MENUDENCIAS 302 (24/9/18 al 30/9/18)

MENUDENCIAS 302 (24/9/18 al 30/9/18)

Aquí tienen la semana 302 de esta serie titulada Menudencias, que no es otra cosa que yo escribir a diario sobre cosas que me ocurren, veo, leo, oigo, barrunto, hablo, pienso, deduzco, etc., en definitiva, de todo un poco. Pero que subo el total (de nueve a diez folios) al blog, una sola vez en semana. Como siempre, cuando pongo algo entrecomillado es porque lo he puesto tal cual estaba en la fuente original. Y si lo pongo tal cual, es porque para mí lo que dice y en el tan corto espacio que lo dice, no tiene desperdicio. Espero que algo les estén gustando estos escritos míos. Muchas gracias por leerme. Ahí van:

 

[Lector, verá que en el blog faltan los escritos de cinco años (cerca de 300 posts), desde mayo de 2012 hasta noviembre de 2017, lo cual se debe a que ha habido problemas a la hora del cambio de web el año pasado. Todavía no tengo claro qué hacer con ellos. Disculpen las molestias y muchas gracias]

24/9/18

Decirles que cuando tengan un retortijón en el abdomen, no deben reprimir las ganas de ir al baño, así si un día o dos los reprimen, no tiene gran importancia, pero si en cambio lo aguantan bastante tiempo durante muchas veces, al final se inhibirá el reflejo defecatorio y por tanto nos estreñiremos y por tanto nos será más difícil ir al baño a defecar, con lo cual nos provocará estreñimiento incluso crónico. Así pues, si les entra un retortijón de estómago, vayan al baño, ya que ese es el aviso del cuerpo de que debemos ir a evacuar. El cuerpo como ven es sabio. Y no les digo nada cuando lo estudiamos a nivel molecular, es increíble cómo es y cómo funciona el organismo. Sí, la naturaleza es sabia. Fíjense que nos suelen entrar retortijones siempre sobre la misma hora o tras haber ingerido algo en concreto, como café, así muchos dicen que nada más tomarse el café de la mañana, enseguida van al retrete, como un reloj.

Hablando de naturaleza sabia, decirles que en el organismo tenemos receptores específicos para los opioides (receptores opioides), o sea los analgésicos que vienen del opio (a las sustancias que proceden del opio se llaman opiáceos y a los opiáceos que son analgésicos se les llama opioides), el cual se extrae haciendo incisiones en la cápsula (y dejándola rezumar) del Papaver somniferum, y por tanto de una planta nos viene el remedio más eficaz de hoy día para el dolor. Y ya sabemos que dolor hay desde muy suavecito a aquellos realmente inaguantables, horrorosos, con lo cual, si tenemos receptores en el organismo específicos para estos fármacos, de aquí se deduce también que, en efecto, la naturaleza es sabia. Sí el hipno-analgésico por excelencia, el mejor hoy día y desde que se descubrió, es la morfina (su nombre viene de Morfeo, el dios del sueño), que como les digo se extrae del opio. El opio se conoce desde varios siglos antes del principio de nuestra era.

Como dijo Javier Sierra en una entrevista por la radio, lo bueno no es un bestseller, sino aquellos bestseller que se convierten en un longseller, eso sí es interesante. Y lo que está claro (según él) es que los clásicos, los mejores de la humanidad comenzaron siendo bestseller y luego longseller. Así se puede decir que para que un libro de hoy se convierta en un clásico del mañana, es posible que se tenga que convertir en un longseller de hoy día. O sea, aquellos libros que se venden mucho cuando salen al mercado y que con el paso del tiempo se siguen vendiendo muy bien (sería esto último un longseller).

Gran verdad parece ser, así pues, es posible que sus libros se conviertan en clásicos.

Decirles que si una persona tiene cáncer de colon (muy frecuente en nuestro mundo civilizado por comer los alimentos refinados en lugar de integrales -del grano íntegro, o sea sin pulir, con lo cual va gran cantidad de fibra en la cutícula, la capa más externa de los cereales-), que sepan que todos los familiares consanguíneos se deberían hacer una colonoscopia, sobre todo sus hijos y mientras le mandan a hacerse una colonoscopia, que se hagan la prueba de Sangre Oculta en Heces (SOH) la cual se debe hacer una vez al año como mínimo. Y si la colonoscopia sale bien, entonces la siguiente será a los cinco años, aunque cada año se deben hacer la de SOH. Esto al menos es así en España.

 

25/9/18

No hace mucho vi un vídeo por wasap que decía que una madre por usar el móvil mientras hacía la comida, y aparte de esto usarlo mientras defecaba en el retrete, pues había contagiado a sus dos hijos pequeños con sus bacterias intestinales, los cuales, tras largas semanas de agonía, murieron por esas infecciones que los mataron. Si la cosa es que el móvil estaba contaminado por las heces, mi pregunta es si esas heces eran del retrete de su casa, sus hijos también se podían haber contagiado de ese retrete, pues todos viven en la misma casa y ya sabemos todos la cantidad de bacterias que hay por toda la casa, como por ejemplo en los baños y en las basuras de la cocina, así como donde se mueven y defecan las mascotas, etc.

Otra cosa sería que dicha madre tuviera una profesión peligrosa en este sentido, como serían los médicos (los cirujanos que operan con el reloj de pulsera puesto, se observa que sus pacientes tienen más infecciones), ya que está demostrado que los móviles de los médicos que los usan en sus consultas, son de los móviles más contaminados de todos. Entonces intuyo que sí sería posible que los niños se contagiaran por dicho sistema. Si es por las heces expulsadas en el retrete, ya digo que no creo que se pueda afirmar al cien por cien que el contagio fuera por usar el móvil mientras preparan la comida (aunque sean verduras que no se cocinan al fuego, pues éste suele destruir las bacterias, virus, parásitos, etc.) para sus hijos pequeños (los niños pequeños ya sabemos todos que tienen el sistema inmunológico poco formado, por lo que son mucho más sensibles a los contagios con virus, bacterias y demás, así a veces lo que en los adultos no nos provocan gran cosa ya que nuestro sistema inmunológico lo puede controlar y fagocitar fácilmente, a los niños les puede resultar letal).

Me he quedado flipando en colores: el hijo de uno de mis primos al que siempre le ha gustado mucho leer (lo llamaban el Cervantes desde los primeros cursos), casi desde que aprendió a hacerlo, a sus 16 años ya ha salido alguna vez en los periódicos de la provincia donde vivimos, y ha conseguido algún que otro premio a nivel nacional en distintas disciplinas del saber; como le encargaron en el colegio donde estudia que hicieran una novela actual basándose en la celebérrima novela española: La Celestina, pues ha hecho una novela que me he leído a tiempo completo en tres días y como les digo me ha dejado flipando. Es mucho mejor de lo que yo podría escribir una novela. Trata de los bajos fondos de una ciudad italiana y cómo se meten en ellos alguna gente de clase media. La verdad es que me ha gustado muchísimo y me ha dejado patinando cómo un adolescente de esa edad puede escribir una novela así. Le he dicho a su padre (mi primo) que intente enviarla a algún concurso o que se busque un agente literario que pueda publicarla, pues creo que es digno de ello. No sabía que ese chico pudiera tener tantas cosas de estas en la cabeza. Si sigue así va a ser uno como Javier Sierra. Siempre ha querido ser escritor y ya a su edad está haciéndolo. Como digo, va fenomenal. A ver hasta donde dura, pero tengo la impresión de que va a llegar lejos. Dios dirá.

 

26/9/18

“La piel representa el órgano más externo del cuerpo. En adultos tiene una superficie de 1,5 a 2 m2 y da cuenta, aproximadamente, del 16% del peso corporal.” Pone el libro de Introducción a la Inmunología Humana de los autores Fainboim y Geffner. Las cosas que digo a continuación las he extractado también de dicho libro (aunque lógicamente no están copiadas de éste).

Consta la piel de tres capas: la más superficial (llamada epidermis), la media (llamada dermis) y la más profunda (llamada hipodermis).

La epidermis tiene un espesor de 0,1 mm, pero en las palmas de las manos y las plantas de los pies puede llegar hasta 1 mm.

Las células más abundantes en la epidermis son los queratinocitos. Estos se crean en la capa basal y va yendo a la parte más externa de la piel en un ciclo aproximado de 60 días.

Doña Carmen Peña, una de las mujeres farmacéuticas más importantes del país (España), ha finalizado su mandato de cuatro años como presidente de la Federación Internacional Farmacéutica (FIP), y por lo pronto vuelve a su farmacia en la Gran Vía en Madrid, aunque la gente sospecha y no les extrañaría, que vuelva a desempeñar cargos importantes tanto en la Farmacia como en la política.

Fue la sucesora del gran D. Pedro Capilla como presidente del Consejo General en España; Capilla ocupó dicho cargo una cantidad de años increíbles de tal forma que yo pocos presidentes del Consejo he conocido. De todas maneras, a D. Jesús Aguilar, el actual presidente del Consejo General, sí lo he conocido en la feria de Farmacia en Madrid, aunque nunca he hablado con él. A dicha feria en Madrid, he ido un par de veces invitado por los de FSFE, y la verdad es que me encanta ver a la gente de la ONG, así como oír muchas charlas tan interesantes por los más altos del país. Ahí por ejemplo es cuando he visto en persona por primera vez también a D. Francisco Zaragozá, uno de los mejores farmacólogos del país, y me dejó flipado su charla, hasta el punto de que al final de dicho año, cuando salió ésta (junto con todo el resto de charlas de ese año) en la web de Infarma, la pasé al mp3 y la oigo con insistencia, pues no tiene desperdicio. Cada palabra que dice está sumamente interesante y dice muchas cosas con pocas palabras. Y encima estuvo más de media hora hablando, con lo que deducirán que fue un pozo de sabiduría su gran charla sobre fármacos, entre los que estaban los novedosos contra la hepatitis C (salvan ya vidas casi en el cien por cien de los pacientes, y es de los que por primera vez matan al virus, pues hasta ahora nunca se había conseguido matar a un virus in vivo), sobre los que alguna vez he hablado yo también en estos Menudencias.

 

27/9/18

Hay un problema con el ibuprofeno, pues el ideal sería el de 400 mg, pero de normal se prescribe el de 600, lo cual no es aconsejable pues con éste aumentan los peligros. Pero encima el de 400 es cinco veces más caro que el de 600 con lo que la gente para nada lo quiere. El consumidor presiona al médico para que le prescriba siempre el de 600, con lo cual aquí hay un problema en todos los segmentos, por lo que lo que hace falta es la reeducación. E intuyo que también debería la industria poner freno a esto poniendo más baratos los de 400. La presión del paciente para que le dispense éste el farmacéutico comunitario es muy grande. Ven que es otro problema del ibuprofeno.

Los militares sí que hacen cosas importantes y serias, así un laboratorio militar español se dedica a elaborar “78 presentaciones. El 65 por ciento son antídotos o terapias de apoyo NBQ (nuclear, biológico y químico)” decía un alto cargo militar. Así pues, en estos días están esperando recibir la vacuna de la viruela para investigar sobre ella… O sea, cosas interesantes y no lo que mucha gente quiere un trabajo sencillo y a ganar dinero a mansalva. Encima los militares tampoco creo que ganen demasiado dinero y encima es un trabajo de máxima seguridad… como ven muchos dedican su vida a hacer grandes cosas, mientras otros se dedican a cepillarse el pelo gran parte del tiempo.

Estos medicamentos no los fabrica la industria pues no son rentables, lo cual es un alivio para los militares pues en malas manos podrían ser muy peligrosos.

Recuerdo que hace años leí cosas de éstas en un par de novelas de Robin Cook; una de ellas trataba precisamente de uno que sabía hacer toxinas mortales y unos desalmados querían éstas para atentar contra un montón de gente en EEUU… son cosas muy peliagudas que para nada conviene que gran parte de los mortales tengan acceso a ellas.

 

Hasta aquí por esta semana. Espero que les sirvan de algo estos escritos míos, aunque sea para pasar el rato. Muchas gracias por leerme.

Saludos cordiales:

Servando (Blanco Déniz).

Acabo con una enseñanza que podemos encontrar en la Biblia, como que los cristianos podemos comer de todo lo que sea comestible, pero si por el que esté junto a nosotros, le va a provocar un cargo de conciencia porque sus creencias no le permiten que se coman determinadas cosas, entonces no las coman delante de ellos para no crear problemas de ningún tipo por esto.

Leave a Reply

*

Captcha Garb (1.4)

Spam protection by WP Captcha-Free