SUS CRISIS, NUESTRAS SOLUCIONES (X), De Susan George:

SUS CRISIS, NUESTRAS SOLUCIONES (X), De Susan George:

Capítulo 5

Nuestras soluciones (Continuación):

Este es el último resumen, con el que llego al final del libro resumido durante estos diez articulillos consecutivos, los que espero les hayan resultado de interés, por lo que les aconsejo que se lean el libro en su totalidad.

La autora está a favor de condonar la deuda a los países más pobres a cambio de unas condiciones, y no como hacen muchos, aumentando los intereses de la misma; a los deudores se les hace muy cuesta arriba pagar las deudas más los intereses, lo que para los países ricos, no supone gran cosa.

Sería bueno disminuir los intereses y que parte de estos descuentos y de la deuda, se usaran para reforestar los terrenos de dichos países con plantas autóctonas, bajo vigilancia, por ejemplo del FMI.

O sea, que mandando a reforestar, se disminuye el CO2 y a la vez la pobreza, pues ello generará más puestos de trabajo, y encima no hay que devolver la deuda a los ricos. Pero todo esto debe estar vigilado y controlado, donde todos tengan su parte de participación.

Dice que hay que impulsar la tecnología verde, lo que sería todo un negocio, ya que no hay que olvidar que el negocio global de la energía, mueve unos 6 billones de dólares al año. “La energía es la madre de todos los mercados.”

Al no cobrar impuestos de cierta envergadura a los ricos y sus empresas, pues los eluden, no se pueden usar éstos para “mejorar los servicios públicos y la vida de todos.”

Eisenhower, “gravó con un 90% las rentas de los súper ricos y se salió con la suya.”

En Europa hay disparidad, así unos quieren controlar a las empresas, mientras que otros les quieren dejar libertad total; ambas opciones están permitidas por la ley.

Cuando con muchos trabajos se fueron introduciendo en los distintos países los impuestos sobre la renta progresivos, muchos ricos decían que eso iba a enviar al sistema al cataclismo, lo que vemos que no ocurrió, ni mucho menos.

También habla de los impuestos según contaminen la atmósfera con CO2 el individuo o la empresa, a la vez que se debería subvencionar las investigaciones sobre las fuentes de energías renovables.

Da la autora una serie de conceptos y ejemplos de tipo económico, que son muy complejos para mí, por lo que remito como siempre, al lector interesado, a que se lea su libro al completo, y llegue hasta el final, pues son varias las cosas que he pasado por alto, por yo no comprenderlas…

Habla también de los paraísos fiscales, por medio de los cuales las empresas eluden pagar los impuestos a base de complicadas operaciones.

“Las empresas transnacionales consideran que los impuestos son costes a eludir, no contribuciones necesarias para el bien común. En otras palabras, cuando tienen un personal culto y sano, agua bien gestionada, suministros de gas y electricidad, transporte público eficiente para llevar a sus empleados al lugar de trabajo y agentes de policía que protegen sus propiedades, las empresas, a diferencia del resto de nosotros, no han pagado nada por ello.”

Hay especialistas en hacer que las empresas paguen menos impuestos.

Pide la autora que haya mayor transparencia en las empresas transnacionales y como digo, que eludan menos impuestos por el bien de todos, y más en los países pobres, donde tanto se depende de los impuestos impagados.

Opina que lo ideal sería comer lo más que pudiéramos de los alimentos obtenidos localmente, aunque la mayor parte de los alimentos empaquetados, vienen de lejos.

“El proteccionismo ecológico es una idea sensata, en virtud de la cual habría que incrementar las recompensas a las virtudes y penalizar los vicios.”

“La Unión Europea está hundiéndose en la recesión mientras las empresas dejan de invertir, los consumidores de consumir y los bancos de conceder créditos.”

La UE, ya ni disimula como que están unidos programándose para salir de la crisis, sino que cada país va por su cuenta, sin importarles los demás, ni la crisis.

En cuanto al futuro, habla bastante, entre lo que dice que coincide con los que opinan sobre “el obvio postulado de que el crecimiento material no puede ser eterno, a diferencia del crecimiento en educación, cultura, música, juegos, información, amistad o amor.”

Necesitamos más un Indicador Verdadero de Progreso (IVP), que basarnos en el PIB o similares, que en realidad nada dicen sobre el estado real de la economía.

Como no habrá para pagar todos los gastos, y encima invertir en desarrollo verde, lo mejor es empezar a disminuir en algunos gastos, como por ejemplo los de “Defensa y en producción de armas, especialmente porque las guerras no vuelven al país más seguro, sino menos.”

Pero éste no es el único método de pagar la conversión medioambiental que se necesita en todo el mundo.

Los cambios provocan dolor, por lo que los acomodados, están en contra de éstos.

Las personas, cuando se saben parte de un grupo, no les importa colaborar, lo que ella llama “respaldo mutuo” o “cooperación”.

Los de un grupo, pueden decidir quién va a pertenecer al mismo, pero a esto se opone el FMI, con la idea siempre del “todo para nosotros”, y “cojo ahora lo que puedo”.

Necesitamos saber las 4 i:

Información: o sea, debemos saber que en realidad el mundo está mal, para empezar a tomar ya medidas contra esto.

Identidad: necesitamos sabernos pertenecientes a un grupo, como por ejemplo a nuestro barrio, donde somos todos por el estilo; así, si gastamos más de la media y nos lo hacen saber, intentaremos ajustarnos al resto.

Instituciones: hemos de confiar en las instituciones, ya que si no ocurre esto, éstas irán en declive.

Iniciativas: funcionan “cuando castigan el uso excesivo y recompensan la conducta responsable”.

“Volverse verde requiere más igualdad y más confianza.”

Conclusión:

A pesar de que el mundo está exhausto y le quedan pocas fuerzas, así y todo, “los fiascos financieros están creciendo en cuanto a frecuencia y gravedad, con consecuencias cada vez más demoledoras.”

“El mundo está actualmente más a menudo sumido en crisis que fuera de ellas.”

El ser explotado por un empresario, es una ventaja, pues quiere decir que se tiene trabajo.

La intención de la autora con este libro, “ha sido delimitar los muros y trazar caminos para escapar de la cárcel en la que nos tienen encerrados bajo llave” las élites.

Nuestra civilización puede hundirse igual que se han hundido otras, y a eso parece abocado el mundo capitalista, pues los líderes en lugar de aprender de las derrotas del pasado, se creen que ésta crisis pasará como han pasado otras.

Se pide mucho al sistema en pro de una mayor producción, y si uno no puede consumir, se queda reducido a la nada en esta sociedad.

“La desintegración del orden influye en el aumento de las desigualdades y la concentración de riqueza.”

El cambio climático es un fenómeno progresivo.

Mientras se sigue pensando que la eficiencia es lo más en todo “más rápido, más alto, más grande, más ajustado, más rico, más concentrado, y más conectado, nos estamos buscando problemas.”

“Las reglas deben ser claras, fruto del debate democrático, vinculantes para todos y su infracción ha de llevar a castigos duros.”

La autora sigue adelante en su lucha, con la idea de conseguir un mundo más justo y vivir de forma honorable en su época y lugar, cosas que son fruto del azar; con lo que contribuye a que un “gran número de iniciativas aparentemente aisladas pueden, con el tiempo, formar una masa crítica.”

Si la autora sigue, es porque no sabe qué otra cosa hacer, y aunque posiblemente nunca sepa el efecto de sus acciones, y por mucho que intente mejorar el mundo, “no hay garantías de éxito.”

Ella sabe que con sus escritos, puede llegar a otros a actuar por su cuenta, “Puedo ser el crucial, bien que insignificante, grano de arena que haga que el sistema se reajuste conforme a un patrón a la vez más seguro, más verde, más justo, más humano y más civilizado.

Y vosotros también.”

Acaba así con estas palabras este interesante libro, la activista mundialmente famosa, Susan George.

Espero que les haya resultado de interés; saludos cordiales:

Servando Blanco Déniz.

Leave a Reply

*

Captcha Garb (1.4)

Spam protection by WP Captcha-Free