MENUDENCIAS 277 (2/4/18 al 8/4/18)

MENUDENCIAS 277 (2/4/18 al 8/4/18)

Aquí tienen la semana 277 de esta serie titulada Menudencias, que no es otra cosa que yo escribir a diario sobre cosas que me ocurren, veo, leo, oigo, barrunto, hablo, pienso, deduzco, etc., en definitiva, de todo un poco. Pero que subo el total (de nueve a diez folios) al blog, una sola vez en semana. Como siempre, cuando pongo algo entrecomillado es porque lo he puesto tal cual estaba en la fuente original. Y si lo pongo tal cual, es porque para mí lo que dice y en el tan corto espacio que lo dice, no tiene desperdicio. Espero que algo les estén gustando estos escritos míos. Muchas gracias por leerme. Ahí van:

 

[Lector, verá que en el blog faltan los escritos de cinco años (cerca de 300 posts), desde mayo de 2012 hasta noviembre de 2017, lo cual se debe a que ha habido problemas a la hora del cambio de web. Están en ello los profesionales de la ONG (FSFE) a ver si los pueden recuperar. Disculpen las molestias y muchas gracias]

2/4/18

De los tropiezos, caídas y los golpes, hemos de salir fortificados, así si tropezamos debemos levantarnos y superarnos. Que los tropiezos y caídas nos sirvan para aprender. Si metiste la pata y caíste, levántate, arrepiéntete y sigue adelante.

Este cuento que digo ahora no es tal cual, sino que digo la esencia para que el lector pueda sacar su moraleja. Había un hombre que estaba en un puesto de trabajo, que estaba molesto porque otro empleado más reciente que él ya estaba por encima suya y ganaba mucho más que él, por lo que protestó al jefe de por qué había hecho esto, y él le dijo que fuera a preguntar a la fábrica que había cercana acerca del par de cosas que le decía él. Fue entonces este empleado y preguntó lo que su jefe le había encargado y volvió rápidamente a su trabajo donde le dijo al jefe lo que éste le había mandado. Le preguntó su jefe sobre otras cosas de dicha fábrica y le volvió a decir el empleado que él iría de nuevo a la fábrica a preguntar lo que él decía. De nuevo de regreso, le comunicó al jefe lo que le había preguntado y le respondió bien. De nuevo el jefe le dijo de otras cosas por lo que el empleado le comentó que volvería de nuevo a la fábrica, pero le dijo que no, que llamara al otro empleado que había ascendido más rápido que él. Vino dicho empleado y el jefe le dijo que fuera a la fábrica a preguntar un par de cosas. Este empleado fue a la fábrica donde se demoró un poco y cuando llegó, le dijo al jefe lo que le había preguntado por lo que le dijo de nuevo el jefe si sabía otras cuestiones que le comentaba, sobre lo que el empleado le dijo que sí que había preguntado también acerca de éstas, así como de otras cosas, todas las cuales le explicó dicho empleado. Y tras otra pregunta del jefe, el empleado volvió a decir que sí se había informado sobre ello. Entonces le dijo el jefe que se podía ir a su puesto de trabajo, por lo que cuando se quedó solo con el primer empleado le dijo que si se había dado cuenta por qué su compañero había ascendido más rápido que él y por qué ganaba más dinero…

Siempre hemos de intentar hacer lo que a uno le gusta, pero muchas (muchísimas) veces, no se puede hacer esto, por lo que entonces la cosa consiste más bien en cogerle el gusto a lo que uno hace, más que hacer siempre lo que nos gusta.

 

3/4/18

Las células del cuerpo humano tienen una interdependencia absoluta con el resto de células. No sólo en cada órgano deben funcionar a la perfección el conjunto de células, sino que el funcionamiento de cada célula es fundamental que sea el exacto y óptimo para el que está programada. Para ello las células deben mantener una estricta comunicación entre ellas y no solo entre las más próximas.

La comunicación celular puede hacerse por intermediación de sustancias químicas, que es a lo que se suele llamar primeros mensajeros. Otras veces de la interacción con uno de esos primeros mensajeros se estimula otra sustancia que se llamará segundo mensajero que puede desencadenar cascadas bioquímicas.

Muchas veces las moléculas que actúan sobre las células, lo pueden hacer bien interactuando con la membrana plasmática, por ejemplo, a través de los poros formados por proteínas transmembranas, con dominios extramembranosos, inter e intramenbranosos. Otras veces en cambio si la molécula es lipofílica, pasará a través de la membrana sin necesidad de transportador, puesto que la membrana es una bicapa bifosfolipídica como he dicho ya en varias ocasiones.

Una vez dentro la molécula, puede interactuar bien con moléculas del citoplasma o bien unirse a receptores del núcleo y pasar al interior de dicho núcleo, donde hará el efecto. Aquí muchas veces dicha molécula puede interaccionar con el ADN provocando cambios en la síntesis y división celular. Con esto se deduce que este tipo de sustancias entrará en juego en el cáncer en gran medida, ya que se puede luchar con esto contra el mismo, o bien propiciarlo, dependiendo de la sustancia en concreto de la que hablemos y que pueda entrar al núcleo e interactuar con el ADN.

En oncología, los receptores transmembranas más importantes son los receptores enzimáticos, aunque hay otros como, por ejemplo: los receptores ionotrópicos, receptores metabotrópicos y receptores no enzimáticos asociados a tirosina cinasas citosólicas.

Los más importantes en oncología se caracterizan porque cuando un ligando se asocia a dichos receptores, éstos actúan como una enzima que cataliza una serie de cascadas de reacciones químicas (cascadas bioquímicas) o de señalización que van a dar lugar a distintas acciones, o sea que se efectuarán una serie de reacciones que cambiarán la conformación de estas células.

 

4/3/18

Como no había marcadores para detectar si una persona padece el aneurisma de aorta abdominal, unos investigadores españoles junto con otros de Dinamarca, han investigado sobre ello y han visto que los ácidos grasos omega 6 se encuentran aumentados en esta patología.

Este aneurisma puede progresar hasta romperse y por tanto provocar la muerte. A partir de un determinado tamaño ya es aconsejable la cirugía, pues actualmente no hay otro tratamiento contra éste. Por ello es fundamental la búsqueda de biomarcadores que favorezcan el diagnóstico y pronóstico de esta enfermedad.

Se ha visto que el aumento del ácido omega 6 puede ser perjudicial para esta enfermedad provocando la inflamación de dichas arterias, así personas portadoras sanas (o sea con esta anormalidad y sin síntomas) pero que tengan este ácido aumentado, a los cinco años de observación se han visto que se degenera más este tipo de aneurisma frente a las personas que no tienen este ácido omega 6 (ácido araquidónico) aumentado. No tiene nada que ver aquí el omega 3 los cuales ejercen un efecto beneficioso, del cual se consigue la cantidad óptima con dos raciones semanales de pescado azul.

Aunque muchos no lo tengan en cuenta, ya ven que con consejos sencillos sobre alimentación se consiguen grandes avances en cualquier lugar del cuerpo humano. De ahí que calculen la calidad de vida que deben tener las personas del mundo en desarrollo, cuyos alimentos a lo sumo son unas tortitas de cereales al día, y muchas veces ni eso. Gracias a que algunos locos como los de esta ONG para la que escribo (FSFE), intentan darles a los niños de dichos lugares, algo de comida equilibrada cada día, para que puedan rendir algo más en sus estudios y mejoren su maltrecha calidad de vida. Por estas cosas es por lo que me flipo cuando la gente habla que si el aceite virgen extra, o que si vamos a comer a tal restaurante que tiene tres estrellas michelín y cosas de éstas… yo la verdad es que mi paladar no es tan exquisito y no sé diferenciar este tipo de aceites de uno de orujo. Sé que muchos dirán que con estas cosas que compran aquí muchos, ellos están dando dinero a toda la cadena de personas que trabajan por conseguir dichos productos selectos y de gran calidad, y que ellos se han ganado con su trabajo y bien hacer, una calidad suprema, y ésta hay que pagarla… y que otros no se lo han trabajado y quieren dinero y más dinero sin nada a cambio… pero no piensan en las circunstancias en las que viven otras personas que no tienen ningún tipo de oportunidad allí donde viven. Algunos no saben nada y por tanto no saben qué hacer para mejorar sus vidas. Según parece en muchos sitios en que no hay ningún tipo de trabajo, los adultos no hacen nada a lo largo de los días porque no hay nada que hacer, ni saben hacer nada. Y si van a las ciudades a ganarse los garbanzos, como no saben nada de nada, pues se ponen a trabajar de peones que, por quince horas de trabajo duro al día (nada de sindicatos ni nada de estas cosas, como comprenderán), consiguen un euro por día… y mientras uno aquí que si cochazos y un montón de pijadas… y eso que estamos muchos en teoría todavía en plena crisis.

 

5/3/18

Para aquellos que se alucinan con las noticias que se dan por la tele, y cómo manipulan los medios las noticias, de tal forma que las personas normales bien pueden estar de continuo con la llantina porque un niño sea asesinado, o bien alarmarse porque unas cien mil personas han perdido sus hogares tras una catástrofe, decirles que la mayoría de las noticias están manipuladas y son un par de agencias internacionales las que deciden qué se dice en los noticieros y qué no. Así de simple.

Cuando aquí estábamos con la muerte de Gabriel, El Pescaíto (hace unas tres semanas), yo pensaba que está claro que diariamente mueren miles de niños chicos por enfermedades y por falta de alimentos seguros y equilibrados, así como de medicamentos esenciales, y nada de esto salía en las noticias, sino que ese niño estaba siendo buscado por cientos de profesionales y voluntarios. Esto alucinaba a algunas personas, sobre todo las que llevaban poco tiempo aquí, y por ello les dije esto de los que controlan lo que hoy es noticia y lo que no lo es. Lo mismo con los niños soldados y cosas así. Y hace cosa de menos de un mes, España convulsionaba porque un niño había desaparecido de su hogar y después fue hallado muerto al haberlo asesinado la novia de su padre biológico.

He estado ayer leyendo un poco el Corán y la verdad es que me gustó gratamente leer como cita Mahoma al Libro, o sea el Pentateuco o los Evangelios. Los llama libros de Sabiduría y que son los libros que el Señor dio a los antiguos para que supieran dirigir sus vidas. Esto me puso muy contento, pues yo pensaba que sí nombraba algo a Jesús (nunca como el Cristo sino como un profeta), pero no que daba como autoridad a seguir a los Evangelios, según entendí yo ayer en la Sura II, no recuerdo qué versículos. Esto se debe yo creo, porque la primera vez que leí El Corán, no tenía aclaraciones como el que leo ahora y que explica lo que significa la palabra Libro cuando la usa Mahoma. Intuyo que seguramente era porque yo consideraba antes (hace años que lo leí por primera vez) Libro como sólo el Corán.

Para Mahoma 4 son los libros inspirados: el Pentateuco, los Salmos, los Evangelios y el Corán.

Lo que son las cosas, cuando todos nuestros aparatos electrónicos o electrodomésticos como el microondas o la lavadora, funcionan bien, aunque sea medio a trancas como mi televisor que el volumen varía según le de la gana; como digo si funciona todo bien, estamos pues tranquilos y no damos importancia a lo que es estar sin estos artilugios. Pero cuando por cualquier motivo alguno nos falla, nos ponemos enfermos y no sabemos qué hacer al respecto. Hemos hecho a nuestras vidas dependientes de varios artilugios sin los cuales está claro que podríamos vivir, aunque no sabe uno si mejor o peor. Nos hemos acostumbrado a vivir como vivimos que nuestro cerebro desecha toda la información que recibimos de continuo del medio externo, por tomarla ya como normal, aunque para nada lo sea, desde el bombillo hasta el portátil y cosas mucho más sofisticadas que tienen algunas personas.

No pensamos que, en muchas partes del mundo, eso de darle a un pulsador y que se encienda la luz, o abrir un grifo y que salga agua y encima caliente, es un lujo que gran parte de los habitantes del mundo no tienen ni idea de que esto pueda existir.

 

Hasta aquí por esta semana. Espero que algo les estén gustando estos escritos míos y les sirvan de algo como por ejemplo para pasar el rato. Muchas gracias por leerme.

Saludos cordiales:

Servando (Blanco Déniz).

Acabo con una enseñanza que podemos encontrar en la Biblia, como el que el Reino de Dios es como un poco de levadura en un saco de harina, que con poca levadura que pongamos ésta fermenta todo el saco. Así es el Reino, que el Señor pone un poco, pero éste lo fermenta todo. O como una pequeña semilla de mostaza, de las más chicas de todas, que el sembrador la siembra y si cae en buena tierra, ésta dará lugar a un gran árbol (de los más grandes), fuerte y robusto sobre los que se posan los pajarillos del campo… esto ruego yo que siga el Señor ejerciendo en mí (si es que en mí se da).

Leave a Reply

*

Captcha Garb (1.4)

Spam protection by WP Captcha-Free