¿IDEAS, PENSAMIENTOS…?

¿IDEAS, PENSAMIENTOS…?:

Tengo entendido que según sea la interacción de los neurotransmisores, u otras sustancias químicas, al acoplarse sobre determinados receptores, de ésta, se va a producir una cascada de reacciones, que producen uno u otro efecto sobre el psiquismo, o sobre el cuerpo; esos actos, en los que intervienen componentes químicos y eléctricos, se transmiten de un lado a otro, o a un lado u otro, provocando, como digo, uno u otro efecto. A lo mejor es que se corrige una deficiencia de una sustancia, o bien se destruyen seres vivos, o bien se regulan funciones del organismo, debidas a alteraciones fisiológicas o químicas y eléctricas…

Bien, pero cómo se forman las ideas, los pensamientos, y de dónde surgen; y los grafismos que leemos, cómo se almacenan, y cómo dan lugar a ideas; lo mismo con las imágenes obtenidas por la vista y las sensaciones obtenidas por los sentidos. Cómo es que química y electricidad, pueden generar pensamientos, si es que los generan, o cómo los transforman. Es por esta causa, que tengo enorme interés en leer a Borges, para ver cómo piensa un ciego, aunque nunca encuentro tiempo para ello, y así llevo una purriada de años. Sé que muchas medicinas provocan alteraciones del estado de ánimo, o sea, cambian la forma de pensar, pero cómo, cómo es el acto de pensar, cómo surgen los pensamientos, según nos encontremos nosotros, y cómo es que cambiamos el pensamientos según las alteraciones del medio en ese momento (y según las sustancias ingeridas o no ingeridas), el cual nos puede hacer reaccionar de una u otra manera al instante, según los sentidos nos informen; cómo se almacenan las ideas, éstas se van y vienen, dónde se almacenan, y cómo. Y vuelvo y repito, cómo una sustancia medicinal puede alterar los pensamientos, los cuales salen de ¿? Cómo es que surgen ideas que se incorporan a distinto tiempo, y salen una tras otra seguidas, según el tema que estoy tratando en un determinado momento, o sea, todas las del mismo temas, a la vez.

De filosofía no tengo ni idea, pero así de pronto, a lo mejor esto ya se lo planteaba Platón, con su mundo de las Ideas; y Descartes, con su “Cogito, ergo sum”. Aunque de Descartes discrepo en que se dice desde antiguo (por ejemplo Julio César), que los sentidos nos engañan, y si la información que yo incorporo a mi cerebro es errónea, pues erróneo son los medios por los que las incorporo, cómo es mi existencia, errónea también.

¿Pueden las maquinas leer el pensamiento, y a distancia, y, antes de que se produzcan saben las maquinas leer el pensamiento, o deben tener los pensamientos un grado mínimo de vida para que las maquinas lo descubran?, esto lo digo porque tengo la impresión de que soy controlado por una maquina.

Cuando escribo estos folios por primera vez, muchos comandos del ordenador no funcionan, dando otra información según qué determinadas teclas teclee, por lo que deberé corregirlo en otra ocasión, cuando me dejen (ya al día siguiente -07/10/05-, he podido corregirlo); pero eso no es lo mas raro, sino el que al instante de crear una idea que ni yo mismo había meditado, el ordenador me da una pista, como un destello o algo por el estilo (que para ser sincero, no sé si es normal en todos los ordenadores), de que es una idea buena, original… cuando la es (a veces, me da la impresión de que a veces es para chotearse). Esto en mi vida, no es nada nuevo en absoluto, pero antes deben saber que estoy diagnosticado de esquizofrenia (de locura), por lo que me medican con medicación sumamente peligrosa (Leponex® ECM). Mi teoría al respecto la tienen en www.e-libro.net, en la sección de libros gratis, el titulado: ‘De los locos, locuras’, o bien teclean mi nombre completo en el Google y van a la primera referencia, que como verán es el hipervínculo de la editorial citada.

Volviendo a lo dicho: cómo es posible que recordemos datos, pensamientos e imágenes, los primeros, por ejemplo obtenidos a través de grafismos (y cómo es que siendo éstos distintos según la cultura, todos seamos capaces de pensar con ellos, y encima, a lo mejor de la misma manera) y muchos de los tres, como si los viéramos otra vez, aunque la vivencia sea distinta.

Una cosa que me planteo es que al espacio, en las naves, va uno que es una enciclopedia viviente de la nave, pero luego no va un oncólogo, un ginecólogo, un psiquiatra, un traumatólogo, un urólogo…, no, van especialistas en lo que sean los astronautas, por lo que he pensado si éstos transmiten sus sensaciones patológicas, y luego desde la tierra le dicen, en caso de que fuera un dolor, “te duele así: piiii; se te hincha así: piiii; toma este color: piiii” –y las ven y sienten en su propio cuerpo, todas las sensaciones artificiales enviadas desde la tierra-; “sí”; “pues tómate tal cosa”. O sea, a lo mejor se pueden transmitir sensaciones a través del espacio (al escribir esta idea, he sentido un ligero tirón en un oído que irradiaba hasta los dientes, posiblemente un juego del psiquismo, o…, disculpen, pero sí, dudo de todo, lo que comprenderán al leer el libro citado).

Por ejemplo, cómo es que el conocido litio, es capaz de crear pensamientos positivos estables, cómo actúan para a saber dónde se modifiquen los pensamientos ¿increados? negativos o superlativos, y cambien la forma de pensar, dando pensamientos moderadamente positivos, continuos, a los que están afectados de trastorno bipolar.

Estas son cosillas que a veces pienso, pero que está claro, que no tienen gran trascendencia, como por ejemplo el crear un nuevo fármaco, con el que se pueden salvar vidas, por lo que sin más, es posible que lo cuelgue donde me dejen, hoy mismo (este escrito lo escribí hace años, pero creo que todavía tiene vigencia), y a otra cosa mariposa.

Gracias y perdón por robarles el tiempo; siempre de ustedes:

Servando Blanco.