MENUDENCIAS 278 (9/4/18 al 18/4/18)

MENUDENCIAS 278 (9/4/18 al 18/4/18)

Aquí tienen la semana 278 de esta serie titulada Menudencias, que no es otra cosa que yo escribir a diario sobre cosas que me ocurren, veo, leo, oigo, barrunto, hablo, pienso, deduzco, etc., en definitiva, de todo un poco. Pero que subo el total (de nueve a diez folios) al blog, una sola vez en semana. Como siempre, cuando pongo algo entrecomillado es porque lo he puesto tal cual estaba en la fuente original. Y si lo pongo tal cual, es porque para mí lo que dice y en el tan corto espacio que lo dice, no tiene desperdicio. Espero que algo les estén gustando estos escritos míos. Muchas gracias por leerme. Ahí van:

 

[Lector, verá que en el blog faltan los escritos de cinco años (cerca de 300 posts), desde mayo de 2012 hasta noviembre de 2017, lo cual se debe a que ha habido problemas a la hora del cambio de web. Están en ello los profesionales de la ONG (FSFE) a ver si los pueden recuperar. Disculpen las molestias y muchas gracias]

9/4/18

Hay algunas personas que creyendo que lo hacen muy bien y que son unas fieras ya que su pulcritud es el culmen, decirles que todo lo contrario, así lo que algunos hacen de lavar con agua y jabón los huevos con los que prepararán la comida, decirles que con esa práctica consiguen todo lo contrario, pues con ello le quitan la cutícula que rodea al huevo y por tanto los microorganismos pueden entrar más fácilmente al huevo a través de los poros de la cáscara, contaminándose así de esta forma más fácilmente.

Para los no farmacéuticos, el Código Nacional (CN) es el número que se le adjudica a cada medicamento en España y que es específico, uno para cada uno. Los pedidos a las cooperativas y distribuidoras, se hacen a través de este CN. De siempre se ha identificado con este número a cada medicamento. Así por ejemplo recuerdo cuando estudiaba la carrera, en que los pedidos de las farmacias se hacían a través del teléfono por medio de un aparatito que se acoplaba al auricular del teléfono el cual introducía los números de dichos códigos y el número de envases de cada medicamento.

Antes de esto, se usaba unas hojas grandes específicas, en las que se apuntaba el CN de cada medicamento, así como su nombre completo y el número de envases. Para cada dato una celdilla y luego los del reparto se las llevaban a las distribuidoras (Cofarca, aquí en la provincia de Las Palmas [España] y la Droguería Bosch mucho menos importante) y así se hacían los pedidos.

Con el paso del tiempo y al aumentar una gran cantidad de especialidades en el mercado, pues han aumentado el número de dígitos de dicho Código Nacional.

Ahora es todo por medio de escáneres, ordenadores y robots, los cuales hacen todo mucho más fácil y cómodo.

Ya saben que lo ideal es, a barco nuevo, patrón viejo.

 

10/4/18

Hace poco leí en un newsletter sobre el gremio, que habían entrevistado a un farmacéutico que hacía cuatro años que había acabado la carrera y estaba en su farmacia luchando a brazo partido daba él a entender por mejorar la salud de los vecinos del pueblo en que tenía la farmacia. En ningún momento se sintió un afortunado de la vida porque ya tuviera una farmacia propia, sino que se quejaba porque tenía que luchar por estar en un pueblo y por tener cerca muchas grandes superficies haciéndole la competencia. Habla de muchas actividades con los lugareños como concursos de tapas saludables, o carreras ecologistas y varias cosas más con los del lugar para según él aumentar la calidad de vida de las personas y de paso dejar clara la importancia del ejercicio físico. Se supone entonces que él hacía ejercicio de continuo. Me gustaría preguntarle si durante la carrera hacía ejercicio con frecuencia y si era como yo que no tenía dinero ninguno para ir a un gimnasio, y lo más que hacía era correr por varios lugares y carreteras. Y usaba unas playeras que me quedaban sumamente estrechas, pero como no tenía dinero ni para comer, cuánto menos para comprarme unas zapatillas para hacer deporte. Otro amigo pobre también, me regaló un chándal que él ya había desechado por estar bastante desteñido y con manchas de lejía, con el cual estaba yo muy contento y ya al cuarto año de carrera, mi novia me compró uno nuevo con el cual estaba yo más contento que Ricardito. Pero las zapatillas de deporte fueron durante toda la carrera las dichas con las que pasaba las de Caín de normal de lo estrechas que me quedaban.

Dijo este joven que había que avanzar en la atención farmacéutica (sobre lo que yo tengo un master y eso que no tengo farmacia como él y que me costó un riñón) y es posible que él haya leído algún panfletillo sobre dichas tendencias en las farmacias desde hace ya muchos años y entre cuyos iniciadores está el presidente (D. Rafael Martínez) de esta ONG (FSFE) para la que escribo.

Y por último dice que para mejorar la AF están implementando en su farmacia el seguimiento farmacoterapéutico (SFT) pero claro que él es partidario de que se cobre algo del total o en parte para que el cliente pueda valorar (supongo yo que para que se den cuenta los clientes del favorazo que les están haciendo) bien la atención recibida por este servicio.

En efecto es casi un adolescente, debe ganar bastante dinero y sin embargo está convencido de que su vida es muy dura y que por lo que hace debería ganar bastante más dinero. ¡¡¡A mi edad no llegues!!!

 

11/4/18

Como sabemos que el aceite es inmiscible en agua, de tal forma que, si ponemos un poco de aceite en el agua, ésta no se disolverá, sino que estará flotando formando una capa en la superficie del agua. Por esto si queremos mezclar el aceite en agua, por ejemplo, para poner aceites esenciales en el agua del baño de un bebé, pues lo que hacemos es que cogemos el aceite en cuestión y lo echamos en un poco de leche y esto lo revolvemos de tal forma que el aceite se diluye por completo en la leche. Luego podemos poner la leche con el aceite en el agua del baño del bebé y ya se disolverá del todo y no quedarán rastros ningunos del aceite en el agua, ni estará grasosa ni nada de esto.

Lo mismo si se quiere echar al difusor para el ambiente, los que hay que disolver previamente en leche y luego poner la mezcla en el agua del difusor.

Si por casualidad le cayera a un bebé algún aceite esencial sobre el ojo (suelen ser irritantes), le echaríamos un poco de aceite de la comida en el ojo y luego agua del grifo, para que el aceite de la comida arrastre el aceite esencial y así se vaya del ojo.

Hay varios aceites esenciales que se pueden usar en bebés, para lo cual debemos dominar el tema y saber cuáles son aptos o no. Muchas veces la cosa consiste simplemente en una concentración más baja que para los adultos. Muchos aceites irán bien para la ansiedad, así como para varias patologías menores.

Hay varios libros que tratan de estas materias.

Sé que lo he dicho infinidad de veces pero no por ello deja de ser importante: lo que decía hace unos diez años o quince o un poco más que dentro de poco la esperanza de vida estaría en los 90 años y no como en esas fechas que era 85 para las mujeres y unos 82 para los hombres, ya se está cumpliendo, así ahora mismo muchísima gente, al menos en la isla donde vivo (Gran Canaria, en Canarias, España), están llegando a los noventa y pico y con cierta calidad de vida. Como ven esto va sumamente rápido.

Es posible que el mundo siga evolucionando hasta un tope en que ya no se podrá sobrepasar dicha edad y quién sabe si entonces la cosa consistirá en introducir nuestro cerebro, sentimientos y el alma en otros cuerpos o bien regenerar las células del cuerpo viejas por células nuevas o bien inhibir el envejecimiento celular y controlar y dirigir la apoptosis. Ni idea, esto ya es ciencia ficción y de ésta nunca he leído mucho, a no ser unos pocos libros de Julio Verne hace ya un tiempillo, así como uno en versión infantil cuando era un joven imberbe.

 

12/4/18

Ya lo he dicho un montón de veces, pero lo vuelvo a repetir: hay muchas veces que las personas sobre todo cuanto mayor es, más se puede producir, en que no recuerdan lo que se les dice o lo que hicieron, no porque necesariamente tengan demencias de algún tipo como por ejemplo el Alzheimer, sino que muchas veces están pensando en un montón de cosas y por tanto no estaban atentas a cuando le dijimos determinadas cosas o bien hicieron algo sin estar concentrados en ello. O sea que cuantas más cosas tenemos en la cabeza, lo cual es mayor a medida que más datos introducimos en el cerebro, o sea a medida que envejecemos, más posibilidades hay de que nos despistemos y no sepamos qué nos dijo tal y tal persona.

Siempre que por cualquier motivo una persona tome algún medicamento más, así como si le han retirado alguno, que digan en su farmacia de referencia si le haya las interacciones entre ellos. A mí mismo me ha pasado que una doctora me puso un medicamento que estaba contraindicado con otro que yo tenía prescrito. Paciencia.

La cosa es que he mirado y por internet no se pueden buscar las interacciones entre fármacos de ahí que lo deben preguntar en sus farmacias.

Que piensen que si tienen un síntoma nuevo al empezar un tratamiento, que sepan que bien puede ser debido a dicho medicamento nuevo o bien a una interacción del mismo junto con algún/os otro/s que estemos tomando.

Si le doy tanta importancia (como se la damos todos los farmacéuticos) es porque es muy posible que algunas interacciones sean graves o incluso mortales. De ahí la importancia de éstas.

Es increíble cómo pasan los días y no da tiempo de hacer casi nada. Estoy desde hace semanas intentando profundizar un poco en antineoplásicos y por otro lado sobre antibióticos y casi no avanzo nada. Me paso semanas en que malamente leo unas pocas páginas de algunos de estos temas, y las semanas siguen pasando y no puedo leer. Siempre surgen cosillas que le impiden a uno seguir.

Aparte de esto también intento profundizar algo en teología, pero todo lo llevo muy, muy lento. De todas maneras, como hace más el que quiere que el que puede, en estas cosas sigo intentando a ver si consigo que sea con ímpetu y constancia.

Como se decía cuando uno era un niño, despacito y con buena letra. Aunque hoy día la buena letra casi no tenga importancia, de ahí que algunos países estén sacando de sus currículos escolares, la caligrafía como asignatura, ya que casi todo se hace por medios informáticos. Lo cual es un medio desastre, pero ya muchas veces no se tiene en cuenta el que los demás entiendan lo que escribimos pues esto suele ser por medio de un teclado y la caligrafía se quedaría para uno mismo, para uno entender lo que escribe para sí mismo en papel, pero no tanto para los demás.

Yo personalmente tengo tan mala letra de siempre, que hace unos veinte años en que todos los exámenes que no sean por vía telemática, los escribo en letras de molde, pues nadie entiende ya mi letra. A mí a veces también me cuesta horrores entenderla.

 

Hasta aquí por esta semana. Espero que algo les estén gustando estos escritos míos y les sirvan de algo como por ejemplo para pasar el rato. Muchas gracias por leerme.

Saludos cordiales:

Servando (Blanco Déniz).

Acabo con una enseñanza que podemos encontrar en la Biblia como lo que creo que dijo San Pablo que cuando el pecado abundó, sobreabundó la gracia. Así que paciencia, que el Señor no nos abandona, incluso aunque a nosotros nos lo parezca; si no miren cómo parecía que abandonó el Padre al Hijo durante su pasión y crucifixión y fue todo lo contrario.

 

 

 

 

Leave a Reply

*

Captcha Garb (1.4)

Spam protection by WP Captcha-Free