MENUDENCIAS 304 (8/10/18 al 14/10/18)

MENUDENCIAS 304 (8/10/18 al 14/10/18)

Aquí tienen la semana 304 de esta serie titulada Menudencias, que no es otra cosa que yo escribir a diario sobre cosas que me ocurren, veo, leo, oigo, barrunto, hablo, pienso, deduzco, etc., en definitiva, de todo un poco. Pero que subo el total (de nueve a diez folios) al blog, una sola vez en semana. Como siempre, cuando pongo algo entrecomillado es porque lo he puesto tal cual estaba en la fuente original. Y si lo pongo tal cual, es porque para mí lo que dice y en el tan corto espacio que lo dice, no tiene desperdicio. Espero que algo les estén gustando estos escritos míos. Muchas gracias por leerme. Ahí van:

 

[Lector, verá que en el blog faltan los escritos de cinco años (cerca de 300 posts), desde mayo de 2012 hasta noviembre de 2017, lo cual se debe a que ha habido problemas a la hora del cambio de web el año pasado. Todavía no tengo claro qué hacer con ellos. Disculpen las molestias y muchas gracias]

8/10/18

Sigo hablando del pseudoamigo que me quería estafar el cual creo que es parte de una banda que se dedica a esto, lo que deduje cuando el último día que hablé con él, estaba tan seguro de sí mismo que no se dio cuenta cuando me dijo que esperara que le llamaba otra persona por otro teléfono, como digo no se dio cuenta que yo lo estaba oyendo y debe ser que el amigo le preguntó que por qué no cogió antes el teléfono y él le iba a decir que estaba con el escritor pero dijo: el de Canarias; y me di cuenta que pensó: el paleto este… y me dejó alucinado pues me di cuenta que posiblemente era una banda la que se dedicaba a esto de estafar a la gente, de ahí que la información que me daba él acerca de un amigo suyo de una editorial, era buena información, pues estaban bien organizados y cada uno seguro que se dedica a una cosas determinadas.

Encima desde el principio que estábamos con este asunto, o sea que él conocía a un amigo de una buena editorial donde yo podía publicar en papel mis libros, pues me dijo que él se reunía con unos amigos para hablar sobre Dios y la sociedad, y que si yo podía contribuir también con esto. Y que con el resultado de estas conversaciones se publicaría un libro el cual se vendería y las ganancias se darían a una ONG. Él sabe que yo soy creyente y que leo algo de teología, pues le había pasado hace un par de años un libro de Los evangelios apócrifos, y está claro que usó este ardid como gancho para hacerse pasar por gente muy buena y honrada que se dedica a hacer buenas obras para la sociedad.

Cuando ya descubrí todo el enredo, me dejó flipando pues entre otras cosas decía en dicho escrito que aunque otro amigo había llevado una libreta para tomar nota de lo que se decía en las conversaciones, él no la llevaba, sino que escribía en su casa del recuerdo, ya que si alguna vez lo llevan a juicio de nuevo (estuvo en la cárcel por lo que sé durante un mes como mínimo, según me dijo él por un impago a su exmujer por haberse arruinado, pues él decía que estaba arriba y se vio abajo y que echaba de menos los mundos del dinero) él decir que eso era inventado y que no hay pruebas de que eso fue así ni nada, sino que era una invención suya o a saber qué justificación tienen pensada para ello.

Quién sabe si tienen un prototipo distinto de escritos para los distintos tipos de estafados… y la cosa es que vino un par de veces por mi casa (Gran Canaria, España) y luego me dijo que se fue a Valencia de donde él era, y que allí tenía a la familia y que estaba mucho mejor. Todo, mentira seguramente. Cuando le dije que yo iba a misa los domingos sobre las seis de la tarde, él me dijo que él iba a las ocho de allá. Menudo tipejo.

Al principio de decirme que conocía a un amigo que trabajaba en una buena editorial que me publicaría mis libros en papel, aunque él (su amigo) tuviera que poner dinero de su bolsillo (lo que me sorprendió enormemente que una persona que no me conocía de nada pusiera dinero para mí), me dijo que le estaban haciendo pruebas y vi que le estaban buscando un cáncer y al final tiene cáncer de colon y yo le iba diciendo cosas durante un mes y pico sobre el cáncer, y estoy casi seguro que eso también era un cuento para que me uniera más a él y no sospechara nada sino que éramos dos buenos colegas… y por tanto cuando lo desenmascaré me despedí de él dándole a entender de que éramos súper amigachos… está claro que desde el principio tenía la mosca detrás de la oreja y no me creía del todo, todo lo que estaba sucediendo.

La verdad es que los mundos del dinero, apestan por varios sitios.

 

9/10/18

Muchas medidas de seguridad para entrar a distintos centros, como por ejemplo despachos personales, o laboratorios privados, usan distintos sistemas como una tarjeta plástica privada, o la huella dactilar y según he leído hace unos años, un sistema es con la identificación por una cámara del ojo de la persona autorizada para ese centro. Pero según leí en una novela de Dan Brown, Ángeles y demonios, uno que quería entrar a un laboratorio privado, no dudó en arrancarle el ojo al investigador que era el único autorizado a entrar en su laboratorio, por lo que no sé si esa cámara detecta el ojo vivo solo o bien el ojo muerto también, pero que sepan que es una de las formas de identificación, pero si es posible lo que dice este escritor, pues también se puede dar este caso, con lo que ven, nada es totalmente seguro en este mundo. El que hizo la ley, hizo la trampa.

Quiero recordar que hace unos años en China (creo que en Pekín), cuando hubo un contagio de una persona que no se sabía exactamente cómo se comportaría dicho agente infeccioso lo que hicieron las autoridades, fue avisar a toda la población de que las personas que habían usado el metro a la misma hora estuvieran en alerta o algo así, pues no se sabía exactamente cómo podría ser la infección, pero que sepan que las autoridades, controlaron de alguna forma a los que viajaron en dicho metro a las mismas horas que el contagiado. Eso es el primer mundo total pues el mundo en desarrollo esto es imposible, no solo porque no existen metros, sino porque es imposible casi controlar a determinados sectores de la población, lo que es muy complejo. Y más siendo lo súper poblado de China, las grandes ciudades…

Ya saben que hoy se contagia uno de cualquier cosa en Canarias (España) y mañana está en Singapur y ahí puede extender perfectamente el agente causal o la infección, y seguir contaminando a la población, por todos lados.

Sepan que las infecciones antes de manifestarse en las personas, suelen tardar un mínimo de un par de días tras ser contagiado, por ello puede ir el portador al otro lado del mundo y ahí contagiar a todos, pues, aunque no sintamos síntomas, si estamos contagiados, nosotros podemos contagiar a los demás, sin que ni uno ni otro lo estemos sintiendo. Como he dicho en varias ocasiones si el patógeno no se manifiesta en nosotros, pero sí lo podemos contagiar somos lo que se llama un portador sano.

Se cree que el primero que llevó el Sida a EEUU fue uno que se contagió en África al tener relaciones sexuales con un mono infectado y luego como era marinero, en Estados Unidos contagió a uno (y no sé si a más) y así se expandió esta enfermedad por dicho continente… ya ven que las cosas son más fáciles de contagiar de lo que la gente cree… y eso que gracias que estamos en el primer mundo, donde los controles sanitarios son de los mejores del mundo.

Ya saben que por la orina y las heces se pueden expulsar muchos medicamentos, los cuales van a al sistema de alcantarillado y de ahí a las depuradoras (cuya misión es tratar las aguas antes de su expulsión al mar o los ríos o para el regadío) donde se tratan dichas aguas, pero la cosa es que muchos medicamentos no se saben cómo detectarlos ni cómo tratarlos de tal forma que muchos son expulsados al medio de nuevo y pueden ir a los peces y a saber a qué otros sitios. Si se trata de antibióticos es otro sistema para crear resistencias en el hombre.

 

10/10/18

Cuando se detecta la hipertensión arterial (HTA), como suele ser por casualidad ya que esta dolencia es asintomática a no ser un dolorcillo de cabeza de vez en cuando, pues cuando se detecta ya suele haberse deteriorado algún sistema u órgano, por lo que los medicamentos antihipertensivos no suelen ser eficaces a la primera, sino que necesitan de un tiempo para hacer efecto, por ello díganle a sus pacientes que le van a medicar (con lo cual el enfermo se siente mal, ya que se debe medicar de por vida y pasa de no tomar nada a tomar medicación a diario y a algunos esto los deprimen y encima sin sentir ningún síntoma debido a la HTA) pero que posiblemente no se controle de la primera vez y que hay que esperar cosa de un mes o más, a ver si el primer medicamento indicado empieza a hacer efecto. Y si no hace entonces efecto, pues se prescribirán otros medicamentos o bien mezclas de medicamentos. Que no se desesperen, y si conocen a alguien que se les han controlado desde la primera vez, o bien no tenía sus órganos tan deteriorados como usted o bien fue suerte el que se controlara con la primera prescripción… por ello creo que deben avisar de esto a sus pacientes.

Mi cuñado el escritor, Juancho Armas Marcelo, escribió en su blog el 12 del mes pasado, un artículo muy curioso sobre lo mal que habla y escribe la gente y la pobreza de palabras que usan en su hablar diario. Parece que el normal de los españoles solo hablan con unas mil palabras en español. Esto se debe a que ya casi nadie lee libros y menos libros buenos que nos hagan pensar. Ahora, tanto en la guagua (el autobús), el metro, trenes o lo que sea, la gente ya no lee libros sino aparatos de telefonía y nada de libros. De todas maneras, yo aquí en las guaguas (los autobuses) a veces veo todavía a algunas personas (sobre todo mujeres y no sé por qué no a los hombres si porque no llevan un bolso donde poder guardarlo o qué) que leen en el libro electrónico (e-book), pero lo que es un libro en papel que es lo que yo llevo siempre allá donde deba esperar un tiempo, pues no veo a nadie que los lleve. Y si son libros buenos o malos libros los que leen, pues no tengo ni idea.

Ya mi cuñado había dicho en otro post hace varios meses o quizás años, que las mujeres solían leer mejores libros que los hombres, de los cuales decía que sólo leen de normal sobre deportes.

Y que incluso personas que se llaman a sí mismos periodistas no leen casi nada y menos buenos libros donde poder aprender el idioma español. Y menos clásicos españoles (de éstos me gustaría a mí leer algo más, pero el dichoso tiempo…). Esto de que los periodistas sobre todo los deportivos dan puñaladas al idioma español, ya lo decía D. Fernando Lázaro Carreter, que se metía de continuo con ellos en El Dardo en la Palabra, quienes le daban unas puñaladas al lenguaje que no eran normales. Esto lo compruebo con mi sobrino que quiere ser periodista deportivo y famoso, quien no lee nada nunca si no es algo de temas deportivos. Y leer un libro, aunque sea sobre esos temas, nunca lo he visto leyendo. Sí lo he visto a veces viendo la tele, leyendo en el portátil y mirando el móvil las tres cosas a la vez. Yo mientras estaba al lado suyo leyendo un libro en soporte en papel y le dije que se fijara en la diferencia de generaciones, pues mientras ellos pasan de estos libros, para los amantes de ellos como soy yo, es fundamental este soporte.

También decía mi cuñado en el artículo citado hoy, que los políticos están locos al creer que el latín y el griego al ser una lengua muerta, hay que quitarlas de los planes de estudios, lo cual es un disparate total, ya que estas lenguas son la base de nuestro lenguaje, los pilares sobre los que se asienta el castellano y si suprimimos éstas de los planes de estudio, estamos eliminando los cimientos de nuestro lenguaje.

Él, que es licenciado en latín y griego, dice que su estudio es fundamental para poder hablar, leer y escribir bien, así como otras cualidades que le atribuye a nuestro lenguaje… está claro que él de eso sabe y que sabe cómo escribir. Yo en cambio de lo que más sé escribir es de temas de salud, pero entre las que sé de estos temas y de otros temas, tengo claro que sé muchas más de mil palabras y por tanto creo que me expreso algo mejor que aquellos que nada leen, sino que se pasan el tiempo libre viendo el telecoco.

 

Hasta aquí por esta semana. Espero que algo les estén gustando estos escritos míos y les sirvan de algo como por ejemplo para pasar el rato. Muchas gracias por leerme.

Saludos cordiales:

Servando (Blanco Déniz).

Acabo con una enseñanza que, aunque no pone la Biblia, me lo hizo ver un sobrino en un vídeo por internet, cómo el auditorio del papa, si se veía de una forma determinada éste, se ve cómo parecía una cabeza de una serpiente… el demonio está siempre al acecho y más allí donde puede sacar una buena tajada. O sea, el ángel caído, cuanto más arriba más grande es la caída. Hay que estar siempre atento, pues el demonio siempre está a nuestro lado para tentarnos lo más posible.