -y por tanto muy fácil de recordar-, muy acorde con su función. Verán que, aunque nosotros no nos demos cuenta de entrada, al subconsciente sí le es fácil de recordar ese nombre y asemejarlo con algo melodioso… en efecto, de los laboratorios farmacéuticos decimos siempre los boticarios: “gastan más en marketing, que en investigación”. Fíjense, que la epilepsia yo creo que no tiene nada que ver con la lírica, mientras que la ansiedad, los nervios, el estrés y su cura sí -la música amansa a las fieras-, con lo que es raro que se le ponga un nombre a un fármaco, no por su efecto principal, sino por uno colateral… Creo que voy por el camino adecuado al menos en este caso.

Por lo que tengo entendido, se vende bastante el Lyrica®, y yo dudo que exista tanta epilepsia; o sea, que ya está haciendo la función que de éste se requería.

Hablando con un siquiatra sobre marzo de 2016, me dijo que ya el Lyrica® más se estaba usando como un coadyuvante que como antiepiléptico tal cual… esto me confirmó mi teoría de que ya lo están retirando poco a poco el antiepiléptico y al final se quedará sólo con la Pregabalina contra el dolor neuropático -es otro de sus usos, con lo que se deduce que a nivel de neuronas es eficaz y no es pues otro placebo-, como ansiolítico e hipnótico, y dirán cualquier motivo para abandonar su uso como antiepiléptico. Ha tardado algunos años, pero se está cumpliendo mi hipótesis…

 

MYOLASTAN:

Lo que a continuación cuento lo escribí para subirlo a internet, unos pocos días antes de que se retirara el Myolastan®, para que observaran las sutilezas que usan las autoridades sanitarias algunas veces y cuyas noticias salieron en varios periódicos, así como en la web de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios -AEMPS-:

 

Voy a hablar sobre el Myolastan® o sea la, benzodiacepina Tetrazepam que se usa como miorrelajante y de la que se leía en los medios dichos lo siguiente: La Agencia Europea del Medicamento la retira del mercado y prohíbe su comercialización porque dice que se la asocia a un riesgo de aparición de reacciones cutáneas, que ocasionalmente pueden ser graves. A pesar de su tiempo en el mercado español, unos 35 años -en el 2013-, las posibilidades del riesgo, hace que se retire, lo que se hará el 1 julio de 2013. Se aconseja a los profesionales sanitarios vigilar la aparición de reacciones cutáneas y revisar de forma no urgente los posibles tratamientos prolongados en pacientes que utilizan Tetrazepam.

 

Mi opinión es que como es una BZD, pues entonces es un placebo, y como su función aquí debería ser como relajante muscular, pues no es lo mismo curar esta dolencia con un placebo que la ansiedad o el insomnio, donde casi todo es psicológico gran parte de las veces.

Analicemos, no es urgente revisar los tratamientos prescritos, lógico pues es un placebo, y por tanto no hay motivo de urgencias si con éste se curaban o controlaban los casos. Y cuando vayan a por más fármacos al médico si llevan tiempo tomándolo, les dicen que se han retirado y les dan uno de los nuevos que hagan este efecto o bien otra BZD si el médico sabe el ardid.

El problema es que puede provocar enfermedades en la piel, y que pueden ser graves a veces, o sea, en un sitio que es fácil de detectar por el paciente simplemente por la vista, así que, si el paciente no ve nada, pues entonces no le ha provocado en él este efecto adverso. Y si hay reacción cutánea, pues ésta no siempre es grave, sino a veces. Otra cosa sería que provocara efectos secundarios en el interior del organismo, como hepatitis o úlcera gástrica, con lo que entonces muchos irían a preguntar a su médico, si ellos padecen estas enfermedades y por ello también exigirían que se les hicieran pruebas para detectarlas. Como casi nadie tiene esos problemas en la piel, pues todos tan tranquilos. Y si alguien tiene problemas en la piel, se analiza y está claro que no es por esa causa, y si el enfermo insiste en decir que es por eso, se le dice, mire estas medicinas desde hace más de diez años son placebos, así que no le pudieron causar esa enfermedad que usted padece, pues son totalmente inocuos.

Que puede ser a veces grave: lógico, ya que si nunca provocara una enfermedad grave, pues no se tendría por qué retirar del mercado, ya que si todas las posibles reacciones adversas que provocaran fueran leves, pues el balance beneficios/riesgos, saldría a favor del primero y por tanto no habría que retirarlo.

Y si la persona está enganchada al Tetrazepam, y por tanto por mucho que lo intente no se podrá desenganchar -la mente es muy poderosa, incluso cuando está equivocada: efecto nocebo-, pues se le prescribe un ansiolítico de la misma familia -BZD-, y santas pascuas.

No se dice que provoca muertes, para que no cunda el pánico y vayan todos en masa al médico, a ver qué hacen y si les puede pasar a ellos. Y para que mientras piden hora, van al médico, etc., no se pongan cardiacos. Y así sólo habría duda en caso de algunas enfermedades dermatológicas, que como digo, se pueden ver fácilmente por el paciente. Así que si tiene alguien problemas en la epidermis que no se alarme pensando si le va a provocar la muerte.

El Myolastan® es muy conocido, de ahí que muchos medios de comunicación difundieran dicha noticia, para que a la gente le suene que hay problemillas con este fármaco y que sepan que se retiran, de la misma forma que se retiran muchos otros fármacos cada año. Y si encima les dicen que hay sustitos mejores y más seguros, pues mejor que mejor.

Supongo que los nuevos relajantes musculares que ya están en el mercado no sean placebos -pero de esto nada sé-, pues ha habido tiempo para investigar sobre nuevos fármacos para estas tan comunes patologías…

 

16/8/16

En junio de 2015 fui a Madrid por un postgrado semipresencial que estaba cursando y aproveché un día que tenía libre para visitar el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos de España. Allí hablé con una magnífica colega, quien me enseñó el Consejo y me explicó cómo era el organigrama del mismo. Le comenté que cuando fui al Colegio de mi provincia en el 2001 a decir lo que yo pensaba que estaba pasando con las BZD, vi que no sabían nada, por lo que le pregunté si allí había sido igual, por lo que enseguida me dijo: “el presidente -del Consejo General se sobreentiende, añado el paréntesis- y el ministro, son uno”, con esto me dio a entender que nadie más lo sabía en el Consejo, sino solo el presidente del mismo y por supuesto el ministro -y supongo que otras muy grandes autoridades-, lo que me dejó alucinado, y enseguida deduje que lo hicieron así por varios motivos y de paso aprovecharon para ver cómo se organizaba el sistema ante una alarma sanitaria de tales dimensiones.

Está claro que las más altas autoridades lo organizaron todo con mucho tiempo y hablaron con las personalidades de los grandes laboratorios que las sintetizaban -con las que acordaron que las dejaran todos a la vez como placebos- y a todos los que tenían relación importante con estas cosas, así como confeccionaron las noticias que debían difundir esos días y en que medios… todo. Y como ven salió muy bien la cosa.

No sé si fue esta retirada de BZD a la vez en todo el mundo, o si empezaron lentamente, primero en alguna ciudad no muy grande para ver cómo salía la cosa -y de ahí a otra u otras-, pero lo que sí intuyo es que ahora todas las BZD son placebos en todo el mundo -a no ser las usadas en investigación o por síntesis clandestinas-, puesto que se ha confirmado la eficacia de este placebo.

Así pues, tengo la impresión de que casi fui de los primeros de España en darme cuenta de lo que estaba pasando. He tenido algo de suertecilla, la verdad.

 

Todavía hoy día, las BZD que se toman por una semana, no pasa nada, se retira y no pasa nada; si son tres meses con ellas, tampoco pasa nada, se retiran poco a poco, y no pasa nada; pero si están con ellas tres años, aunque lo intenten, a muchos no las podrán retirar. Es más, ensayos clínicos con varios pacientes, a los que en grupos y como se deben retirar estos fármacos, o sea paulatinamente, la mayor parte de los pacientes, al poco, abandonaban, pues no podían estar sin tomar las BZD. Piensen que hay gente que lleva más de veinte -y más de treinta- años tomándolas a diario… Sí, el poder de la mente, si uno cree que algo nos va a sentar mal, eso ocurre -efecto nocebo-.

 

Y efectivamente, he oído decir a las autoridades sanitarias unas cuantas veces, que las BZD están dando muchas reacciones adversas, y algunas muy importantes, por lo que deducirán que está actuando bastante el efecto nocebo, de ahí que creo que los médicos y farmacéuticos deben decir a sus pacientes que estas moléculas son bastante seguras -si quieren pueden decir que se les han quitado muchas impurezas a dichas moléculas y por tanto son ahora mucho más seguras- y muy eficaces, de tal forma que creo que con estas dos cosas se refuerza el efecto placebo y se minimiza el efecto nocebo. También creo que el prospecto no debería poner la gran cantidad de efectos secundarios que ponen, pues actúa como digo el efecto nocebo. Así poco a poco, irán pensando todos que son muy seguras y por tanto que no hay problemas con éstas. Si en un futuro la gente se pasa tomando éstas, pues es después de todo un mal menor, más que el que una persona llegue a morir incluso por los efectos adversos de estos placebos.

 

Está claro que las BZD llevan todas, una sustancia control, para que se detecte si se ha tomado ésta, por ejemplo, en los controles antidrogas que se hacen a los toxicómanos, pero que está claro que es totalmente inocua. Lo que no sé es si siguen dando rash cutáneo cuando se toma una sobredosis, lo cual puede ser también otra sustancia que lleven que lo provoque o es la misma que detectan en dichos controles para ver si han tomado alguna BZD.

 

Debo decir que soy el único responsable de todo lo que aquí digo, así por ejemplo ninguno de los miembros de la directiva ni del equipo técnico de Farmacéuticos Sin Fronteras, se hacen cargo ni se responsabilizan de nada de lo escrito en este artículo ni de ningún otro de los publicados en este blog, escritos por mí. Siendo pues yo el único responsable de las cosas que aquí digo. Es este escrito, como digo, mi opinión, y nadie salvo yo, es responsable de lo que aquí les he contado.

 

 

Como casi siempre en mis últimos escritos, acabo con un par de enseñanzas que uno puede encontrar en la Biblia, las que dicen algo así como, si reprendes a un necio, éste te odiará, pero si corriges a un sabio, éste se volverá más sabio. Y también, que el temor a Dios, es el principio de la sabiduría. Y, de qué le sirve al hombre ganar el mundo, si al final se condena…

 

Autor: Servando (Blanco Déniz).

Leave a Reply

*

Captcha Garb (1.4)

Spam protection by WP Captcha-Free