¿ANTIEPILÉPTICO?:

¿ANTIEPILÉPTICO?

Hace un tiempo largo, fui a una conferencia a COFARCA (Cooperativa Farmacéutica Canaria), donde daba la charla un psiquiatra muy jovencito, sobre el antiepiléptico Pregabalina.

Cuando observé tan gran cantidad de trasparencias, deduje que no eran de él, sino que las había copiado de algún sitio. En todas, se decían que la Pregabalina era superior en todo frente a las distintas BZD, con lo que me dije que en efecto, eso se debía a que las BZD son placebos, y por tanto dicho fármaco por eso era superior en todo y en todo tipo de experimentos a éstas.

Con el paso de los días, me dije que era raro que empezara usándose ese fármaco con características hipnóticas y/o ansiolíticas (no recuerdo exactamente qué efecto), en un fármaco de psiquiatría, con lo que me dije que es porque los enfermos psíquicos suelen tener muchos problemas con el sueño… de ahí, que estos especialistas son los primeros en que debían relacionarse con dicho fármaco. Fíjense que si hubieran puesto esta característica en un fármaco usado por los digestivos, éstos, por mucho que todas las enfermedades cursen con cierta ansiedad, no habrían prestado atención a este hecho como los psiquiatras, pues estos padecimientos son de los más frecuentes en su especialidad…

Seguí pensando, y me dije por qué un antiepiléptico tiene esas propiedades, y no por ejemplo en uno contra la esquizofrenia, pues me dije que seguro que porque la primera es mucho menos frecuente, y no conviene que se use enseguida y rápidamente en un montón de gente, así se introduce más lentamente el nuevo ansiolítico.

Pero claro, debía tener también, un principio activo de eficacia probada como antiepiléptico, por lo que pensé que a lo mejor venían el hipnótico, con pongamos por caso la Carbamazepina, sustancia de probada eficacia.

Se iba así introduciendo dicho fármaco, y con el paso del tiempo, se puede decir que dicho fármaco no es tan eficaz contra la epilepsia, pero sí magnífico como ansiolítico; de tal forma que entonces se retira la Carbamazepina, y nos quedamos sólo con la Pregabalina, por supuesto mejor en todo que los placebos de las BZD, y a lo mejor hasta un cabeza de serie, del que saldrán gran cantidad de derivados.

También si se fijan en el nombre comercial o de fantasía (Lyrica®), verán que se corresponde con una música culta melodiosa (y muy fácil de recordar), suavecita y armónica, muy acorde con su función… verán que aunque nosotros no nos demos cuenta de entrada, al subconsciente, sí le es fácil de recordar y asemejar con algo suave… en efecto, “gastan más en marketing, que en investigación”. Fíjense, que la epilepsia yo creo que no tiene nada que ver con la lírica, mientras que la ansiedad y su cura sí, con lo que es raro que se le ponga un nombre a un fármaco, no por su efecto principal, sino por uno colateral… creo que voy por el camino adecuado al menos en este caso…

Por lo que tengo entendido, se vende bastante el Lyrica®, y yo dudo      que exista tanta epilepsia; o sea, que ya está haciendo la función que de éste se requería.

Supongo yo, que estos son cosas de los muchachos de la OMS, que son los que de medicina y salud más saben…

Espero que estos barruntes míos, les sirva al menos de distracción; saludos cordiales:

Servando (Blanco Déniz).

Leave a Reply

*

Captcha Garb (1.4)

Spam protection by WP Captcha-Free