SUS CRISIS, NUESTRAS SOLUCIONES (VIII), De Susan George:

SUS CRISIS, NUESTRAS SOLUCIONES (VIII), De Susan George:

Tema 4:

El muro del conflicto: ¿tendremos guerra o…? (Continuación):

La autora dice que actualmente hay varios conflictos y guerras entre países por problemas con el agua.

El cambio climático conlleva escasez de agua; por supuesto que al no haber agua suficiente, la agricultura se va al traste, y con ello el sector que trabaja ahí, al igual que lógicamente la producción de alimentos.

No hay legislación internacional eficaz sobre el agua, así que los conflictos sobre la misma se cree que aumentarán, lo que no debería hacer tal cosa, por el bien de todos.

Los conflictos son distintos si los problemas sobre el agua surgen en países democráticos y estables, o si lo hacen en zonas pobres y con conflictos étnicos o de otras clases.

Si el cambio climático genera un clima más cálido, esto traerá más enfermedades, sobre todo en los países pobres, aunque también en los ricos del Norte.

El calentamiento global transformará: “la salud y la seguridad personal, el acceso a los alimentos, agua y medicinas, el equilibrio geopolítico y estratégico, la cohesión social y la paz propiamente dicha.” Por ello no debemos hablar de generaciones futuras, sino que debemos actuar ya, a pesar de que los políticos muchas veces no oigan estas cosas.

Las fuentes de los conflictos se pueden dividir en 5:

Primera: desigualdades crecientes:

En la Guerra Fría, como cualquier parte del mundo podía ser una posible base estratégica para el contrario, todo el planeta era imprescindible.

Hoy día, ocurre otra cosa, así muchos lugares son desechados por estar formado por “gente basura”, que no sirven para nada, y que los políticos llaman estados “fallidos” o “perdedores”.

Casi todo el mundo tiene cierto acceso a la televisión, por lo que todos pueden ver la diferencia entre los ricos y los pobres y cómo la brecha es cada vez mayor. Como los pobres no pueden ir contra los poderosos que aparecen en la tele, pues están muy lejos, lo que hacen es que la toman con sus vecinos de grupos étnicos distintos, para lo cual no hace falta armamento nuclear, sino que con machetes y cerillas es suficiente para matar a miles.

En los países pobres, los pobres guerrean contra los pobres, pues los ricos están en los mejores enclaves, los que son de difícil acceso, aparte de que contratan a militares y mercenarios, para que luchen contra “las poblaciones percibidas como conflictivas, superfluas e irrelevantes.”

Segunda: refugiados medioambientales:

En algunos lugares, las mujeres caminan 10 km diarios para conseguir agua, en breve deberán caminar 15 o más para ello.

Han habido inundaciones en India, Pakistan, Bangladesh y Nepal, que han obligado a 20 millones de personas a abandonar sus casas para no ser víctimas de “desprendimientos de tierras, enfermedades o mordeduras de serpientes.”

Para 2050, se prevén entre 200 y 250 millones de refugiados medioambientales, pero como los científicos dicen que el cambio climático es más rápido de lo previsto, estos datos están pues tomados también a la baja, con lo que el desastre en distintas zonas del planeta será grave.

Los emigrados medioambientales irán a países vecinos igual de pobres que ellos, aunque algunos intentarán ir a USA o Europa, donde no son bien recibidos, ni catalogados como tales refugiados medioambientales, pues la legislación no los contemplan como tales, por lo que están ilegales.

Tercera: respuestas europeas que incrementan el riesgo:

Frontex, la agencia europea encargada de la vigilancia de la frontera europea, ha visto incrementado su presupuesto por 13 desde 2005 (6.280.202 €) a 2009 (83.250.000 €).

Nadie hace nada para intentar evitar las futuras migraciones medioambientales, y eso que nos referimos a los europeos y norteamericanos, unas de las sociedades más avanzadas del planeta.

La autora dice varias cosas interesantes que dijo Javier Solana cuando era “alto representante” europeo, que serían cosas a tener en cuenta sobre el cambio climático y lo que ello generará de refugiados.

Cuarta: políticas de instituciones financieras internacionales que fomentan la crisis:

Los grandes entes financieros, no están cerca de donde provocan catástrofes debidas a sus malas gestiones.

Así por ejemplo el Banco Mundial aumentó muchísimo sus préstamos al carbón y otras energías que provocan problemas medioambientales, y sin embargo a las energías renovables, salvo la hidroelectricidad (que también provoca emisión de gases de efecto invernadero), descendió un 42%.

Ni la Unión Europea, ni el BM, entre otros, dan la talla a la hora de ayudar al planeta a avanzar en energías renovables.

De todas maneras, hay gente sensata que presta atención a la escasez de recursos que pronto conllevarán conflictos, aunque suelen tener menos influencia que los que no la prestan y pasan del medioambiente.

Quinta: ¿Presupuestos de Defensa para qué?

Si los gobiernos de los países desarrollados de golpe potenciaran las energías no dependientes de combustibles fósiles, entonces los que tienen el petróleo y el gas, no se iban a quedar con los brazos cruzados si de pronto se volvieran pobres, sino que serían un caldo de cultivo de terroristas, los cuales ya existen en la actualidad en esos países, pero aumentarían mucho y posiblemente serían un objetivo suyo las centrales nucleares que tanto parecen defender los países desarrollados.

Los armamentos absorben alrededor de un billón y medio de dólares al año en todo el mundo, pero ¿no sería mejor gastar esto en la conversión verde?

China gastó 70.000 millones de dólares en 2009 en Defensa, el tercero fue Francia con 44.800 millones de dólares en 2009. El primero, como siempre, USA.

Francia aumentará su producción de armamento a la vez que aumenta las exportaciones de armas. La autora da gran cantidad cifras realmente sorprendente relativas a este tema; la que se pregunta por qué ha aumentado el presupuesto de su país (Francia) en tiempos de paz, para qué, quién es el enemigo, a qué amenazas nos enfrentamos, y por qué se pide un sobreesfuerzo económico a los europeos para comprar el armamento. Los “hombres sabios” del Consejo Económico de la Defensa dijeron en palabras de la autora: “Ya no hay amenazas en nuestras fronteras, pero tampoco hay fronteras para nuestras amenazas.”

Los tratados europeos dicen y obligan a los europeos a “mejorar progresivamente (…) sus capacidades militares.” Lo que es una de las “razones por las que los irlandeses votaron contra el Tratado de Lisboa en junio de 2008”, aunque 15 meses después votaron a favor de dicho texto a pesar de esto.

Los movimientos ecologistas, sociales y por la paz, a pesar de lo que pudiera creerse, están bastante separados, y eso que sus ideales por separado, son idénticos.

Así pues, debemos unirnos todos para vencer esta crisis en la que estamos sumidos, ya que juntos podemos, pero por separado, fracasaremos. “El cambio climático nos amenaza igual que amenaza a la propia civilización. Hemos de escoger la victoria. Hemos de escogernos unos a otros.”

Capítulo 5:

Nuestras soluciones:

El capitalismo genera miedos: a perder el trabajo, a no poderlo encontrar si no se tiene, a que nuestros hijos vivan peor, etc.

Mucha gente (entre las que me incluyo yo, el que hace estos resúmenes) vivimos al día, al mes, con miedo a quedarnos sin hogar de un momento a otro.

Los que generaron esta crisis, los grandes banqueros, han sido ayudados por los estados a costa de los ciudadanos normales, mientras ellos siguen cobrando sus escandalosos sueldos, por lo que los impuestos del pueblo no se gastarán “en bienes públicos y una vida mejor para todos, sino en restaurar un sistema absolutamente podrido.”

La autora dice que ante la crisis, la solución no es no hacer “nada”, sino “unirse”.

Actualmente vemos cómo los culpables de la crisis son recompensados con creces y a los inocentes (el pueblo), se les dice que callen y suelten el dinero. No reciben nada a cambio, sino lo contrario, “desempleo, pensiones reducidas, servicios públicos hechos polvo y menor calidad de vida para ellos y sus hijos. Se privatizan los beneficios mientras se socializan las pérdidas”, como está siendo habitual en las sociedades neoliberales, o sea “en el fundamentalismo del mercado.”

Como siempre, espero que estos resúmenes les resulten de interés, y si es así, o si les interesa el tema, lean el libro entero, que se titula como estos resúmenes, y que ha escrito tan brillantemente, la activista mundialmente famosa, Susan George.

Saludos cordiales:

Servando Blanco.

Leave a Reply

*

Captcha Garb (1.4)

Spam protection by WP Captcha-Free