LA VERDADERA HISTORIA DEL CLUB BILDERBERG (V): Por Daniel Estulin

  Capítulo 3:

La conspiración de los Rockefeller y la Comisión Trilateral (Continuación):

Sigo con los resúmenes de este libro, y ya vamos por el quinto resumen; ahí va:

El Club Bilderberg, es la entidad secreta más importante de poder, aunque también la Comisión Trilateral desempeña un gran papel en el desarrollo del Nuevo Orden Mundial.

Esta Comisión Trilateral, se creó en 1.973, y su fundador fue David Rockefeller, con un primer encuentro en Tokio; 65 personas eran de USA, y de ellos, 35 tenían relaciones cruzadas con el CFR.

La misión de la Comisión Trilateral (CT), es hacer cumplir el deseo de los Rockefeller y conseguir una uniformidad ideológica en el mundo.

El propósito aparente de la CT, desde el principio, fue “crear y mantener la asociación entre las clases dirigentes de Norteamérica, Europa Occidental y Japón”; los de la CT, se empeñan en que se debe pensar de forma global, y no en un mundo formado por naciones.

Alguno llamó a la CT, como “la última conspiración internacional de David Rockefeller”, cuyo “objetivo es consolidar, a nivel multinacional, los intereses comerciales y financieros de las grandes empresas a través del control de la política del gobierno de Estados Unidos”.

Auparon a Carter, quien pasó de sólo tener el 4% de apoyo del Partido Demócrata, a ser el elegido por el pueblo, a base de comprar a todos y por sus influencias en, por ejemplo, los medios, a los que dieron órdenes desde el CFR y la CT; así fue elegido Carter, que siguió los dictados de Rockefeller.

En sus discursos durante la campaña, Carter decía cosas como “ha llegado el momento de reemplazar la política de equilibrio de poder con la política del Orden Mundial”.

Lo mismo ocurrió con Felipe González, Mitterrand, Clinton, etc, quienes fueron aupados por esas tres asociaciones citadas.

No importa quién gane, el fin es que el mundo esté en manos de los globalizadores con un Gobierno Único Mundial, regido a la sombra.

Si también financiaron a los comunistas rusos, es porque al final, eso también es un monopolio, el cual, ellos pretendían también obtener; o sea, que todo el mundo trabaje para ellos.

O sea, son mercados monopolistas que pueden explotar sin miedo a la competencia, que es lo que buscan varios millonarios sin escrúpulos.

Los Rockefeller subvencionaron y ayudaron a los líderes comunistas, bien directamente, bien por medio de otras personas y organismos pues éstos compartían la idea de Internacionalismo.

Ejemplos que detalla el libro, son que ayudaron a gente como Lenin y Trosky, o sea, que el socialismo es para los Rockefeller una forma de controlar a la gente y a la competencia.

A modo de anécdota, Trosky se casaría con la hija de uno de los banqueros más ricos, quien también respaldó la revolución bolchevique.

El autor dice que aunque uno no sepa estas cosas, eso no quita para que los protagonistas las sepan.

También habla de las transacciones entre varios bancos rusos y los organismos de los Rockefeller, incluida su propia banca.

La tecnología, la maquinaria de guerra, hierro, etc., fue ofrecida y financiada por USA: si no hay un enemigo visible, no se puede uno armar hasta los dientes para defenderse del mismo. Al ser Rusia un gigante enemigo, la población cede voluntariamente sus derechos y sus libertades individuales…

De todas maneras, los Rockefeller no actúan solos, sino que forman parte de organizaciones, en las cuales, si la sociedad quiere, incluso el más adinerado, de la noche a la mañana, se puede ver en bancarrota; todas las decisiones se deciden en esas organizaciones.

La Comisión Trilateral, en 2.004, entre sus miembros, tenía 8 ex presidentes y 2 ex directores de la CIA. “Todos [los miembros] forman parte de las altas esferas de la élite política, económica y mediática”.

El Club Bilderberg, pide que los militares de la ONU ejerzan un mayor papel militar, y así se conviertan en Policía Global.

 

Capítulo 4:

Hacia una sociedad sin dinero en efectivo:

Si usamos dinero en efectivo, mantenemos el anonimato e independencia, pues compramos y no se sabe dónde ni cómo… en definitiva, nos proporciona libertad.

Ya no solo quieren que usemos las tarjetas de crédito plásticas, con la intención de que estemos todos controlados por los ordenadores de los bancos, sino que van lanzando, poco a poco, lo “cómodo” que sería tener insertado en el cuerpo un microchips, que nos identifique, y con el cual podamos ir de compras sin dinero, sólo exponiendo la zona del chips al lector del ordenador.

Con el pretexto de que es para evitar que se cuele dinero para blanquear, procedente de las drogas, es por lo que los bancos hacen que las operaciones de unos pocos miles de dólares, se haga por medio de las tarjetas de crédito; en realidad los grandes bancos, que hacen transacciones internacionales, están exentos de esto; es por ello, que ellos son los son los que más fácilmente pueden blanquear el dinero de las drogas.

Primero empezarán con las tarjetas inteligentes, que almacenarán nuestros datos identificativos, nuestro estatus laboral y nuestro dinero; con ello el dinero irá desapareciendo, y todo se hará a base de esa tarjeta.

Luego, dirán que esas tarjetas, se pueden extraviar o robar con facilidad e incluso dar lugar a posibles problemas informáticos, etc; al final se dirá, que para acabar con todos los problemas que conlleva tener tarjetas inteligentes, se introducirá por medio de una inyección un chip bajo la piel, que sustituirá también nuestros actuales carné de identidad: “Sin él, no se permitirá a nadie comprar o vender nada”; y ya empieza el control total de todo el mundo por el microordenador chip implantado bajo la piel.

La implantación del microchip, al principio será voluntaria, pero cuando todos empiecen a decir las virtudes del mismo, usted se lo insertará gustoso; y se acabará en ese momento el dinero en metálico; todos estaremos conectados a un ordenador central, que sabrá todo sobre nosotros, incluso nuestras andanzas y compras por todo el mundo.

Esto está diseñado por los bilderbergers, “preparado por Tavistock y ejecutado por los medios de comunicación con un esfuerzo de colaboración por parte de las corporaciones multinacionales”.

En España, Esperanza Aguirre, presentó el brazalete contra los maltratadotes… según dice el autor, esta personalidad, también es miembro del Club Bilderberg.

En principio se pondrá a los delincuentes, al igual que se empezó con registrar la huella dactilar, que sólo se hacía a los delincuentes, lo que ahora se hace a todos…

Ya empiezan también en ciertos lugares a implantar el chip; por ejemplo, en una sala de fiestas barcelonesa, se introduce de forma voluntaria, a sus clientes, un chip por el cual no deben usar dinero en efectivo y “pueden saltarse las colas de entrada, reservar una mesa y utilizar el salón VIP de dicho club…” Y la gente lo ve muy chic, y no piensan que es el control total de las personas.

Los de alguna compañía telefónica, hacen propaganda con el chip en el cuerpo de los jóvenes, es el principio de lo dicho. El máximo representante de esa compañía, también pertenece a dicho Club.

Ya se están haciendo propaganda en varios medios de las virtudes de implantarse un chip bajo la piel, cuyo prototipo, es del tamaño de un grano de arroz. Estos medios de comunicación que cita el autor, pertenecen al Club Bilderberg, la Comisión Trilateral y el CFR.

También crean inestabilidad en las personas, al informar sobre hechos aislados, pero dándoles tintes sensacionalistas, de tal forma que parezca que la sociedad está en peligro; otras veces, crean ellos mismos bandas de delincuentes, para lo mismo, para que la sociedad tema por su seguridad.

Lo mismo efectuando (también mandándolos ellos) secuestros infantiles, dándoles gran publicidad, hasta que de pronto dejan de ser noticia, cuando el público actúa de la forma esperada, o sea, creando inseguridad, con lo cual se piensan mejor cómo controlar en cada momento a sus hijos; la solución está en los chips personales, que los medios de comunicación controlados por el Club, promueven de forma frenética.

Así, poco a poco, irán poniéndoselos en los distintos segmentos poblacionales; al final quedarán los rebeldes, los que luchan contra eso, también los hippie, etc., a los que no intentarán los gobernantes del Gobierno Mundial Único obligar, sino que será la sociedad, el rebaño, los que tras grandes lavados de cerebro por los medios, discriminarán a quienes no se los pongan, los cuales deberán luchar contra la inmensa mayoría.

 

Espero que estos resúmenes les resulten de interés, y disculpen que trate aquí temas no específicos del mundo pobre, pero este libro me resulta sumamente interesante y novedoso; saludos cordiales:

Servando Blanco.