Archive for noviembre, 2009

Todos sabemos…

Jueves, noviembre 19th, 2009

Todos sabemos que pertenecemos al privilegiado mini-grupo que tiene fácil acceso a casi todos los medicamentos, sean esenciales como no; sí, somos ese restringido 15% mundial, que vivimos, en cuestión de medicamentos, como auténticos reyes. Se refleja incluso, en un aumento inusitado de la esperanza de vida en muy pocos años (casi el doble que hace unos setenta años), de tal forma, que casi todos los que oyen y ven cómo vivimos, quieren venir aquí, a intentar, aunque sea trabajando en el sector servicios, tener acceso a ciertas cosas que nosotros accedemos con relativa facilidad.

Está claro que esto no ocurre en la mayor parte del planeta, donde la esperanza de vida y la calidad de vida, son mucho menores y peores que aquí, en nuestra España, aunque estemos en crisis junto con todos los países ricos del mundo; así y todo, vivimos mucho mejor que en gran parte del planeta.

En algunos sitios no muy lejanos (por ejemplo en algunos lugares del África Subsahariana), la esperanza de vida es de 35 años, por eso mismo: por la ausencia de un entramado sanitario eficiente, y un casi nulo acceso a medicamentos esenciales, entre otras cosas, por falta de dinero para poder pagarlos…

¿Sabías que algo de esto podemos intentar paliar contribuyendo con lo que puedas, por ejemplo en el Banco de Medicamentos de Farmacéuticos Sin Fronteras en esta misma Web?

Donativos puntuales, siempre vienen muy bien para ayudar a aquellos menos afortunados que nosotros en cuestión de fármacos (en este caso en concreto), pero si te implicas con una cuota periódica, harás que los profesionales y beneficiarios de esta ONG sepan que cuentan con un determinado dinero fijo, con el cual se pueden hacer y programar proyectos más importantes y sostenibles en el tiempo.

¿No crees que todos deberíamos tener las mismas facilidades de acceso a los medicamentos?, pregúntate por qué nosotros sí, y ellos no; yo no hallo la respuesta…

Anímate, con muy poco que contribuyas, vas a ayudar bastante. Piensa que muchos del planeta, dependen de la caridad de nosotros, los niños mimados de nuestro Primer Mundo…

Sé que todo esto lo sabemos todos, pero no está de más recordarlo y hacerte que observes a tus familiares y amigos, casi todos sanos (o estables con medicación) y robustos… eso sólo se ve aquí, en nuestro privilegiado Primer Mundo, donde tenemos casi todos acceso a medicamentos de calidad y punteros de todo el mundo… aquí, entre nosotros: esperemos que nunca se dé la vuelta a la tortilla y seamos nosotros los que tengamos problemas de acceso a una sanidad y fármacos eficientes, no al menos mientras nosotros vivamos…

Gracias.

Servando Blanco.

Entramos en una nueva forma de gestionar la formación

Lunes, noviembre 16th, 2009

Esta semana entramos en una nuevo forma de entender la formación desde Farmacéuticos Sin Fronteras. Y es que esta semana lanzamos CDAF 2.0, una nueva forma de entender la formación en Cooperación al Desarrollo en el Ámbito Farmacéutico. Por eso estamos contentos y muy orgullosos.

La idea surgió allá por el mes de Marzo en una reunión de Junta Directiva. Paracía una utopia cuando cargado con un portatil, planteé la idea de poder ofrecer a todo aquel que lo quiera nuestra formación hasta el propio salón de su casa. Estabamos recién llegados de INFARMA y había sido muy grande la demanda de este tipo de actividad. Y era un reto, todo un reto similar al que tuvimos cuando comenzamos con el Banco de Medicamentos. Y a dos días de su presentación, puedo decir orgulloso que lo hemos conseguido. Ya tenemos nuestra plataforma web, fruto del esfuerzo de cuantos componemos Farmacéuticos Sin Fronteras. La Programación de la Plataforma, su Planteamiento, los Temarios…..han sido el resultado de un esfuerzo conjunto no sin dificultades. Por ello hoy, al terminar el fin de semana, griposo por cierto, me acuesto con la satisfacción de que mañana-Lunes-, comenzamos una semana que va a hacer historia en Farmacéuticos Sin Fronteras.

Ahh, y a todo el que quiera, le espero en nuestra plataforma.