REFLEXIONES

REFLEXIONES:

En este escrito, les quiero contar unas cosas que me andan por la cabeza y que me gustaría hacerles ver: ellas son, que si no se han dado cuenta, que aquel al que llaman el rey del pop, el mundialmente famoso Michael Jackson, era, según mi poco entender, bastante pinta, y a mi modo de ver, peor persona de lo que muchos opinan.

Pero primero, quiero decir, que esto es sólo un artículo de opinión, y para nada un artículo científico y documentado, sino que hablo de lo que veo, oigo y leo en sitios que no sé si dicen la verdad, y que por tanto, no puedo afirmar que sea del todo cierto lo que leo, veo y oigo, pues si incluso, webs oficiales tienen información errónea y mal explicada, cuánto no más voy a poder yo equivocarme en mis apreciaciones en un tema que no domino, y sobre el que no soy especialista, sino que son cosas que veo aquí y allá, y que quiero compartir con el que las quiera leer, por si les hacen pensar acerca de algunos ídolos de este tan excesivamente terrenal mundo. Es pues un escrito para todos los públicos, en todos los sentidos.

Ahí van, no sé si oí yo mal, pero cuando murió Michael Jackson, me pareció oír en un telediario, que para salir de las deudas, debía dar unos veinte conciertos; si según tengo entendido a cada concierto van unas cincuenta mil personas, me parece mucho dinero sólo para pagar las deudas. Si tanto debía, por qué no vendía, o le daba a los bancos todo lo que tenía, y se iba a vivir a un piso en lugar de vivir en una mansión (yo vivo en uno, e infinidad de gente lo hace, y no pasa nada); y con eso, pagaba parte de sus deudas. Dicen que tenía un parque de atracciones en su casa, y la verdad es que por mucho que lo intente, en mi piso de 68 m2 no cabe un parque de atracciones. Si estaba arruinado, por qué no vendía también ese parque de atracciones, pues supongo yo que se aburriría bastante de subir todos los días a la misma noria y más siendo ya mayorcito como era; por lo que tengo entendido, lo tenía porque le gustaban mucho los niños; yo más bien creo que le gustaban demasiado los niños, si no, miren los escándalos que hubieron sobre corrupción de menores, los cuales, todos se taparon, supongo que a base de muchos billetes; billetes, por cierto, que tuvieron que salir de algún lado, pues él estaba arruinado (o sea, como mínimo, más deudas al banco). Y otros por algún toqueteo a menores, se pasan una buena cantidad de años en la cárcel. Como comprenderán, tanto la mansión donde vivía (que no sé si él vivía en una aparte, o si vivía con toda su familia), como ese parque de atracciones que él conservaba por amor a los niños chicos, y que a lo mejor estaba todo el conjunto rodeado de grandes jardines, supongo yo, que todo ello necesitaría un mantenimiento, tanto de personal, como gastos de luz, agua, Hacienda, etc (no sé qué gastos requieren, pues ni siquiera nunca he sido propietario de un pequeño estanco de prensa, es más soy un pensionista que vive en Canarias –España- con 650€ al mes, más la voluntad de mi familia). Si no tenía dinero, pues debía pedir más préstamos para mantener todo esto, con lo cual, más aumentaban las deudas.

Por lo que tengo entendido, ya ni cantaba, ni bailaba, así y todo, creo que él estaba seguro, que podría con todo. O sabía que no podría, pero fingía lo contrario. No sé.

El gran Michael Jackson, el astro, a lo mejor no iba al mercado a hacer la compra y demás (a lo mejor hasta le daba apuro hacerlo), sino que tenía toda una corte de servidumbre a su alrededor que le sirviera. Sé, puesto que oí que su hijo pequeño se lo quedaría su niñera, que al menos niñera tenía. Si no tenía dinero, y ya que nada hacía, por qué no podía él encargarse de su hijo (puesto que suyo era) y ser un padre normal como varios de mi barrio.

Al menos una vez oí que vino por Canarias, y que se hospedó en uno de los mejores hoteles y en la mejor habitación del mismo. Lo que si una vez vino aquí, supongo que también viajaría por el resto del mundo y siempre en primera; si no tenía dinero, quién pagaba todos esos lujos. ¿Más créditos al banco?, y en qué viajaría él, a lo mejor en yet privados y demás lujos; si estaba arruinado, por qué no se quedaba en su casa leyendo libros comprados de segunda mano, o prestados de la biblioteca municipal o viendo la tele, como gran parte de los mortales.

Yo, cuando me desplazo en la ciudad, intento hacerlo caminando, para ahorrar y porque es sano, y si voy a largas distancias, lo hago en autobús (los que en mi tierra llamamos guagua); por qué él tenía a lo mejor (que no lo sé) viajar en limusina o en coches de lujo, si no tenía dinero ni para comer y para todo pedía prestado. También seguro, que solía comprar su ropa de segunda mano, a un euro la prenda, como un servidor.

Siempre estuvo obsesionado con blanquearse la piel; por qué no podía él ser negro y los demás negros sí pueden serlo; qué problema hay en ser negro; yo tengo bastantes problemas en la piel, y como no tengo dinero para tratarlos (y lucho como un condenado para salir adelante), pues me fastidio y a veces tengo la cara que parezco un desgraciado, como tantos otros pobres. Si en su país ser negro es un impedimento para ganar dinero y ser famoso, él debía sentirse más orgulloso de serlo, y encima tener un parque de atracciones en su casa para solaz de todo el barrio de niños pobretones; o qué tipo de niños le gustaban más (a lo mejor en exceso, vuelvo y comento), los más pobres, o los más ricos, pues a lo mejor él no se querría relacionar con los hijos de los obreros. Está claro que esas operaciones de blanqueo de piel, únicas y exclusivas en el mundo, debían costar un buen dinero, el cual, si como dicen estaba arruinado, debía salir de algún sitio, y todo porque él no quería ser negro, como los demás negros.

Por lo que leí cuando estudiaba la carrera de Farmacia en Tenerife, en el archipiélago que vivo, hace unos veinte y pico años, él dormía en una cámara de cristal con un sistema de aireación especial para así poder vivir más tiempo. ¿No murió sobre los cuarenta y pico?, de qué le sirvió tanto dinero y tanto querer ser inmortal en la tierra, si al final su vida era un desastre de escándalos, deudas, apariencias y muerte prematura. Desde mi punto de vista, Dios lo castigó, pues él pensaba que era el mejor, y que podía hacer lo que quisiera y que merecía lo mejor. La Biblia dice, quién puede aumentar un ápice su vida sino Dios; fíjense, mi madre, es una anciana de 83 años, y Dios la sigue bendiciendo con vida y salud; tengo un compañero en Cáritas, al que a su padre, le han dicho que ya, de esta no escapa, unas cuantas veces, y ahí está, anciano, y unos médicos de la seguridad social local, le salvan la vida, mientras que al rey del pop, lo matan los médicos que él paga, posiblemente fortunas, a una edad joven. Y yo me pregunto si eso es un rey, a los que todo el mundo desea larga vida. Supongo yo que era él el que pedía somníferos de los más fuertes para dormir (yo lo hago sin somníferos, al igual que mucha gente, y eso que trabajamos de duro aunque no vayamos en primera), y como digo, no creo que fuera por exceso de trabajo, sino por todo lo contrario, porque era un pinta, y el exceso de deudas y perversiones, no lo dejaban dormir. Más bien creo que Dios lo castigó. A lo mejor hasta él mismo pidió al médico que lo matara, pues así no podía vivir, todo cuento y más cuento (todo se solucionaba, yendo a un piso barato o a un piso compartido y yendo a comer de beneficencia, si no tenía dinero), pero no, él decía que podía con eso y más. Hay métodos para poder dormir a distancia, que yo creo que no son nada peligrosos para la salud, y él, con la fama que tenía y el dinero que pagaba a sus servidores, no supieron darle esa solución, posiblemente barata y poco dañina para la salud.

Fíjense, que Santa Teresa de Jesús es doctora de la Iglesia y muy posiblemente, ni el hábito que llevaba puesto, era suyo, y en este mal llamado rey, todo eran lujos y debía todo, todo era pura apariencia. Y si el médico lo mató, fíjense de qué le sirvió las riquezas y los lujos, para morir a manos de uno al que, como digo, supongo que pagaría fortunas para que lo atendiera. Si hubiera ido a los médicos de la seguridad social, a lo mejor, habría vivido más y muchísimo más barato, pero claro, cómo iba él a ir a donde toda la gente normal va; y de dónde, como digo, pagaba a ese médico y todo lo demás. Pues más deudas, y más miles de personas que debía convencer a que fueran a sus conciertos a lo largo de todo el globo terráqueo, organizados, por quién, supongo que por él solo no, y quién sabe, a lo mejor él pensaba que lo podía hacer todo. Yo más bien, creo que Dios lo castigó, como vuelvo y digo.

O a lo mejor, quién sabe, como él tenía claro que en realidad era un pinta, y que tenía engañado a medio mundo, le pidió al médico personal (que supongo que le debía cobrar un riñón, vuelvo y repito), que lo matara, pues él no tenía ni valor para hacerlo. Por ello el médico le haría firmar infinidad de papeles en el que dejaba claro que fue él el que le pedía que lo matase. De qué le sirvió tanta fama y lujos, si ni siquiera lo pinta que era le dejaba dormir. A lo mejor me equivoco, pero con su dinero no ayudaba a los más pobres, sino que lo quería para él, y sus perversiones con los más pequeños; si en realidad, lo que le gustaban eran los niños pequeños y hacerlos felices, pues que los llevara al parque de atracciones de las ciudades normales, junto con su hijo (y no su niñera, que a lo mejor también le costaba un riñón), y no tener un parque de atracciones en su casa (que no se podía ya permitir), pues, repito, yo supongo que él se aburriría bastante de montarse todos los días en la misma montaña rusa de su casa, ya que era mayorcito como para ello. Un bono para el autobús en mi ciudad, cuesta unos 7,50€, y para comprarlo, no tiene uno que pagar a medio mundo para que le organicen veinte conciertos a lo largo de todo el globo, los que incluso su familia, le decía que eran demasiados. A lo mejor, hasta a su propia familia, tenía engañada.

Una vez, hace unos años, lo oí por la tele durante unos segundos, diciendo en una aparición en público supongo que lleno de fans: “¡This is Michael Jackson!”, o sea, dando a entender que él era el gran Michael Jackson, el gran astro y a lo mejor lo que era, es que era un pinta, un cuentista, que por no reconocer que estaba acabado y lleno de deudas, ni siquiera podía dormir, que todo era cuento y que le daba vergüenza ir de pobre, que es lo que era, tanto económica como personalmente; a no ser que pensara que, cómo él, el gran M.J., iba a estar con los pobres, si él se merecía todo (lo terrenal), aunque ya no hiciera nada por merecerlo, más que aparecer en público de vez en cuando a que lo adoraran un rato sus infinitos fans, por lo que a lo mejor también cobraba fortunas.

Otro gran rey, es el del rock, y cómo murió, fracasado, por lo que tengo entendido, sin saber ya cantar, y con coca por el día para poder cantar, y con drogas por la noche para poder dormir.

Cuando más arriba, más grande es la caída. Por querer ser astros de lo terrenal, miren cómo acabaron. Yo supongo que condenados en el infierno.

Otro caso que en el que a lo mejor me equivoco también, como en los comentados, es el de la gran Madonna; vamos a ver, quién es la que está delante del crucifijo cuando ella canta, es ella, la gente la adora a ella, bailan a su son, todos piensan en ella y la adoran a ella, cuando van a sus conciertos. Quién sabe, a lo mejor, vive en una mansión, y va en aviones privados en sus desplazamientos (Jesucristo sólo tenía la vestidura que llevaba puesta, y eso que era el Rey de reyes). Si tan cristiana es, supongo yo que debe saber las miserias y hambrunas de este mundo, pues que dé, su supongo una de las mayores fortunas del mundo, a los pobres y que cante y baile para ayudarlos a ellos, y no para su enriquecimiento personal. Por lo que dice en su autobiografía, San Agustín, su padre era riquísimo, y él despreció su dinero, pasando del carruaje de caballos en el que lo fue a buscar al terminar su carrera universitaria, y cuando murió, su gran herencia la repartió entre los pobres… y ahí le ven, doctor de la Iglesia. Vamos a ver, si la gran y cristiana Madonna no acaba en la ruina y llena de drogas. Ojalá me equivoque y sea yo el que no sé apreciar las cosas de este mundo, y Dios la bendiga con salud y muchos años de vida y fama mundial, y sobre todo, que vaya al cielo, que es lo que ella debe desear por encima de todo, si tan cristiana es. Les recuerdo lo que todos ya sabemos que dijo Jesucristo, que más fácil es entrar un camello por el ojo de una aguja, que un rico en el reino de los cielos.

Si no me equivoco, los papas de la Iglesia católica, viven en un estudio, que ni siquiera son de ellos, todo es de la Iglesia católica. Trabajan como condenados, y escriben un montón de libros, y por lo que tengo entendido, las ganancias son por lo que creo, para sus obras. Obras, que a lo mejor es para que los más pobres vivan y coman de vez en cuando, y no como Madonna y toda esta gente, que a lo mejor no comen sino los mayores lujos y demás, mientras millones de gente en el mundo, se muere de hambre.

Tiempo al tiempo. Es verdad lo que dice la Biblia, que las cosas de Dios no son las de este mundo.

Otro razonamiento que he hecho estos días es, La Meca, por lo que veo por la tele, son una gente bastante pobre de normal, adorando a Alá; mientras que la meca del cine, son unos tíos ricachos actuando de continuo. Son tan buenos actores, y tan convincentes, que convencen a todo el mundo de que son muy buenos amigos (y pobre que digas que no, porque si no, no te enriqueces más con él) y que todo les va muy bien y que todo es estupendo; como bien dijo uno de ellos, yo lo mejor que hago es fingir, o sea, todo es cuento, y todo por dinero y más dinero para enriquecerse ellos mismos (supongo que alguna excepción habrá, por supuesto). Y con ese dinero, son muy pocos los que hacen buenas obras de caridad. Fíjense que el tan deseado óscar es la figura de un humano de oro macizo, mientras que el crucifijo, es una cruz y de madera. Sí, repito, las cosas de Dios no son las de este mundo.

Hay religiosos, líderes mundiales, que cuando van a los eventos importantes, llevan por tanto sus mejores galas, que son una sotana anudada con un trozo de soga. Y ya ven los grandes astros de la tierra cómo viven, aunque fíjense también cómo acaban: drogados, llenos de deudas y arruinados, fijo de casinos a ver si se enriquecen en la ruleta, y muchas veces olvidados por todos, o engañando a los demás, haciéndoles creer que todo les va perfecto, cuando es todo lo contrario, todo, pura apariencia. Y lo peor de todo, quién sabe si condenados para toda la eternidad. Aunque he estado metido muchas veces en follones de drogas, alcohol y prostitutas, y he tenido varios fracasos sentimentales, ahora, gracias a Dios, mi droga sólo es el café y ya no me voy con mujeres ni de ¿buena?, ni de mala vida, hasta a ver si Dios quiere que me case algún día y esa mujer soporta mi tipo de vida y yo a ella y si bendice nuestro matrimonio haciendo que dure por siempre.

Mucha gente se quiere tanto, tanto, y demuestran tanto su amor en público (de normal suelen estar actuando cuando lo hacen, pues son los mejores actores del mundo), que cuando se casan, lo hacen con bodas a todo lujo e invitan a los grandes ricachos venidos de todas partes del mundo; pero luego se separan a los tres meses, porque con ellos no hay quien viva, pues todo es cuento, actuación, y todo lo hacen por fama y dinero (aunque supongo que alguna excepción habrá, no digo que no, repito). Yo sé que soy de los menos indicados para hablar, pues muchas veces soy un egocéntrico y he tenido fracaso tras fracaso en mi vida (como les comenté), pero ahora ruego a Dios hacerlo bien, y lo que intento, ya que también soy ambicioso, es intentar con lo que hago ayudar a los más desfavorecido; y como digo, intentar conformarme con tener para el piso, la comida y los gastos de bolsillo.

Fíjense que Santa Teresa de Jesús, veía al Señor, o sea, tenía apariciones, y hoy se sabe que eso es posible hacerlo a distancia; sin embargo, hay una persona, por lo que vi una vez por la tele, que ve apariciones y demás, pero el problema es que la familia se ha enriquecido con esas apariciones; vamos a ver cómo es el final de esa mujer y esa familia, la cual muy posiblemente se está enriqueciendo a costa de engañar a la buena gente, que de normal es pobre, o sea, que les roba, posiblemente, con trucos fáciles de hacer, diciendo que son cosas del Señor, todo para su enriquecimiento personal. Hoy día está claro que esas apariciones que veía la santa, incluso diría que se pueden hacer por medio de especialistas, pero no en aquella época, de ahí que la nombraran doctora de la Iglesia. No es tan difícil creer que Dios y los ángeles existen si releen la Biblia. Yo muchas veces pienso si los ángeles no serán esos extraterrestres que nos visitan, aunque de esto nada sé. Algo he leído de vidas de santos y varias Biblia, pero de extraterrestres nada sé, sino que algo oigo a los demás.

En América, según oí, un médico se enriqueció ejerciendo la medicina, y al final, se empobreció buscando médicos que lo curaran; quién sabe si murió lleno de dolencias y amarguras, y sin encontrar remedio para su mal… es muy posible que Dios lo castigara ya que no quisiera la profesión tan noble, que incluso el Antiguo Testamento bendice, más que para amasar una gran fortuna y no para ayudar con ella al prójimo, de ahí que Dios lo castigara de esa forma. No importa tanto el principio de la vida, sino el final. Yo creo, que según lo hagamos en este mundo, así será nuestro final, y por tanto si seremos o no recompensados con la buena vida eterna o en las amarguras del infierno.

En cuanto a lo que Marx dijo que la religión era el opio del pueblo, yo estoy seguro que él no leía la Biblia, si no, no diría eso; es más sus teorías y sistema, han casi desaparecido, mientras que la Biblia es el libro más traducido, a todos los idiomas y el más leído de todos los tiempos; por algo será tanto una cosa como la otra.

Espero que estas reflexiones mías les sirvan de algo, y cuando vayan a ir a un sitio como a un concierto, donde van a enriquecer a alguien con el pago de las entradas, que se lo piensen muy bien antes de hacerlo, y mediten para qué quieren esas personas las fortunas que ganan con lo que hacen.

En definitiva lector, que el mejor eutimizante y para quitar las costras de los ojos, nada como escudriñar las Sagradas Escrituras.

Aquí acaban el par de cosillas que quería contarles; saludos cordiales y que Dios les bendiga a todos:

Servando Blanco.

Leave a Reply

*

Captcha Garb (1.4)

Spam protection by WP Captcha-Free