MENUDENCIAS 285 (28/5/18 al 3/6/18)

MENUDENCIAS 285 (28/5/18 al 3/6/18)

Aquí tienen la semana 285 de esta serie titulada Menudencias, que no es otra cosa que yo escribir a diario sobre cosas que me ocurren, veo, leo, oigo, barrunto, hablo, pienso, deduzco, etc., en definitiva, de todo un poco. Pero que subo el total (de nueve a diez folios) al blog, una sola vez en semana. Como siempre, cuando pongo algo entrecomillado es porque lo he puesto tal cual estaba en la fuente original. Y si lo pongo tal cual, es porque para mí lo que dice y en el tan corto espacio que lo dice, no tiene desperdicio. Espero que algo les estén gustando estos escritos míos. Muchas gracias por leerme. Ahí van:

 

[Lector, verá que en el blog faltan los escritos de cinco años (cerca de 300 posts), desde mayo de 2012 hasta noviembre de 2017, lo cual se debe a que ha habido problemas a la hora del cambio de web. Están en ello los profesionales de la ONG (FSFE) a ver si los pueden recuperar. Disculpen las molestias y muchas gracias]

28/5/18

Hace ya unas semanas, alrededor del día 8/5/18, vi que había un artículo en el Facebook de esta ONG para la que escribo (FSFE), que hablaba sobre la caducidad de los medicamentos y al leerlo, vi que el par de artículos que sobre ello he escrito, estaban bien escritos por mí, o sea los conceptos acerca de lo que yo he escrito ya en un par de ocasiones y que desde que conocí al presidente de esta ONG para la que escribo a diario (FSFE), D. Rafael Martínez, se lo dije, o sea, que a los medicamentos en España le permiten un máximo de cinco años de caducidad, por lo que si vemos que el medicamento va desde su puesta a la venta dicho envase, y cinco años después se dice que caduca, entonces es muy posible que se pueda seguir usando después de su fecha de caducidad.

En lo que no había yo caído es lo que decía dicho artículo, que las formas farmacéuticas líquidas como los jarabes, ungüentos, antibióticos líquidos, inyectables y otras formas líquidas, el medicamento se conserva peor, pero las formas sólidas, es posible que, aunque caduquen sigan manteniendo sus funciones. Incluso la casa Bayer, con su Aspirina® lo que hacen es que les ponen que caducan a los dos años, y resulta que incluso cuatro años después de caducada, sigue conservando casi al cien por cien sus propiedades y características. Como ven en esto los laboratorios prefieren ser conservadores y no pillarse los dedos. Aparte de que quien sabe si así venden más porque la gente cuando va a usar uno que compró hacía poco, ya está caducado… es una idea posible también supongo.

En cuanto a las cáscaras y pieles de las frutas, decirles que, si se puede comer la piel, siempre es aconsejable comer la fruta con piel, ya que ahí es donde se conservan mejor las vitaminas y minerales, ya que cuanto más al exterior vayamos más vitaminas y minerales se encuentran, y si cortamos mucho al quitarle la piel, pues estaremos perjudicando a las propiedades de las frutas.

También si los comemos con piel, muchos vegetales pueden actuar como laxantes y reguladores del tránsito intestinal.

Así pues, cuando quiten las pieles a las frutas y verduras, lo mejor es que lo hagan cuanto más al rente mejor, ya que cuanto más hacia afuera, más sustancias nutritivas contiene.

Así pues, por ejemplo, la manzana si la comemos con piel, será buena como laxante, mientras que, si la comemos sin piel, será bueno como antidiarreico (astringente).

El problema de comer la fruta con piel, es que la debemos lavar muy bien, ya que los plaguicidas que se les ponen durante su cultivo, van adheridos a la piel, por lo que hay que lavarla muy bien, antes de comer ésta, ya que dichos plaguicidas pueden ser peligrosos (contaminantes, tóxicos) para la salud.

 

29/5/18

Con esto de la crisis y los gobiernos reducir el presupuesto para las ONG de forma escandalosa, han hecho que las ONG hagan campañas más agresivas hacia sus socios y colaboradores para conseguir dinero a toda costa. Así muchas ONG me llaman de continuo para ver si puedo subir la cuota mensual y cuando les digo mi situación, muchos no se lo creen. Que cobro 670€ y doy el treinta por ciento, con lo que no me queda dinero ni para comer, de tal forma que estoy haciendo agua por varios sitios debido a la mala alimentación. Por lo pronto, como dolencias nuevas, tengo falta de ácido fólico y vitamina B12. Como ven cosas por carencias de determinados alimentos. Tanto es así que incluso mi nuevo confesor me ha dicho que doy demasiado y que con qué vivo. Y tanto es así, que muchas veces intento ahorrar por lo que pueda pasar y muy pocas veces lo consigo. Y encima los cursos y másteres que hago salen un dineral, por lo que como ven lo paso bastante mal en cuestión de dinero.

No les digo nada entonces cuando pagaba la hipoteca del piso, en que no tenía dinero ninguno para vivir y menos para ahorrar.

Recuerdo que líderes de ONG locales, me preguntaban cuánto dinero tenía ahorrado y les decía: pues tengo unos doscientos euros por si le tengo que pagar a mi madre un dinero que me había prestado para vivir en la pensión que estuve viviendo un año entero hace ahora unos quince años. Quería quedarme en dicha pensión pues ahí había visto cosas que nunca había visto en esta ciudad, y era cómo vivían los pobres de la ciudad, como por ejemplo unos discapacitados síquicos que por supuesto ni estudiaban ni trabajaban, aunque por esas fechas no se los conocía como ninis. Y si esto era antes de la crisis no les cuento nada con la crisis.

El señor mayor de la pensión, D. Juan, me alucinaba pues a su edad, cerca de los ochenta, sus pertenencias le cabían todas en un ropero de largo: un metro y medio. Y eso le sobraba. Él solía decir que sabía multiplicar y dividir, pero ya no se acordaba. De lo que sí se acordaba era de sumar y restar. Y leer y escribir no se acordaba tampoco.

Cobraba unos mil euros, lo cual le venía fenomenal, pues con eso le daba para vivir y ayudar a una hermana (nunca me nombró a más hermanas) que tenía una hija discapacitada mental.

Me decía que gracias a su madre él vivía como vivía, pues ella cuando vivía, le arregló los papeles para que pudiera cobrar la pensión que desde hacía tantos años cobraba. Esta gestión me da que para él era una gran proeza… lo que es no saber leer ni escribir… con él pasé muy buenos ratos en dicha pensión, mientras comíamos un poco de queso de plato y un café… También había unos hermanos discapacitados síquicos los dos (vivían ambos en la misma habitación), cuya madre era drogadicta y por tanto ellos no sabían casi nada. De echo en las cosas que para ellos eran importantes, le preguntaban a un hermano que había cursado un par de cursos de la EGB. Me quedé flipando, pues no sabía que, en mi propia ciudad, hubiera tanta gente tan mal preparada escolarmente. Algo fuera de serie. A los más pobres vi y conviví con ellos. El rollo más grande para mí es que al ser una pensión, el baño lo compartíamos con todos los que venían de paso con lo que me entraba un repelús enorme sentarme en el retrete por las posibles infecciones, como ducharme en la tina por los hongos. Y encima el dueño de la pensión no era nada limpio ni trabajador, y si podía escaquearse de limpiar, pues pasaba de ello sin dudarlo ni un minuto. Era su medio de vida y pasaba un kg de cuidarlo. País.

 

30/5/18

Casi todos los animales dejan libres a sus crías nada más nacer o al poco de nacer. Están a lo sumo unos pocos días o semanas y ya luego los dejan en libertad y que vivan su vida en libertad y muchas veces lejos de sus progenitores.

En cambio, el hombre y cada vez más, protege y guarda a sus hijos muchas veces hasta incluso acabar la carrera universitaria u otros estudios menores. Y luego ya en teoría se debían buscar esa gente la vida y no seguir dependiente de sus padres. Pero otros no hacen nada muy útil y sin embargo siguen viviendo bajo el techo de sus padres. Algunos son ninis y los siguen aun así manteniendo.

Algunos padres dicen que a ellos les da igual si deben mantener toda la vida a su hijo y que por tanto vivan bajo su mismo techo. Esto es alucinante lo protectores que son nuestros padres.

Yo no debo hablar, pues viví con mi madre una gran cantidad de años. Durante la carrera, viví un año con mi madre, pero el resto del tiempo estuve fuera de la isla y viviendo malamente económicamente hablando. No tenía durante la carrera nada para comer casi, pero estudiaba horrores (el dinero que tenía me lo mandaba ella con muchos sufrimientos y penurias) en parte para salir de tanta miseria. Según tengo entendido de los que más por mi aura parece.

De todas maneras, una vez acabada la carrera, estuve bastantes años viviendo con mi madre y salvo unos pocos años (5) en que gané algo de dinero por mi trabajo, el resto todo fueron voluntariados y escribir sin cobrar nada a cambio. Pero por suerte, mi madre había mejorado un poco su situación económica y por tanto me alimentaba y me daba cobijo. Pero hace cosa de unos 17 años me echó de su casa, está claro que para que me buscara la vida y eso hice, asegurarme los garbanzos de por vida para aparte intentar seguir luchando todo lo más a tope que puedo. Pero, así y todo, como cobraba tan poco (sobre los 600€ al mes en aquellas fechas) y debía pagar la hipoteca, pues ella seguía pagándome la comida gran parte del mes todos los meses, y yo contribuía en mi alimentación con sólo un poco de mi dinero.

Pensaba decirle a mi madre, cuando acabara de pagar la hipoteca, que ya no necesitaba que me pagara la comida, pero quiso el Señor llevársela y dejarnos huérfanos a todos sus hijos, con lo que se puede decir que, hasta el final de su vida, o sea durante toda mi vida, no dejó mi madre nunca de alimentarme. Como comprenderán no puedo tener hacia ella sino los mejores y mayores elogios y la considero la mejor madre del mundo, de tal forma que yo pensaba que cuando ella se fuera, yo me iba tras ella casi seguro. Pero quiso Dios que esto no ocurriera, y por suerte pude superar tal bache.

Como ven en este escrito de este día se puede decir: siempre habla quien tiene que le digan.

 

31/5/18

La robotización de las farmacias, ha supuesto uno de los mayores avances en las farmacias en las últimas fechas, lo que más ha hecho aprovechar el tiempo en las oficinas de farmacia, disminuyendo drásticamente los tiempos no productivos y las colas en las farmacias, con lo cual se evita que la gente tienda a ir a otras farmacias y por tanto ayuda a fidelizar al cliente y a disponer el farmacéutico de más tiempo para la atención farmacéutica.

El robot sirve para acelerar todos los procesos en la farmacia, así como a optimizar el espacio lo más posible.

Al igual que una tienda de ropa cuida su imagen para captar clientes con técnicas de marketing como la música, la iluminación, la distribución, el escaparate y varios otros factores, igual ocurre en las farmacias que hay que cuidar todo para atraer a más clientes. Y fidelizar a los ya existentes.

La farmacia a la que yo voy ahora, tiene una gran zona de atención al público, está distribuida de tal forma que, si se forman colas en los TPV, no se nota tanto ya que al estar distribuida como en dos zonas de ZAP distantes, parece que hay menos gente en total dando la sensación de más desahogo y no como que hay mucha gente en muy poco espacio. Han invertido un buen dinero en la zona al público y eso se nota, y encima como digo por la distribución de los TPV bastante alejados, no se nota sensación de ahogo, aunque haya bastante gente. Y con el robot, es mucho más rápido y directo todo.

Los nuevos softwares son fundamentales a la hora de la gestión de las farmacias y el avance en éstos, han ayudado mucho al farmacéutico a llevar la gestión de las mismas, agilizando y simplificando los procesos.

Recuerdo que un par de veces un amigo, cuando trabajé en su farmacia, me dijo que desde el principio hizo lo que yo le dije desde el primer momento (hace unos 25 años o más): “informatiza la farmacia”, lo que le sorprendió, pero lo llevó a cabo y vio que, en efecto, era un buen avance. Hoy día yo creo que no haya ninguna farmacia que no esté informatizada o no al menos en ciertas ciudades.

También le había yo enseñado el método de los cartoncillos con la descripción del medicamento, así como el elástico con el que sujetar dicho cartoncillo al envase del medicamento. Esto también me lo recordaba dicho amigo que eran cosas que yo le dije y que valían la pena seguir… debe ser que yo venía de una familia donde había muchísimos farmacéuticos y por tanto tengo datos de esto, aunque ya saben que de dinero gano menos que un barrendero. Paciencia.

 

Hasta aquí por esta semana. Espero que algo les estén gustando estos escritos míos y les sirvan de algo como por ejemplo para pasar el rato. Muchas gracias por leerme.

Saludos cordiales:

Servando (Blanco Déniz).

Acabo con una enseñanza que podemos encontrar en la Biblia, como que podemos tener todo de todo, pero si no tenemos amor, es como si nada tuviéramos. O sea que el amor lo es todo para el cristiano y sin él, nada. Es más, una cosa que se desprende de continuo en la Biblia es lo que dice que: Dios es amor.

 

 

Leave a Reply

*

Captcha Garb (1.4)

Spam protection by WP Captcha-Free