HIPERTENSIÓN Y NUTRICIÓN (II):

HIPERTENSIÓN (HTA) Y NUTRICIÓN (II):

Empiezo el último resumen sobre HTA

5) Indicaciones del tratamiento:

Para saber cuándo se debe instaurar el tratamiento según los valores de tensión arterial, sistólica y/o diastólica, hay que tener en cuenta otros factores de riesgo, como deterioro de órganos diana y estados clínicos relacionados; para ello existen algoritmos, en concreto el libro da uno, según el cual, a presiones iguales o mayores de 180/110 mm Hg, ya se ha de instaurar sobre la marcha el tratamiento farmacológico; para valores menores, hay primero que probar con otras medidas como dieta, ejercicio, restricción de sodio, etc.

6) tratamiento no farmacológico de la HTA:

Éste está indicado en todos los que presenten algo de HTA.

Medidas generales:

-“Dieta

-Alivio del estrés.

-Actividad y ejercicio físico aerobio regular.

-Reducir el peso si es necesario.

-Control de otros factores de riesgo de la arteriosclerosis.”

“Las recomendaciones generales son”:

-La alimentación será variada y con una ingesta calórica adecuada; el valor del porcentaje de calorías y nutrientes, es igual que el que he puesto en otros varios resúmenes de esta serie sobre Nutrición.

-Hay que restringir las grasas saturadas y el colesterol (las mismas medidas a tomar con todas las grasas que las citadas en otros resúmenes); o sea, consumir más AGMI, los que abundan en el aceite de oliva y los frutos secos y los poliinsaturados, abundantes en aceites vegetales y pescados.

Así pues “el modelo alimentario contemplará:

-Incremento del consumo de frutas y verduras, cereales integrales y pan, productos lácteos bajos en grasa, pescado y carne magra. Impulsar el consumo de aceite de oliva, de preferencia de tipo virgen.

-Restricción de sodio a (…) 6 g de sal al día.

-Consumo de pescado y ácidos grasos poliinsaturados omega 3.

-Eliminación o limitación del consumo de alcohol a las dosis máximas señaladas.

-Restricción de energía en pacientes con sobrepeso.”

O sea, una alimentación equilibrada rica en verduras, frutas, productos lácteos bajos en grasa y pobre en grasas saturadas animales y azúcares sencillos. Ya saben que en HTA (como en varias otras enfermedades) se recomienda el aceite de oliva.

Esto junto con la actividad física, se ha visto que es beneficioso tanto en normotensos como en hipertensos. En los primeros, estas medidas, pueden retrasar la aparición de HTA asociada con la edad.

Al aplicar estas medidas a un gran colectivo, los beneficios son enormes, previniendo tanto en enfermedades cardiovasculares como cerebrovasculares.

En hipertensos, estas medidas son previas (y continuas a lo largo de toda la vida), a la instauración del tratamiento.

6.1) Restricción de sodio:

Muchos hipertensos se benefician de esto, aunque no solo hay que controlar la sal de adición, sino que hay que tener en cuenta que muchos alimentos lo contienen, como el pan, la leche, el agua de beber, el café, etc.; los más ricos en sodio, son los alimentos de “origen animal y muchos productos industriales preparados y conservas” que usan la sal como conservante en distintas formas.

Pone este apartado, un listado (el que no voy a poner) enorme de alimentos desaconsejados por su alto contenido en sodio.

Hoy día, existen varios productos más bajos en sal, para que estas recomendaciones dichas sean más fáciles de cumplir.

6.2) Modelo alimentario:

El modelo ideal, es el dicho siempre en estos resúmenes, o sea, el mediterráneo, esto es, una dieta “pobre en grasa total, grasa saturada y colesterol, moderadamente alta en proteínas y rica en fibra, calcio, potasio y magnesio. El modelo alimentario es rico en frutas, vegetales, lácteos bajos en grasa y pobre en carnes y productos cárnicos, dulces y bebidas azucaradas. Además, se incluyen cereales completos, pollo, pescado y frutos secos.”

7) Tratamiento farmacológico:

Es capaz de disminuir la morbilidad cardiovascular, tanto si es HTA sistólica y diastólica, como si es sistólica aislada.

El inicio del tratamiento, es distinto según sea en USA o Europa; en USA todos deben empezar con diuréticos tiazídicos; mientras que en Europa, se toman en cuenta las “cifras de la tensión y los factores de riesgo asociados, estimando el riesgo cardiovascular a los diez años” y según estos valores se empieza con los distintos fármacos; en España hay disponibles cinco familias de fármacos. Hay distintas asociaciones de fármacos posibles y recomendables (las que tampoco voy a poner aquí).

8) Cumplimiento terapéutico:

En atención primaria, se considera adecuado cuando 4 de cada 10 hipertensos tratados farmacológicamente, tienen controlada la tensión. Su control evita las enfermedades y muerte por problemas cardiovasculares. Es importante el horario de consulta, para saber si ya se han tomado o no la medicación antihipertensiva. El grado de control es menor cuando se requieren varios fármacos.

9) Anexo: Una serie de preguntas a responder:

. ¿En la práctica, cómo se determina la presión arterial de una persona?

Habitualmente con el esfingomanómetro de mercurio, calibrado y validado.

Hay que estar cinco minutos sentado, descansado y con los pies bien apoyados en el suelo, y el brazo a la altura del corazón. Mejor esto que en la camilla. Tomar dos medidas espaciadas al menos un minuto, y si son muy dispares, tomar una tercera medida y luego hacer la media.

Al final, se aconseja informar al paciente tanto de forma verbal como escrita, pues esto facilita el cumplimiento.

· ¿Cuál es el objetivo terapéutico de los pacientes afectos de hipertensión?

Es reducir la morbimortalidad cardiovascular, por lo que se debe mantener la presión menor a 140/90; aunque en sujetos con alto riesgo, como los diabéticos, el objetivo es mantenerla a menos de 130/80.

· ¿La presión arterial es un factor de riesgo cardiovascular?

“Se define factor de riesgo cardiovascular como una característica biológica o una conducta que aumenta la probabilidad de padecer o morir de enfermedad cardiovascular en aquellos individuos que la presenten.” Por tanto, sí lo es.

Se dividen en varios tipos, así la HTA se incluye dentro de los “factores causales, junto con el tabaquismo, la hipercolesterolemia y  la hiperglucemia.”

Un alto riesgo, sería por ejemplo, tener la presión a 180/110 mmHg.

No sólo hay que controlar la presión arterial, sino intentar controlar el total de los factores de riesgo cardiovascular.

· ¿Cuál es el enfoque de la prevención cardiovascular?

En prevención secundaria, o en personas de alto riesgo, la intervención está fuera de toda duda.

En prevención primaria hay más dudas, así por ejemplo, hay que ver si tiene factores de riesgo, y “según estos, definir unos objetivos terapéuticos.” O bien, determinar el riesgo global del paciente a los diez años, con lo que verá qué probabilidad tiene de desarrollar “un acontecimiento coronario a partir de sus factores de riesgo”.

La fórmula más común para hallar el riesgo, es la de Framingham que clasifica “el riesgo absoluto a los diez años en bajo, moderado, alto y muy alto”.

Con algunas tablas, se puede proyectar el riesgo a los sesenta años, lo que es ideal en los jóvenes, para que vean en qué deben cambiar para tener en este aspecto una calidad óptima de vida.

· ¿Cuál es el planteamiento terapéutico inicial del paciente hipertenso?

Se basa en que:

–   “El objetivo principal del tratamiento de un paciente hipertenso es conseguir la máxima reducción de la morbilidad y mortalidad cardiovascular”, para ello hay que mantener la presión en “cifras inferiores a 140/90 de forma sostenida”. “En la actualidad, el objetivo clave es conseguir la reducción de la presión arterial sistólica; éste es un cambio sustancial en el abordaje de la hipertensión, pues hasta ahora el objetivo se centraba en reducir la presión arterial diastólica.”

–   “En relación con el inicio del tratamiento antihipertensivo”, todos deben tener medidas dietéticas y un estilo de vida saludable (apartado 5). Los fármacos deben reducir la presión arterial y ser seguros, a la vez que disminuyan la morbimortalidad cardiovascular. El iniciar con fármacos, depende si fallan las medidas dietéticas y de estilo de vida, o si la presión es igual o mayor de 180/110.

· ¿Cómo se evalúa la alimentación habitual del paciente para adecuar las recomendaciones dietéticas?

“Puede hacerse mediante un cuestionario dietético sencillo y validado”; hay que tener presente que en la alimentación “influyen factores culturales y sociales”, por lo que hay que investigar los hábitos individuales de cada paciente.

· ¿Cómo se valora el cumplimiento terapéutico de la dieta del paciente?

Lo ideal son “registros dietéticos de varios días (mínimo tres días, dos laborales y un festivo)”, mejor que el “recordatorio de 24 horas”. Se tendrá en cuenta también la actividad física, se apuntará el peso, el perímetro de la cintura, etc.

Llego así al final de los resúmenes del tema sobre HTA y nutrición, que he extraído del “Master en Alimentación y Nutrición” que estoy cursando por la Universidad de Barcelona (España). Espero que les hayan servido para algo.

Saludos cordiales y hasta la próxima:

Servando Blanco.

A continuación, pueden leer unas aproximaciones a las enseñanzas que pueden encontrar en la Biblia.

Cuando a Jesucristo le preguntaron si a un hermano había que perdonarlo hasta siete veces, Él dijo que no, que hasta setenta veces siete. (Fíjense, que los números empleados son claves, como suele ocurrir en toda la Biblia, en el que la magia de los números, siempre está presente).

En el Antiguo Testamento, podemos leer algo así como, que del Señor es poner enigmas y de reyes el resolverlos.

Leave a Reply

*

Captcha Garb (1.4)

Spam protection by WP Captcha-Free