LA VERDADERA HISTORIA DEL CLUB BILDERBERG (VI): Por Daniel Estulin

Este es el último resumen de este libro, así que si quieren saber de qué trata el mismo en su totalidad, diríjanse al primer resumen y empiecen a leer a partir de éste hacia los siguientes (II, III, IV, etc); o sea, como siempre en estos resúmenes míos sobre libros de cooperación y el mundo pobre. El libro es muy abundante en datos, los cuales yo he obviado por completo en estos resúmenes; piensen que el libro es el resultado de 13 años de investigación por parte del autor.

Capítulo 4:

Hacia una sociedad sin dinero en efectivo (Continuación):

Sigue aquí el autor hablando acerca de las Tarjetas Inteligentes y cosas por el estilo.

El microchip para humanos, según las fuentes del autor, “almacenará nueve datos esenciales: el nombre y el retrato digital, los datos digitalizados de la huella dactilar, la descripción física, su dirección actual y las precedentes, el historial familiar, la ocupación laboral y los ingresos actuales, información fiscal y todas las deudas, sus antecedentes penales si tiene alguno y su nuevo número de la Seguridad Social consistente en 18 dígitos…” En 1.995, ya se pensaba en poner un chip GPS, tan pequeño, que se pudiera implantar en un humano, para poder encontrar las  personas por medio del GPS en cualquier parte del mundo.

Con las tarjetas para transporte de abono mensual o anual de Londres, se piensa en poco tiempo, tener un control total de los movimientos exactos de las personas que los utilizan, y que vivan o trabajen en Londres.

Los organismos de Seguridad del Estado, pueden tener acceso a esos datos. Si estos organismos tienen acceso a todos nuestros datos, los cuales pueden ser usados en juicios, quién nos asegura que si estamos contra el sistema, esos datos no pueden ser manipulados para convertirnos en criminales.

En cuanto a las “Tarjetas de Fidelidad”, que ofrecen los comercios a sus “mejores” clientes, son para estudiar sus gustos, así le recompensan con productos a bajo precio, el cual van subiendo poco a poco; si usted sigue comprándolo, es que está enganchado a dicho producto, con lo cual le podrán subir el precio de forma escandalosa… utilizan los mismos métodos que los traficantes de drogas, para que se conviertan las personas en adictas.

Algunos comercios le ponen chips a sus productos para ver qué tipo de clientes compran sus productos y seguirle los pasos.

El seguir el rastro por todo el mundo de los productos que se venden, sería cuestión de un acuerdo entre las naciones, pues la tecnología para ello, ya existe desde hace años. “¿Hasta qué punto sería más fácil todo esto si los diferentes países estuvieran bajo el paraguas ‘protector’ de un Gobierno Mundial Único?”.

Por ejemplo (otra forma de dominio), para diseñar los nuevos documentos de conducir, el gobierno norteamericano contrató a dos ex directores de diferentes servicios secretos; estos documentos van a tener una cantidad de información de cada uno que realmente parece que nos tienen a todos controlados; como ven, cada vez el control de nuestros actos y afiliaciones es mayor.

Alegando que es para luchar contra el terrorismo, están intentando hacer de todos los norteamericanos, unos informadores domésticos al servicio del Estado; incluso de hermano contra hermano, como dice el autor que hizo Lenin.

Lo que pasa es que “la palabra terrorismo es un eufemismo para designar a cualquiera que esté en contra del Nuevo Orden Mundial”.

Así, si todos forman una Sociedad Global, una vez seamos indeseados por algún gobierno, bien por causas justas o bien injustas, seríamos rechazados por toda esa Sociedad Global, y no podríamos trabajar, ni ir a ningún sitio, pues estaríamos marcados en todos.

Lo mismo con las actuales Tarjetas de Identidad, con las cuales se está llegando, a que no podamos salir nunca de casa sin ellas.

Están saliendo sistemas en que por la foto escaneada de la cara o de la huella dactilar, podemos acceder a una serie de servicios, y ellos, los proveedores de esos servicios, pueden saber todo sobre nosotros al acceder por esos medios a nuestra información.

Lo que ya se hace con los animales de compañía, que al viajar deben estar bien identificados por un chip o un  tatuaje, ya se puede también aplicar fácilmente a humanos.

Algunas sociedades cristianas ven en grabarse en la frente o en la mano, una marca, una seña inequívoca de La Bestia.

Pero no todo está perdido, hay gran cantidad de organizaciones en contra de los deseos de los bilderbergers, que están ganando la batalla a éstos.

Tienen numerosos aliados en varios sitios, incluso en los controlados por los del Club Bilderberg, que aunque están en escalas inferiores, son los ojos de los que están contra el tipo de Nuevo Orden Mundial, planteado por dicho Club.

Los bilderbergers desprecian también el patriotismo, porque es la antítesis de la esclavitud.

Acaba el libro con una serie de apéndices, que no he sintetizado, pues tratan sobre lo mismo dicho en estos resúmenes…

Espero que les haya gustado la serie de resúmenes sobre el Club Bilderberg, aunque como repito, no se trate del mundo pobre y la cooperación (objeto principal de este blog), sino casi, casi, de lo contrario, la explotación y control de las masas por los más poderosos.

Saludos cordiales,

Servando Blanco.

Leave a Reply

*

Captcha Garb (1.4)

Spam protection by WP Captcha-Free