MENUDENCIAS 303 (1/10/18 al 7/10/18)

MENUDENCIAS 303 (1/10/18 al 7/10/18)

Aquí tienen la semana 303 de esta serie titulada Menudencias, que no es otra cosa que yo escribir a diario sobre cosas que me ocurren, veo, leo, oigo, barrunto, hablo, pienso, deduzco, etc., en definitiva, de todo un poco. Pero que subo el total (de nueve a diez folios) al blog, una sola vez en semana. Como siempre, cuando pongo algo entrecomillado es porque lo he puesto tal cual estaba en la fuente original. Y si lo pongo tal cual, es porque para mí lo que dice y en el tan corto espacio que lo dice, no tiene desperdicio. Espero que algo les estén gustando estos escritos míos. Muchas gracias por leerme. Ahí van:

 

[Lector, verá que en el blog faltan los escritos de cinco años (cerca de 300 posts), desde mayo de 2012 hasta noviembre de 2017, lo cual se debe a que ha habido problemas a la hora del cambio de web el año pasado. Todavía no tengo claro qué hacer con ellos. Disculpen las molestias y muchas gracias]

1/10/18

Hoy me voy a extender un poco, pues llevo unos días al habla con un pseudoamigo (resulta que me quería timar) y veo de nuevo una cosa que mucha gente confunde (y que ya he dicho en varias ocasiones), así este individuo está convencido que los famosos y los ricos son los que están en posesión de la verdad y de eso nada. Mucha gente famosa que sale por la tele de continuo no tiene muchas luces y sin embargo ganan mucho más que otras personas que se dedican a trabajos mucho más cualificados y sacrificados.

Por ejemplo (y ya lo he dicho mucho últimamente), un escritor puede ser famoso sobre los veinte o treinta años, y sin embargo los premios Nobel de medicina no los conoce casi nadie, y la verdad que, aunque es muy meritorio escribir una novela que nos haga pasar una semana entretenido y aprendiendo algunas cosillas, para mí más importante por ejemplo es aquella persona o grupos de personas que descubren un medicamento contra determinados cánceres (por poner un ejemplo). Quién ha hecho más por la humanidad esa persona que nos ayuda a pasar el rato algunas veces sorprendiéndonos de lo bien escrito que está su libro o aquella que salva vidas… así pues, por favor les pido a los famosos y los que creen que solo los famosos, concertistas, políticos, gente de la cultura, o los famosos por ser el hijo de tal o de fulanita de tal, o la princesa del pueblo o gente así que no tengo el gusto de saber quienes son pues no tengo tiempo de ver los programas en los que participan, les pido a ellos que se acuerden de cuando están malos y recurren a los fármacos que piensen que están hechos por gente que da su vida en muchas ocasiones por su trabajo, y encima algunos que no trabajan para las multinacionales sino para el estado y que es posible que aunque sea un investigador competente (más de lo que sería, el cantautor fulanito de tal) y que dedique su vida a la investigación, muchas veces ganarán de mil a dos mil euros al mes y piensen que ellos dejan su vida por intentar descubrir algo que sea útil a la humanidad y prolongue la vida de esas personas tan chachispirulis todas ellas y que cuando están malas enseguida recurren al médico y luego no son capaces de reconocer la enorme valía de los médicos y los que dejan su vida en los laboratorios.

Me decía el que se decía llamar mí amigo que por qué corregía tanto unos libros que pensaba publicar y me dejó flipando pues él alardea de que sabe escribir bastante bien, cuando los escritores que lo hacen bien, corrigen y corrigen, muchos hasta que el libro se manda a imprimir, que entonces es cuando dejan ya de corregir.

Corín Tellado se quejaba de que no le habían editado dos veces ninguno de sus libros, supongo yo que, porque estaban llenos de carencias e imperfecciones por la falta de correcciones, pues si pensamos que escribió por lo que leí una vez unos 400 libros, se sobreentiende que muy trabajados no lo están, y más en aquella época que no existía ni la informática ni internet, grandes aliados de los escritores de hoy día.

Incluso entre los grandes de la literatura muchos cometen fallos garrafales, así por ejemplo el gran D. Carlos Barral (DEP), no publicó Cien años de soledad del otro más grande aún García Márquez, y ya ven en qué quedó la cosa.

Por esto mucha gente está equivocada en que solo los famosos hacen cosas importantes; y también muchos famosos empezaron (si no eres hijo de tal o de cual) sin serlo y muchos necesitaron del apoyo de otras personas para dar a conocer sus logros, pero a veces incluso a los mejores en su campo le ocurren cosas como lo dicho de Barral con otro grande.

Yo no escribo mucho para gente que tenga pocas luces, pues, aunque a veces como por ejemplo ahora me entiende perfectamente todo el mundo, mi público objetivo (mi target) no es precisamente el obrero de la construcción o el mecánico de coches. Me gusta leer sobre los temas que me gustan y cuando escribo sobre ellos no me importa que no me entienda casi nadie sino los especialistas en ese tema, pues es lo que me interesa, sobre todo las ciencias de Farmacia en profundidad.

García Márquez tardaba unos tres años en escribir sus novelas y como ven el tendero de la esquina posiblemente no las comprenda…

Ya digo cuando uno ve un libro para dicho tendero, enseguida se ve por su portada que ese libro está escrito para gente de no muchas luces.

Matilde Asensi su primera novela, Iacobus, leyó unas doscientas novelas para documentarse sobre ello para poder escribir una cosa de calidad. Si leen El último Catón, verán que es bastante difícil de comprender y sin embargo se venden sus novelas como churros, y sin embargo no las entiende el panadero del barrio de uno, seguro. Me han dicho algunos que debo escribir para este tipo de público (gente sin estudios) y la verdad es que no comparto esto para nada de aquí mi indignación de nuevo hoy y por tanto este escrito.

Parece que el último de Javier Sierra, ha sido un éxito de ventas absoluto y según oí a uno que entiende un rato largo de novelas, esta novela es difícil de leer… y parece que ha vendido burradas… está claro que mucha gente compra libros, pero luego se leen unas cuantas páginas y se aburren de seguir leyendo… y algunos como yo, que quisieran poder leer algo más, pero que no podemos hacerlo por falta de tiempo. Y luego está el que compra simplemente por comprar… así lo que está claro que, si un libro vende 800.000 ejemplares, tengan por seguro que ni la mitad de los ejemplares serán leídos por dichos compradores. Y lo dice uno que está fijo entre apuntes y libros.

Yo prefiero saber cosas importantes que ser un bestseller mundial (aunque a veces también me gustaría), pues algunos lo son a base de que otros hagan todos los trucos posibles para que tus libros sean un éxito de ventas del momento. Y como digo, aunque a veces escribo para todo el mundo, otras veces no y no me arrepiento de ello, sino todo lo contrario, es cuando más orgulloso estoy de lo que escribo.

Si dejé de trabajar en farmacias era para poder dedicar todo el tiempo a la lectura y el estudio de los temas de mi interés y no me arrepiento de ello para nada. A veces uno tiene que optar entre o dinero o el saber y no me arrepiento como digo para nada de haber escogido el saber (ya saben que recibo una pensión de 680€/mes que es con lo que vivo).

Borges pasaba de escribir y escribir libros y libros, para él era mucho más importante los libros que había leído que los que había escrito… yo creo que soy más de este estilo (lo que ya he dicho varias veces, desde el primero de estos Menudencias), aunque él corregía muchísimos sus pocos escritos. Como digo sus libros son muy pocos: sí, el perfume bueno, viene en envase pequeño.

Esta gente que se dedica al cotilleo, la verdad, es señal de que en España vivimos inmejorablemente, cuando la gente invierte su tiempo en oír las sandeces que supongo que hablará mucha de esta gente, pues si no leen buenos libros no sé de qué querrán hablar cuando intenten hablar de algo interesante. Que me perdonen, pero casi no conozco a ninguno de estos del cotilleo, pero sé que son los que son éxitos de audiencia, señal de que la gente no tiene problemas de qué comer ni de qué vestir cada día, pues si no, no perdían el tiempo oyendo tantas sandeces que si fulanito es tal y melenganito es cual y a saber de qué hablará esta gente.

Si me he indignado otra vez con estas cosas es porque mucha gente con la que hablo de distintas partes de España, casi todos creen que los ricos y famosos son los que están en posesión de la verdad. Y cuanto más famoso, más inteligente es. Paciencia. Piensen en los premios Nobel de medicina.

Qué es más importante descubrir un medicamento totalmente innovador que salve vidas o oír a los cotillas del barrio decir una sarta de sandeces… por lo que veo de vez en cuando, para muchos es el cotilleo este… pero cuando están malos, enseguida recurren al médico y se toman los fármacos que les salvan la vida. Mal empleada vida, la verdad dedicarla al cotilleo y encima pensar que muchos creen que esos son los realmente inteligentes y que hacen pensar a las otras personas que ellos son en realidad los inteligentes. País.

Cuando estudiaba la carrera de Farmacia en La Laguna, me decía un investigador que tenía una farmacia propia, que lo que ganaba en la universidad era lo que gastaba en la gasolina del coche y sin embargo ahí están muchos grandes investigadores (no los que trabajan en multinacionales, pues estos si enriqueces a los jefes, entonces tú también te forras, de normal) que dedican su vida a la investigación y muchos (no tan afortunados como éste que creo que heredó su farmacia de su padre) investigadores dedican su vida a la ciencia, siempre dentro de su laboratorio y después para ganar mil o dos mil euros, según la categoría del investigador y el lugar de trabajo.

Le decía el coordinador del complejo astrofísico de El Roque de los Muchachos en La Palma, donde van a trabajar los mejores del mundo en esta materia, para lo cual deben hacer grandes colas en listas de espera para poder trabajar ahí un par de semanas al año, y así cada año… que los investigadores fijos del complejo, ganaban del estilo de un profesor de medias (tres de mis hermanas son profesoras de éstas) y ya ven la diferencia del trabajo de unos y otros… y sigue habiendo gente que confunde fama y dinero con saber.

Disculpen que hoy haya ocupado casi todo el Menudencias en estas menudencias, pero me flipa que la gente confunda lo dicho. Así es la vaina (diría uno de mis cuñados).

 

2/10/18

Según oí en un telediario, en China ya casi 250 millones de personas forman parte de la clase media, lo cual es de agradecer, la verdad. Pero si pensamos que en China hay unos 1.300 millones de personas, esto quiere decir, que al margen de los grandes ricos que como siempre cada vez son menos los más ricos del mundo y cada vez se concentra en menos manos la inmensa mayoría del dinero del mundo, pues esto quiere decir que todavía hay más de mil millones de chinos que son pobres, o sea gente que debe trabajar de sol a sol por sueldos irrisorios. Tanto es así que deben trabajar mucho para producir gran cantidad de productos de calidad no demasiado buena, de tal forma que sus sueldos irrisorios y el trabajo que se les exige sea tan grande para que les salgan baratos exportar sus productos a todo el mundo y poder competir con los precios de otros productos de países que como no explotan tanto a sus obreros, pues sus precios son menos competitivos… así es la vaina y lo sigue siendo en China. Ese es el secreto de porqué los productos chinos son tan baratos, porque los obreros son infinitud, trabajan como condenados (tanto por lo duro como por el número de horas) y ganan sueldos irrisorios, de ahí que sus productos se puedan vender a precio de ganga en todo el mundo. Y casi nadie pueda competir con estos precios.

 

Hasta aquí por esta semana. Espero que estos escritos míos les sirvan de algo, como por ejemplo para pasar el rato. Muchas gracias por leerme.

Saludos cordiales:

Servando (Blanco Déniz).

Como colofón algo que podemos encontrar en la Biblia que cómo quiere la gente que les explicaran a los que nada sabían, la creación del orbe si no era con cosas fáciles de entender para el saber que se sabía en aquellas fechas. No pensarán que les iban a explicar la teoría del Big Bang y cosas de éstas. No, debía ser explicado de forma que la gente supiera el par de cosas y ya está.

Leave a Reply

*

Captcha Garb (1.4)

Spam protection by WP Captcha-Free