COTILLEO:

Hace unos meses, cuando estaba trotando delante de la tele, haciendo el ejercicio diario, y aprovechando para ver las noticias del día, observé cómo Zapatero en un mitin, dijo que no había que invertir tanto en ladrillo y cemento, sino en I+D+i. Acto seguido, se levantó enfebrecido el mogollón de público asistente, mientras caían desde lo alto infinidad de papelitos…  

Al par de semanas le comenté esto a una de mis hermanas, que es profesora de instituto, y me preguntó qué significaban esas siglas. Me quedé de piedra, pues si ella no lo sabía, que trabaja de continuo con más licenciados, cuánto menos lo sabrán posiblemente, el peón de una obra, o el chofer del transporte público de las ciudades, o algún que otro farmacéutico que no esté muy al día y que sean socialistas. Si todo el público se puso de pie, sospeché que posiblemente, cuando se preparan los mítines, digan a unos cuantos, cuando diga tales palabras, que son las claves de mi mitin de hoy, se levantan todos ustedes y aplauden a rabiar; está claro que esas personas se sentarán en sitios estratégicos, de tal forma, que al levantarse todas ellas, arrastren a la casi totalidad de la masa asistente, con lo cual, se podrán tirar desde las alturas, también los papeles preparados al efecto… ¿si no se levantan cuando dicen las palabras claves, cuándo entonces se levantarán y con qué intensidad, como para tirar en ese momento los papelitos…?

De una cosa estoy seguro, y es que Antonio Banderas, sólo actúa cuando está haciendo sus películas, y nunca durante su vida privada, como por ejemplo, cuando porta a las imágenes de Semana Santa, veces en que siempre lo hace de manera muy sentida, y nunca con segundas intenciones, como por ejemplo el que eso sea bueno para su carrera, o por dejarse ver haciendo buenas obras o por lo que sea, pues siempre lo hace como buen cristiano que es y su rencuentro en su ciudad natal con sus santas costumbres…

No les pareció extraño que a Sadam Husseim, lo desbancaron, capturaron, lo juzgaron y mataron en un santiamén y sin embargo a otros como Pinochet, se pasaran años y años decidiendo si lo juzgaban o no; y así hasta que murió de viejo. No será que acordaron con los seguidores de Sadam, decimos esto, pero le hacemos la cirugía estética, lo ponemos en un sitio determinado, y de ahí no te mueves.

Fíjense que si tan arrogante estaba en el juicio, por qué se dejó la barba y el bigote, si tan orgulloso estaba de sí mismo, por qué cambiar su imagen, si no iba a haber otro cambio posterior, y así, no se recuerde bien cómo era.

Cómo es que no les dieron el Nobel al par de personas que detectaron el par de muertos por lo de las vacas locas; pero si seguro que no se sabía ni con qué reactivos reaccionaban dichos priones para poderlos detectar en el organismo; ni tampoco sobre qué receptores actuaban.

No se sabía nada de cómo actuaban dichas sustancias en el organismo humano, ni tampoco creo yo, detectar dichas variantes en el cuerpo humano.

Hace un par de años, hubo un ex espía, que decía que el gobierno inglés lo había intoxicado con radiactividad, etc; pero señores, si hay formas mucho más sencillas de matar a una persona y que no dejen rastro alguno en el organismo (vean gratis en Internet, el libro que escribí hace más de diez años: “De los locos, locuras”, y si eso ocurrió hace 20 años, imaginen lo que ahora se puede hacer) y verán cómo es fácil hacer que un coche no responda a nuestras órdenes mientras lo conducimos (y por tanto podríamos, por ejemplo, caernos por un precipicio hacia abajo), o bien, que nuestro cuerpo y nuestro cerebro no respondan a lo que le mandamos, o no saber qué hacemos en varios momentos, si por ejemplo vamos conduciendo por sitos escarpados… y así nadie sospechar nada de quien le quiera eliminar, y no con ese método tan cantoso y poco discreto como es envenenamiento por radiactividad…

Acabo con dos reflexiones sobre el hospital más grande de mi ciudad, El Negrín: oigo muchas veces que éste tiene varias salas cerradas porque no tienen para presupuesto de más médicos… pienso yo que a lo mejor es porque dicho hospital está preparado para casos de grandes desastres y para un posible aumento de la población (ya saben que sale más rentable invertir en prevención que cuando suceda lo posible, gastar el dinero el Estado en remediarlo)…

Y ¿saben por qué descuadró un par de eurillos el presupuesto final, cuando se construyó dicho hospital?, pues porque las bolsas de plástico de las papeleras de los baños de todas las habitaciones, por esas fechas, aumentaron de precio.

En definitiva, de lo que veas y oigas, no te creas ni la mitad.

Saludos cordiales:

Servando Blanco.